Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Paquete de otoño del Semestre Europeo: iniciativas para lograr un crecimiento sostenible e integrador

Bruselas, 22 de noviembre de 2017

La Comisión fija las prioridades económicas y sociales de la UE para el año próximo, formula recomendaciones estratégicas para la zona del euro y completa la evaluación de los proyectos de planes presupuestarios de los Estados miembros de dicha zona.

El ciclo del Semestre Europeo de 2018 de coordinación de las políticas económicas, presupuestarias y sociales se acomete en el contexto de una actividad económica sólida en la UE y la zona del euro, de niveles de empleo más elevados que nunca y de tasas de desempleo que están disminuyendo hacia los niveles anteriores a la crisis. Puesto que todos los Estados miembros contribuyen a este fuerte crecimiento, la prioridad es ahora garantizar que esta situación persista y se traduzca en beneficios para todos los ciudadanos europeos. Junto con unas políticas presupuestarias responsables, la realización de reformas estructurales debe centrarse en la creación de las condiciones necesarias para impulsar aún más la inversión y en aumentar el incremento de los salarios reales en apoyo de la demanda interna. El paquete de hoy se basa en las previsiones económicas de otoño de 2017 de la Comisión, así como en las prioridades enunciadas por el presidente Juncker en el Discurso sobre el Estado de la Unión de 2017. También refleja la reciente proclamación del pilar europeo de derechos sociales en la Cumbre Social de Gotemburgo.

Valdis Dombrovskis, Vicepresidente responsable del Euro y el Diálogo Social, ha declarado lo siguiente: «Pese a todas las reformas de los últimos años, la Unión Económica y Monetaria (UEM) sigue estando incompleta. Por esta razón, tenemos que aprovechar el período actual de vacas gordas para reforzar nuestra UEM y hacer nuestras economías más resilientes e integradoras. El mes que viene presentaremos propuestas para seguir reforzando la UEM. Sin embargo, el fortalecimiento de la estructura de la UEM no acaba con la necesidad de políticas presupuestarias, económicas y sociales sólidas a escala nacional. Este es el principal objetivo del Semestre Europeo. Hoy emitimos dictámenes sobre los proyectos de planes presupuestarios y pedimos a los Estados miembros que corren el riesgo de no cumplir el Pacto de Estabilidad y Crecimiento que adopten las medidas necesarias para ajustar su senda presupuestaria».

Marianne Thyssen, comisaria responsable de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral, ha manifestado su satisfacción por el acuerdo alcanzado hoy y ha declarado: «Apenas unos días después de la Cumbre Social y de la proclamación oficial del pilar europeo de derechos sociales, presentamos un Semestre Europeo que lleva a la práctica ese pilar, en pro de una convergencia renovada hacia mejores condiciones de vida y trabajo entre los Estados miembros y dentro de ellos».

Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, ha declarado: «La economía de la zona del euro economía crece a su ritmo más rápido de los diez últimos años y se prevé una reducción del déficit medio por debajo del 1 % del PIB el año que viene, frente a más del 6 % en 2010. Sin embargo, varios Estados miembros siguen soportando altos niveles de deuda pública, lo que limita su capacidad de invertir con vistas al futuro. Estos países deben aprovechar esta oportunidad para sanear sus finanzas públicas, también en términos estructurales, mientras que los Estados que disponen de margen presupuestario deben, en cambio, utilizarlo para sostener la inversión en beneficio de sus ciudadanos».

El crecimiento económico se está acelerando con fuerza y la economía de la zona del euro está en vías de crecer este año a su ritmo más rápido en una década. Impulsan este buen comportamiento un consumo privado resiliente, un crecimiento sólido en todo el mundo y la reducción de las tasas de desempleo. Las economías de todos los Estados miembros se están expandiendo y están mejorando sus mercados de trabajo, mientras que los salarios solo están subiendo con lentitud. La inversión también se está recuperando gracias a unas condiciones de financiación favorables y a un clima económico mucho mejor, tras disiparse la incertidumbre. Las finanzas públicas de los países de la zona del euro han mejorado considerablemente. Puesto que los Estados miembros se encuentran en diferentes fases del ciclo económico, las orientaciones adoptadas hoy destacan la necesidad de alcanzar un equilibrio adecuado entre el apoyo a la expansión económica y la garantía de la sostenibilidad de las finanzas públicas, en particular mediante la reducción de los altos niveles de deuda.

Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento de 2018

Sobre la base de anteriores orientaciones y teniendo en cuenta las diferentes situaciones de los Estados miembros en el ciclo económico, el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento (EPAC) insta a los Estados miembros a impulsar la inversión como forma de apoyar la expansión y aumentar la productividad y el crecimiento a largo plazo. La Comisión también recomienda la introducción de nuevas reformas estructurales necesarias para que la economía europea sea más estable, integradora, productiva y resiliente. Las políticas presupuestarias deben alcanzar el equilibrio adecuado entre la garantía de la sostenibilidad de las finanzas públicas y el apoyo a la expansión económica. La reducción de los altos niveles de deuda y la reconstrucción de estabilizadores presupuestarios deben seguir siendo prioritarias. Colmar las lagunas en materia de fiscalidad, mejorar la calidad de la composición de las finanzas públicas y orientar mejor el gasto pueden contribuir a este esfuerzo. La justicia social sigue siendo una prioridad transversal y los principios y los derechos del pilar europeo de derechos sociales se integrarán en el Semestre Europeo a partir de ahora.

Informe sobre el mecanismo de alerta de 2018

El Informe sobre el mecanismo de alerta (IMA) es un instrumento esencial del Semestre Europeo, cuyo objetivo es prevenir y corregir los desequilibrios que dificultan el correcto funcionamiento de las economías de los Estados miembros, de la zona del euro o de la UE en su conjunto. Sobre la base de los análisis del Informe sobre el mecanismo de alerta, 12 países han sido propuestos para ser objeto de un examen exhaustivo en 2018. Se trata de los mismos países en los que se detectaron desequilibrios en la ronda anterior del procedimiento de desequilibrio macroeconómico (PDM), a saber: Alemania, Bulgaria, Chipre, Croacia, Eslovenia, España, Francia, Irlanda, Italia, los Países Bajos, Portugal y Suecia. La Comisión presentará sus exámenes exhaustivos en el marco de sus informes anuales por países previstos en febrero de 2018.

Proyecto de Informe Conjunto sobre el Empleo

Este año, el proyecto de Informe Conjunto sobre el Empleo es la primera edición que pone en práctica el cuadro de indicadores sociales, una de las herramientas para aplicar el pilar europeo de derechos sociales. El comportamiento de los Estados miembros se evalúa en función de catorce indicadores principales. El Informe Conjunto sobre el Empleo (ICE) también tiene en cuenta las reformas de las políticas nacionales en relación con los objetivos establecidos por el pilar.

El ICE indica la mejora continua del mercado de trabajo. Se han creado unos ocho millones de puestos de trabajo más desde la toma de posesión de la Comisión actual. La tasa de desempleo sigue bajando y se situó en el 7,5 % (el 8,9 % en la zona del euro) en septiembre de 2017, el nivel más bajo desde 2008. Sin embargo, la recuperación del mercado de trabajo no se refleja en una subida de los salarios. En varios Estados miembros, la renta disponible sigue estando por debajo de los niveles anteriores a la crisis.

Propuesta de orientaciones para las políticas de empleo

Las orientaciones para las políticas de empleo presentan prioridades y objetivos comunes para las políticas nacionales de empleo y sientan las bases para las recomendaciones específicas por país (REP). La propuesta de este año armoniza el texto con los principios del pilar europeo de derechos sociales, con vistas a mejorar la competitividad de Europa y hacer que sea un mejor lugar para invertir, crear puestos de trabajo de calidad y fomentar la cohesión social.

Recomendación relativa a la política económica de la zona del euro

La Comisión recomienda una orientación presupuestaria globalmente neutra y una combinación de políticas equilibrada para la zona del euro en su conjunto. Esto debe contribuir a apoyar la inversión y a mejorar la calidad y la composición de las finanzas públicas. En consonancia con las prioridades de la Comisión, también se pide a los Estados miembros que intensifiquen sus esfuerzos por aplicar medidas de lucha contra la planificación fiscal agresiva.

La Recomendación también reclama unas políticas que fomenten el crecimiento sostenible e integrador, y mejoren la resiliencia, el reequilibrio y la convergencia. Debe darse prioridad a las reformas que incrementen la productividad, mejoren el entorno institucional y empresarial, faciliten las inversiones, apoyen la creación de puestos de trabajo de calidad y reduzcan las desigualdades. La Comisión insta a los Estados miembros a conseguir progresos significativos hacia la consecución del mercado único, especialmente en el sector servicios. Los Estados miembros con déficits por cuenta corriente o con una elevada deuda externa deben tratar de incrementar la productividad, mientras que los Estados miembros con superávit por cuenta corriente deben promover el aumento de los salarios y estimular la inversión y la demanda interna.

La Comisión aboga por la introducción de reformas que fomenten la igualdad de oportunidades y el acceso al mercado de trabajo, unas condiciones de trabajo justas, la protección social y la integración. Asimismo, pide a los Estados miembros de la zona del euro que aligere la presión fiscal sobre el trabajo, en particular para los trabajadores de renta baja y los segundos trabajadores.

La recomendación insta a que se siga avanzando en pos de la realización plena consecución de la unión bancaria, en lo que se refiere a la reducción y el reparto de los riesgos, incluyendo un Sistema Europeo de Garantía de Depósitos y poniendo en funcionamiento el mecanismo de protección común para el Fondo Único de Resolución. La supervisión europea de las entidades financieras debe reforzarse para impedir la acumulación de riesgos. También debe acelerarse la reducción del nivel de préstamos no productivos y deben integrarse y desarrollarse los mercados de capitales de la UE con vistas a facilitar el acceso a la financiación, sobre todo para las pymes.

Por último, la Comisión recomienda que se avance rápidamente en la consecución de la Unión Económica y Monetaria, respetando plenamente el mercado interior de la Unión y de una manera abierta y transparente para con los Estados miembros no pertenecientes a la zona del euro.

Dictámenes sobre los proyectos de planes presupuestarios de la zona del euro

La Comisión también ha finalizado su evaluación con vistas a determinar si los proyectos de planes presupuestarios (PPP) de 2018 de los Estados miembros de la zona del euro cumplen las disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC). Ha adoptado dieciocho dictámenes para todos los Estados miembros de la zona del euro, excepto Grecia.

En relación con los dieciséis países del componente preventivo del Pacto de Estabilidad y Crecimiento:

se considera que los PPP de seis países (Alemania, Finlandia, Lituania, Letonia, Luxemburgo y los Países Bajos) cumplen las exigencias del PEC para 2018.

Se considera que los PPP de cinco países (Chipre, Eslovaquia, Estonia, Irlanda y Malta) cumplen en líneas generales las exigencias del PEC para 2018. En el caso de estos países, los planes podrían dar lugar a cierta desviación del objetivo presupuestario a medio plazo de cada país (OMP) o de la senda de ajuste hacia dicho objetivo.

Los PPP de cinco países (Austria, Bélgica, Eslovenia, Italia y Portugal) presentan un riesgo de incumplimiento de las exigencias del PEC para 2018. Los PPP de estos Estados miembros podrían traducirse en una desviación significativa respecto de su senda de ajuste hacia sus OMP respectivos. En el caso de Bélgica e Italia, también se pronostica un incumplimiento del valor de referencia de reducción de la deuda.

En el caso de Italia, la persistencia de una elevada deuda pública es un motivo de preocupación. En una carta a las autoridades italianas, el vicepresidente Dombrovskis y el comisario Moscovici informaron de que la Comisión tiene previsto reevaluar el cumplimiento por parte de Italia del valor de referencia de reducción de la deuda en la primavera de 2018.

En cuanto a los dos países sujetos actualmente al componente corrector del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (esto es, inmersos en un procedimiento de déficit excesivo):

En el caso de Francia, país que podría estar sujeto al componente preventivo a partir de 2018 si se consigue una corrección oportuna y sostenible del déficit excesivo, se considera que el PPP corre el riesgo de incumplir los requisitos del PEC para 2018, ya que las previsiones de otoño de 2017 de la Comisión indican una desviación significativa de la senda de ajuste hacia el OMP y el incumplimiento del valor de referencia para la reducción de la deuda en 2018.

En el caso de España, se considera que el PPP cumple en líneas generales los requisitos del PEC para 2018, ya que las previsiones de otoño de 2017 de la Comisión indican que el déficit global se situará por debajo del valor de referencia del Tratado del 3 % del PIB en 2018, aunque no se prevé que se alcance el objetivo de déficit global y el esfuerzo presupuestario sería significativamente inferior al recomendado.

La Comisión también ha adoptado una serie de medidas en el marco del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

REINO UNIDO

La Comisión recomienda que se cierre el procedimiento de déficit excesivo en el caso del Reino Unido. La previsión de la Comisión confirma el carácter oportuno y sostenible de la corrección por el Reino Unido de su déficit excesivo durante el ejercicio presupuestario 2016-2017.

RUMANÍA

En el caso de Rumanía, la Comisión ha constatado que no se han adoptado medidas eficaces en respuesta a la recomendación de junio del Consejo y propone que este último adopte una recomendación revisada para Rumanía con el fin de que corrija su desviación significativa de la senda de ajuste hacia el objetivo presupuestario a medio plazo. En junio de 2017, el Consejo emitió una recomendación de un ajuste estructural anual del 0,5% del PIB para Rumanía en el marco del procedimiento por desviación significativa (PDS). Teniendo en cuenta lo sucedido desde entonces y la falta de medidas eficaces por parte de Rumanía para corregir su desviación significativa, la Comisión propone ahora una recomendación revisada de un ajuste estructural anual de al menos el 0,8 % del PIB en 2018.

Siguientes pasos

La Comisión invita al Consejo a debatir el paquete y aprobar las orientaciones presentadas hoy, y espera con interés que se celebren conversaciones fructíferas con el Parlamento Europeo sobre las prioridades para la UE y la zona del euro.

Para más información

Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento 2018

Informe sobre el mecanismo de alerta de 2018

Recomendación relativa a la zona del euro de 2018

Informe Conjunto sobre el Empleo de 2018

Propuesta de enmienda de las orientaciones para las políticas de empleo

Comunicación sobre los proyectos de planes presupuestarios de la zona del euro

Siga al vicepresidente Dombrovskis en Twitter: @VDombrovskis

Siga al comisario Moscovici en Twitter: @pierremoscovici

Siga a la DG ECFIN en Twitter: @ecfin

IP/17/4681

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar