Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Cumbre social en favor del empleo justo y el crecimiento: reforzar la dimensión social de la UE

Bruselas, 16 de noviembre de 2017

El 17 de noviembre, el presidente Juncker y el primer ministro sueco, Stefan Löfven, acogerán conjuntamente a los dirigentes de la UE en la primera Cumbre social de la UE en veinte años.

Los presidentes de las instituciones de la UE, los Jefes de Estado o de Gobierno de la UE, los interlocutores sociales y otros agentes clave participarán en la Cumbre social en la ciudad sueca de Gotemburgo, en la que todos ellos mantendrán un debate abierto sobre la manera de fomentar el empleo justo y el crecimiento en la Unión Europea.

Con motivo de la Cumbre social, el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea proclamarán conjuntamente el pilar europeo de derechos sociales, anunciado por primera vez por el presidente Juncker en su discurso sobre el estado de la Unión de 2015 y presentado por la Comisión en abril de 2017. Su proclamación destaca el compromiso común de los dirigentes de la UE por cumplir y promover los veinte principios y derechos consagrados en el pilar.

Durante un almuerzo de trabajo, los dirigentes debatirán asimismo el futuro de la educación y la cultura. Hace tan solo dos días, la Comisión Europea presentó su visión sobre cómo podemos crear, para 2025, un Espacio Europeo de Educación.

Antes de la Cumbre social, el presidente Juncker ha declarado: «Europa está lentamente saliendo de años de crisis económica, pero aún no ha superado la mayor crisis social que ha conocido durante generaciones. Todos nos enfrentamos a los retos del desempleo juvenil, la desigualdad y la transformación del mundo del trabajo. En Gotemburgo, tenemos una oportunidad única para buscar soluciones comunes. Este debería ser un momento histórico: con la proclamación del pilar europeo de derechos sociales, estamos mostrando nuestro compromiso común para proteger y apoyar los derechos a la equidad, la justicia y la igualdad de oportunidades que todos defendemos y que todos los ciudadanos poseen. Este debe ser el primer paso de muchos en esa dirección».

El primer ministro de Suecia, Stefan Löfven, ha añadido: «La Cumbre social pretende lograr mejoras reales en la vida cotidiana de la gente: cómo asegurar que las personas accedan al mercado de trabajo, cómo garantizar empleos justos y unas condiciones de trabajo dignas en todos los Estados miembros y cómo ayudar a la gente en la transición hacia los nuevos empleos del futuro. Con la Cumbre social contraemos un claro compromiso por poner el interés de nuestros ciudadanos en el núcleo de la agenda de la UE».

La Cumbre social se centrará en la manera de obtener el máximo partido de las nuevas oportunidades y de afrontar los retos comunes que tienen ante sí los mercados de trabajo y los modelos de bienestar actuales y futuros. Partiendo de la perspectiva y la experiencia que tiene cada país, los debates contribuirán a configurar un futuro mejor para los europeos. Estos debates se estructurarán en torno a tres sesiones de trabajo paralelas, que abordarán los siguientes temas, respectivamente: «acceso al mercado de trabajo», «empleo justo y condiciones de trabajo» y «apoyo a la transición entre empleos». Las reuniones serán retransmitidas a través de Internet, para permitir el seguimiento de los debates desde toda Europa.

La Cumbre constituye un hito fundamental en el debate más amplio sobre el futuro de Europa iniciado por el Libro Blanco de la Comisión Europea y la hoja de ruta hacia una Unión más unida, más fuerte y más democrática del presidente Juncker, y supone una ocasión única y oportuna para que los agentes clave avancen en la dimensión social de la UE y sus Estados miembros.

Antecedentes

El mundo del trabajo está cambiando rápidamente: la globalización, la revolución digital, los modelos de trabajo cambiantes y las tendencias demográficas brindan nuevas oportunidades y entrañan nuevos retos. Hay 70 millones de europeos que carecen de las capacidades básicas de lectoescritura, de cálculo y digitales, mientras que el 40 % de los empresarios afirma que no puede encontrar a personas con las capacidades necesarias para crecer e innovar. Actualmente, una persona llega a cambiar de empleo hasta diez veces a lo largo de su carrera, y un número cada vez mayor de personas tiene un contrato laboral atípico. Además, la población total de Europa va a aumentar en los próximos años, a la vez que va a reducirse la población en edad de trabajar: si continúan las tendencias actuales, en 2060 habrá 38 millones de europeos menos en edad de trabajar. A día de hoy, hay cuatro trabajadores activos por cada pensionista, y en 2060 la relación será de dos a uno.

Al mismo tiempo, la crisis económica ha dejado profundas marcas en nuestras sociedades, desde el desempleo de larga duración hasta los elevados niveles de deuda pública y privada en muchas partes de Europa. Gracias a una actuación decidida a todos los niveles, la economía de la UE ha vuelto a una situación más estable. No obstante, aún existen importantes desigualdades sociales y muchas dificultades persistentes a las que hacer frente, como las diferencias en la protección social entre los trabajadores con contratos estándar y atípicos, la brecha salarial de género y el acceso desigual a los bienes y servicios para las personas con discapacidad y otros grupos vulnerables. También hay quien cuestiona si la innovación, los cambios tecnológicos y las ventajas y las cargas aparejadas a unos mercados y unas sociedades más abiertos están distribuidos de manera uniforme en la sociedad.

El debate sobre el futuro de Europa y la necesidad de que la UE y sus Estados miembros satisfagan más las expectativas de los ciudadanos y ofrezcan resultados a todos los europeos están en el núcleo de la agenda de la UE. Tras la reunión de Bratislava de 16 de septiembre de 2016 y la reunión de La Valeta de 3 de febrero de 2017, la declaración adoptada por los dirigentes de la UE en la reunión de Roma de 25 de marzo de 2017 abogó por lo siguiente: «En los diez próximos años queremos una Unión más segura y protegida, próspera, competitiva, sostenible y socialmente responsable, que tenga la voluntad y la capacidad de desempeñar un papel fundamental en el mundo y de modelar la globalización. Queremos una Unión en la que los ciudadanos tengan nuevas oportunidades de desarrollo cultural y social y de crecimiento económico».

El 1 de marzo de 2017, la Comisión Europea presentó su contribución al debate: un Libro Blanco sobre el futuro de Europa, seguido de un documento de reflexión sobre la dimensión social de Europa y la presentación del pilar europeo de derechos sociales el 26 de abril de 2017. Se han presentado diversas propuestas en este ámbito en los últimos años.

El Gobierno sueco está participando activamente en el debate sobre el futuro de Europa y, desde el inicio de su mandato, ha situado entre las prioridades de su agenda política unas condiciones laborales justas, el crecimiento inclusivo, la igualdad de oportunidades y un diálogo social eficaz.

Para más información

Sitio web de la Cumbre social en favor del empleo justo y el crecimiento

Fichas informativas:

Sitio web del pilar europeo de derechos sociales

Texto oficial del pilar europeo de derechos sociales

 

 

Anexo

Con arreglo al Eurobarómetro «Futuro de Europa» sobre cuestiones sociales publicado hoy, más de ocho de cada diez europeos consideran que la economía de libre mercado debe ir de la mano de un alto nivel de protección social.

 

Imagen 1

 

Imagen 2

 

El desempleo y las desigualdades sociales se perciben como grandes retos:

 

Imagen 3

 

Una gran mayoría de los encuestados (66 %, lo que supone seis puntos más que hace un año) considera que la UE ofrece una perspectiva de futuro a los jóvenes europeos:

 

Imagen 4

 

Por último, lograr unas condiciones de vida equiparables es esencial para el futuro de Europa según más de la mitad de los encuestados (52 %):

 

Imagen 5

IP/17/4643

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar