Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

La Comisión moderniza las normas europeas sobre los derechos de los viajeros de ferrocarril

Bruselas, 28 de septiembre de 2017

La Comisión Europea actualiza las normas europeas sobre los derechos de los viajeros de ferrocarril para mejorar la protección de los viajeros en caso de retrasos, cancelaciones o discriminaciones.

Los viajeros de ferrocarril deben estar plenamente protegidos, con independencia del lugar de la UE por donde viajen. La Comisión quiere también garantizar una información adecuada a los viajeros y reforzar considerablemente los derechos de los viajeros con discapacidad o movilidad reducida. Al mismo tiempo, la propuesta de la Comisión es proporcionada y reconoce que, en circunstancias estrictas, los operadores ferroviarios pueden quedar exentos de su obligación de indemnizar a los viajeros en caso de retraso.

La comisaria de Transportes, Violeta Bulc, ha señalado lo siguiente: «Gracias a la UE, los viajeros tienen toda una serie de derechos, con independencia del lugar de la UE por donde viajen. Sin embargo, todavía hay demasiados viajeros y viajeros pendulares de ferrocarril europeos que aún no están debidamente informados de sus derechos. Esto es lo que queremos arreglar con nuestra propuesta. Confío en que nuestra iniciativa refuerce el sector, logrando el justo equilibrio entre la protección de los viajeros y la competitividad del sector ferroviario».

La propuesta de la Comisión actualiza las normas vigentes sobre los derechos de los viajeros de ferrocarril en cinco áreas esenciales:

1. Aplicación uniforme de la normativa: los servicios de larga distancia nacionales y los servicios transfronterizos urbanos, suburbanos y regionales ya no podrán quedar exentos de la aplicación de las normas sobre los derechos de los viajeros. Solo cinco Estados miembros [1] aplican hoy plenamente las normas, mientras que otros han establecido exenciones de diverso grado. Esto priva en una medida considerable a los viajeros de sus derechos.

2. Información y ausencia de discriminación: mejora de la provisión de información sobre los derechos de los viajeros, por ejemplo imprimiéndola en el billete. Los viajeros que utilizan servicios conectados con billetes distintos deben ser informados de si sus derechos se aplican a todo el viaje o solo a los distintos segmentos. Se prohíbe la discriminación por razón de nacionalidad o residencia.

3. Mejora de los derechos de las personas con discapacidad o movilidad reducida: obligatoriedad del derecho de asistencia en todos los servicios e indemnización total por pérdida o daños producidos en los equipos de movilidad. Debe facilitarse la información pertinente en formatos accesibles, y el personal ferroviario debe recibir formación de sensibilización en materia de discapacidad.

4. Control del cumplimiento, procedimientos de tramitación de quejas y sanciones: plazos y procedimientos claros para la tramitación de quejas, y responsabilidades y competencias claras de las autoridades nacionales responsables de la aplicación y el control del cumplimiento de los derechos de los viajeros.

5. Proporcionalidad y equidad: una cláusula de «fuerza mayor» eximirá a las empresas ferroviarias de pagar indemnizaciones en caso de retrasos provocados por desastres naturales que no hayan podido prever ni evitar. Según la normativa actual, las empresas ferroviarias están obligadas a pagar indemnizaciones incluso en tales situaciones.

Próximas etapas

La propuesta de la Comisión debe someterse ahora al examen y la aprobación del Parlamento Europeo y el Consejo (es decir, de los Estados miembros) antes de entrar en vigor.

El mercado único del transporte de viajeros por ferrocarril está actualmente en proceso de desarrollo; en este contexto, se prevé la introducción de la competencia en los mercados nacionales. Unos servicios ferroviarios de gran calidad y la protección de los derechos de los usuarios son esenciales para la consecución del objetivo de aumentar la cuota del transporte por ferrocarril respecto a otros modos de transporte.

Contexto

La Unión Europea es el único espacio del mundo en el que los ciudadanos están protegidos mediante toda una serie de derechos cuando viajan en avión, en tren, en autobús y en autocar. La legislación de la UE sobre los derechos de los viajeros de ferrocarril entró en vigor en diciembre de 2009.

Al amparo de las normas europeas, en algunos Estados miembros los viajeros pueden, por ejemplo, tener derecho a recibir una indemnización económica si su tren llega a su destino con un retraso de una hora o más. Los viajeros que sufren retrasos pueden también tener derecho a recibir comida y refrescos (en proporción a su tiempo de espera), y alojamiento en caso de que se vean obligados a pernoctar.

Puede consultarse toda la información pertinente en el sitio web «Tu Europa», donde los derechos de los viajeros figuran traducidos a todas las lenguas de la UE. Asimismo, existe una aplicación para teléfonos inteligentes, que puede descargarse gratuitamente, para Google AndroidiPhoneiPad y Windows Phone.

 

[1] Bélgica, Dinamarca, Italia, los Países Bajos y Eslovenia.

IP/17/2009

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar