Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Las autoridades de consumo y la Comisión Europea instan a Volkswagen a completar la reparación de los automóviles afectados por el escándalo de las emisiones

Bruselas, 7 de septiembre de 2017

Las autoridades de consumo y la Comisión de la UE han enviado una carta conjunta al presidente de Volkswagen por la que se insta a este grupo a reparar rápidamente todos los automóviles afectados por el escándalo del diésel.

Se trata de una acción coordinada de las autoridades de consumo de la UE para garantizar que el grupo Volkswagen respete el Derecho de los consumidores tras el escándalo y sea proactivo respecto de los consumidores afectados. Las autoridades de consumo de toda la Unión Europea siguen recibiendo indicios de que muchos de los automóviles afectados siguen sin reparar.

A raíz de las conversaciones con la comisaria Jourová en 2016, Volkswagen se comprometió a reparar todos los vehículos afectados a más tardar en el otoño de 2017. Las autoridades de consumo de la UE, encabezadas por la autoridad nacional neerlandesa de consumo y mercados (ACM), instan hoy a Volkswagen a confirmar, en el plazo de un mes, que se cumplirá este plan. Exigen plena transparencia en este proceso, incluida una exposición detallada de lo que se ha realizado y de lo que queda por hacer. Volkswagen debe garantizar la resolución de cualquier problema que pueda surgir después de la reparación, ya que la Comisión ha exigido que todos los vehículos de Volkswagen afectados se ajusten plenamente a las normas de homologación.

La comisaria Jourová ha declarado: «Me complace comprobar que las autoridades de consumo, en su calidad de autoridades encargadas de la ejecución del Derecho de la UE, están unidas frente a Volkswagen e insisten en el cumplimiento de nuestras exigencias. Al actuar de manera conjunta, las autoridades de consumo pueden garantizar la observancia del Derecho de los consumidores de la UE en todo el territorio de la Unión. Esto es especialmente importante a la hora de abordar problemas paneuropeos, como el asunto VW, que afecta a más de ocho millones de consumidores de diversos Estados miembros. Gracias a la actual posición conjunta, los consumidores de la UE pueden estar seguros de que tanto las autoridades de consumo de los Estados miembros como la Comisión Europea están de su parte y que no se tolerarán medidas insuficientes.

Las autoridades de la Red de CPC esperan las reacciones de Volkswagen respecto a, entre otras cosas, lo siguiente:

  • Transparencia y comunicación: Volkswagen debe informar individualmente a los consumidores de las reparaciones a la mayor brevedad. Volkswagen debe facilitar a los consumidores información suficiente para permitirles tomar una decisión con conocimiento de causa. En consonancia con la Directiva sobre las prácticas comerciales desleales, se debe incluir información como la siguiente:

o razones claras y precisas de la reparación del vehículo;

o lo que conlleva una reparación;

o procedimiento que se ha de seguir para que se repare el vehículo;

o consecuencias posibles o ciertas de no hacer reparar los vehículos;

o los Estados miembros en que no podrán circular los vehículos a falta de reparación y la fecha correspondiente.

  • Informar a los consumidores y a los propietarios de vehículos de segunda mano fuera de los concesionarios de Volkswagen: En el caso de los consumidores que hayan comprado sus vehículos fuera de los concesionarios de Volkswagen o que realicen su mantenimiento fuera de estos concesionarios (por ejemplo, automóviles de segunda mano, automóviles comprados directamente a los importadores), Volkswagen debe hacer todo lo posible por informar a estos propietarios de sus automóviles.
  • Medida de generación de confianza: Las autoridades de consumo se han congratulado de la medida de generación de confianza anunciada por el grupo Volkswagen, que ofrece garantías a los consumidores sobre la reparación. Las autoridades de la Red de CPC han pedido a Volkswagen que tome iniciativas para comunicar este extremo a todos los interesados, sin limitarlo a solo algunas partes del vehículo ni a un período determinado, y ofreciendo una garantía jurídicamente vinculante de que el rendimiento de los vehículos se mantendrá tras las reparaciones.
  • Apoyo a los concesionarios en el proceso de reparación: Si bien la responsabilidad de garantizar la homologación de los automóviles recae en los fabricantes, en virtud de la Directiva sobre sistemas de garantía y las garantías de los bienes de consumo, es el vendedor el responsable de cualquier fallo en el momento de la entrega de los bienes. Las autoridades piden a Volkswagen que utilicen todos los medios posibles para facilitar el trabajo de los concesionarios de automóviles.
  • Ampliación del proceso de reparación: Las autoridades de consumo de la UE piden a Volkswagen que confirme el calendario de reparación de todos los vehículos. En caso de que el proceso de reparación se prolongue después del otoño de 2017, Volkswagen debe comprometerse a ampliar el período de reparación gratuita del programa informático durante el tiempo que resulte necesario, a fin de observar su obligación de garantizar que todos los automóviles se ajusten al Derecho de la UE en materia de consumo.

Siguientes etapas

Las autoridades de consumo de la UE instan a Volkswagen a que responda en el plazo de un mes a su solicitud y que entable un diálogo a nivel europeo. Corresponderá a cada Estado miembro decidir las medidas necesarias si Volkswagen no reacciona ante esta posición común o no se puede alcanzar un acuerdo. Las autoridades podrán adoptar medidas ajustadas a sus circunstancias locales, incluidas medidas ejecutivas en caso necesario.

Contexto

El Reglamento sobre cooperación en materia de protección de los consumidores en la UE (CPC) reúne a las autoridades nacionales de consumo en una red paneuropea de cumplimiento de la ley. En el marco de esta red, una autoridad nacional de un país de la UE puede dirigirse a su homóloga en otro país de la UE para pedirle que intervenga en caso de infracción transfronteriza del Derecho de consumo de la UE.

Esta cooperación es aplicable al Derecho de consumo, que abarca diversos ámbitos, como la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, la Directiva sobre los derechos de los consumidores o la Directiva sobre sistemas de garantía y las garantías de los bienes de consumo.

En virtud de la normativa CPC, las autoridades examinan periódicamente cuestiones de interés común en materia de protección de los consumidores en el mercado único y coordinan sus actividades de vigilancia del mercado y eventuales medidas ejecutivas. La Comisión facilita el intercambio de información entre las autoridades competentes, así como su coordinación.

Para más información

Política de consumidores de la UE

IP/17/3102

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar