Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Unión de la Seguridad: Actuación contra la importación ilegal de bienes culturales para financiar el terrorismo

Bruselas, 13 de julio de 2017

Unión de la Seguridad: Actuación contra la importación ilegal de bienes culturales para financiar el terrorismo

La Comisión Europea ha presentado hoy nuevas normas para reprimir la importación ilegal y el tráfico de bienes culturales procedentes de fuera de la UE, tráfico relacionado a menudo con la financiación del terrorismo y otras actividades delictivas. La propuesta de hoy constituye una de las medidas finales establecidas en el plan de acción de la Comisión para reforzar la lucha contra la financiación del terrorismo. Atajará este tráfico mediante la prohibición de importar en la UE bienes culturales exportados ilegalmente de sus países de origen. La propuesta se presenta tan solo unos días después de que el G-20 haya hecho en Hamburgo un llamamiento a los países para abordar la financiación del terrorismo, incluido el saqueo y el tráfico de antigüedades.

El vicepresidente primero, Frans Timmermans, ha declarado: «El dinero es el oxígeno de organizaciones terroristas como Daesh. Estamos adoptando medidas para bloquear todas sus fuentes de financiación, incluido el comercio de bienes culturales, ya que los terroristas obtienen financiación del saqueo de yacimientos arqueológicos y de la venta ilegal de bienes culturales. Esta propuesta facilita a las autoridades aduaneras las herramientas adecuadas para que el mercado de la UE quede cerrado a dichos bienes».

Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, ha afirmado: «El tráfico ilegal de bienes culturales es motivo de grave preocupación. Esta actividad puede causar graves daños al patrimonio cultural de los países que menos pueden permitirse proteger sus intereses. Esta fuente de fondos puede contribuir directamente a la financiación de actos de terrorismo y debe bloquearse en su origen». 

Tibor Navracsics, comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, ha declarado: «El saqueo y el tráfico ilícito de bienes culturales priva a los ciudadanos de los países afectados de una parte de su identidad cultural y destruye el patrimonio cultural de la humanidad. Hoy demostramos el compromiso de la Comisión con la protección de este patrimonio mundial, que vamos a demostrar durante el Año Europeo del Patrimonio Cultural en 2018».

En la actualidad, la UE aplica prohibiciones sobre las mercancías procedentes de Irak y Siria, pero no existe una normativa general de la UE sobre la importación de bienes culturales. Exportadores e importadores sin escrúpulos pueden aprovechar las normas vigentes para destinar los beneficios a financiar actividades ilegales, como el terrorismo. Las legislaciones nacionales divergentes e ineficaces vigentes en este ámbito hacen necesaria la acción de la UE para garantizar un tratamiento coherente de las importaciones de bienes culturales en todas las fronteras exteriores de la UE. Esto contribuirá a evitar que lleguen fácilmente a la UE bienes culturales ilícitos, lo que va en detrimento directo de la vida cultural, histórica y arqueológica del país de origen.

Los planes de las nuevas medidas se fijaron por primera vez como parte de la Agenda Europea de Seguridad de la Comisión y de su plan de acción de 2016 para reforzar la lucha contra la financiación del terrorismo. En febrero de 2016, los Estados miembros de la UE recordaron la importancia de reforzar cuanto antes la lucha contra el comercio ilegal de bienes culturales y pidieron a la Comisión que propusiera medidas legislativas a este respecto lo antes posible.

En ellas se establece una serie de acciones que garantizan que la importación de bienes culturales ilícitos resulte mucho más difícil en el futuro:

- Una nueva definición común de la UE de «bienes culturales» en el momento de la importación, que abarca una amplia gama de objetos, tales como hallazgos arqueológicos, rollos de escritura antiguos, restos de monumentos históricos, obras de arte, colecciones y antigüedades. Las nuevas normas se aplicarán únicamente a los bienes culturales que han demostrado presentar mayores riesgos, es decir, los que tengan más de 250 años de antigüedad en el momento de la importación.

- Introducción de un nuevo sistema de concesión de licencias para la importación de objetos arqueológicos, partes de monumentos y antiguos manuscritos y libros. Los importadores deberán obtener licencias de importación de las autoridades competentes en la UE antes de introducir tales bienes en la UE.

- En el resto de categorías de bienes culturales, los importadores tendrán que someterse a un sistema de certificación más riguroso, mediante la presentación de una declaración firmada o de una declaración jurada como prueba de que las mercancías han sido exportadas legalmente desde el tercer país.

- Las autoridades aduaneras también tendrán la facultad de incautar y retener las mercancías cuando no pueda demostrarse que los bienes culturales de que se trate hayan sido legalmente exportados.

Están previstas campañas de concienciación destinadas a los compradores de bienes culturales, tanto importadores profesionales del mercado del arte como compradores de bienes culturales en Europa. En paralelo, los Estados miembros organizarán sesiones de formación para los funcionarios de aduanas y otros cuerpos policiales a fin de mejorar su capacidad para reconocer los cargamentos sospechosos y cooperar de forma más eficaz en la prevención del comercio ilícito.

Los Estados miembros de la UE estarán obligados a garantizar sanciones efectivas, proporcionadas y disuasorias para aquellas personas que no cumplan las normas, especialmente para aquellas que hagan declaraciones falsas o proporcionen información falsa.

Contexto

Facciones beligerantes y entidades terroristas han cometido en todo el mundo una serie de delitos contra el patrimonio cultural común. Informes recientes han demostrado también que valiosas obras de arte, esculturas y artefactos arqueológicos se venden e importan en la UE con origen en determinados terceros países y que los beneficios pueden destinarse a financiar actividades terroristas.

En lo que se refiere a la importación y a la circulación de arte y antigüedades, los Estados miembros de la UE aplican actualmente la legislación aduanera general, el código aduanero de la Unión. También se aplica legislación específica a los bienes culturales procedentes de Irak y Siria. En los últimos años, ha quedado cada vez más de manifiesto que estas normas no son suficientes en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales.

En julio de 2017, el G-20 pidió a los países que atajaran todas las fuentes alternativas de financiación del terrorismo, incluidos… el saqueo y el tráfico de antigüedades. Del mismo modo, el G7 ha pedido medidas sobre estas actividades en terceros países

La importancia de la protección del patrimonio cultural se destacará en 2018, el Año Europeo del Patrimonio Cultural, mediante una serie de actividades que se celebrarán a escala europea, nacional, regional y local. El objetivo es dar a conocer la importancia del patrimonio cultural y promover formas innovadoras y participativas de conservarlo para las generaciones futuras.

Se estima que el mercado mundial de arte y antigüedades auténticas representaba 56 000 millones de euros de ventas en 2016, y el valor total del mercado europeo alcanzaba unos 19 000 millones de euros, aproximadamente.

Próximos pasos

La propuesta de Reglamento se presentará ahora al Parlamento Europeo y al Consejo de la UE. La Comisión espera que se adopte rápidamente en el proceso de codecisión.

Más información

Preguntas y respuestas sobre la nueva propuesta para luchar contra el comercio ilícito de bienes culturales

Página web de la DG TAXUD sobre la nueva propuesta para luchar contra el comercio ilícito de bienes culturales

Más información sobre el Año Europeo del Patrimonio Cultural

IP/17/1932

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar