Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

La Comisión introduce nuevas medidas para luchar contra la caza furtiva y poner fin al comercio de marfil en bruto

Bruselas, 16 de mayo de 2017

La Comisión Europea pretende poner fin a la exportación de marfil en bruto antiguo a partir del 1 de julio, con la adopción de nuevas orientaciones sobre las normas de la UE que regulan el comercio de marfil.

La decisión de hoy, prevista en el Plan de acción de la UE contra el tráfico de especies silvestres, contribuirá a impedir que el comercio legal de marfil estimule el tráfico internacional de marfil, que ha aumentado de manera significativa durante la última década.

Asimismo, la Comisión Europea concederá una nueva ayuda financiera por valor de 2,25 millones EUR a la Secretaría de la Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres (CITES) con el fin de contribuir a la aplicación de las decisiones sobre el comercio internacional de especies silvestres acordadas en la Conferencia de las Partes en la Convención CITES en octubre de 2016.

El comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, ha declarado lo siguiente: «La lucha contra el tráfico internacional de marfil es una batalla que no podemos permitirnos perder. Al poner fin a las exportaciones de colmillos de marfil y otros marfiles en bruto, estamos a la altura de nuestras responsabilidades y cumplimos el compromiso siguiente de nuestro Plan de acción contra el tráfico de especies silvestres. Nuestra ayuda financiera a los países en vías de desarrollo reforzará su capacidad para aplicar la Convención CITES, lo cual es esencial para lograr avances en la lucha contra la caza furtiva y garantizar el comercio sostenible de especies silvestres.».

La exportación legal de objetos de marfil antiguos de la UE a Asia ha aumentado desde 2012 hasta alcanzar un nivel que podría intensificar la demanda mundial de marfil y ser utilizado como cobertura para su comercio ilegal. Así ocurre, sobre todo, con los colmillos de marfil, que representan la mayor parte del tráfico de marfil. Para hacer frente a este problema, la Comisión ha adoptado hoy un documento de orientación en el que recomienda que, a partir del 1 de julio de 2017, los Estados miembros de la UE suspendan la expedición de documentos de exportación para el marfil en bruto. En la práctica, ello significa el fin de la exportación de marfil en bruto, salvo en el caso de los artículos científicos y educativos. Además, el documento de orientación, elaborado en estrecha colaboración con los Estados miembros, establece que estos deben interpretar estrictamente las normas a la hora de autorizar otras actividades de comercio de marfil para así garantizar el origen legal de los artículos.

La UE ya cuenta con unas normas muy estrictas sobre comercio de marfil. En virtud de estas normas, el comercio de marfil está prohibido, con excepción de los artículos adquiridos antes de 1990, año en que todos los elefantes africanos obtuvieron la máxima protección al amparo de la CITES.

La adopción de orientaciones sobre el comercio de marfil responde al compromiso contraído por la UE y sus Estados miembros en el marco del Plan de acción contra el tráfico de especies silvestres, adoptado en 2016. También responde a las peticiones del Parlamento Europeo y de la sociedad civil. En los próximos meses, la Comisión recogerá datos y consultará a las partes interesadas y al público en general para determinar si son necesarias restricciones adicionales del comercio de marfil.

Contexto

A pesar de la prohibición internacional del comercio de marfil, la caza furtiva de elefantes y el tráfico de marfil han alcanzado niveles récord. Se calcula que anualmente son objeto de caza furtiva de 20 000 a 30 000 elefantes africanos. Las confiscaciones de marfil ascendieron a más de 40 toneladas en 2015. El aumento de la demanda de productos de marfil en Asia es una de las principales razones de este aumento del tráfico.

La UE apoya desde hace tiempo la labor de la Convención CITES, que regula el comercio internacional de unas 35 000 especies de animales y plantas. Las 183 Partes en la CITES adoptaron una serie de decisiones importantes contra el tráfico de especies silvestres en su última reunión, celebrada en octubre de 2016. Los 2,25 millones EUR destinados a la Secretaría de la CITES contribuirán a la aplicación de estas decisiones. Los fondos se utilizarán para ayudar a las Partes en la CITES a garantizar que el comercio internacional de especies marinas amenazadas (tiburones, rayas o anguilas) sea legal y sostenible, con el fin de responder a las inquietudes que suscita el comercio fraudulento de animales criados en cautividad y mejorar la capacidad de los países en vías de desarrollo para cumplir sus obligaciones en el marco de la Convención CITES. Dichos fondos se añaden a muchos otros programas apoyados por la UE contra el tráfico de especies silvestres, como el programa para minimizar la matanza ilegal de elefantes y otras especies en peligro de extinción o el proyecto UNODC-CITES sobre observancia de la normativa y gestión de la demanda con respecto a las especies silvestres de Asia. En los próximos meses, la UE tiene la intención de incrementar su ayuda financiera y apoyar el desarrollo de capacidades en la lucha contra el tráfico de especies silvestres.

Para más información

Nota sobre el comercio de marfil

Documento de orientación

Plan de acción y documento de trabajo de los servicios de la Comisión

IP/17/1308

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar