Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Reforma bancaria de la UE: bancos sólidos para apoyar el crecimiento y restablecer la confianza

Bruselas, 23 de noviembre de 2016

La Comisión presenta hoy un paquete global de reformas destinadas a aumentar la resiliencia de los bancos en la UE.

Partiendo de las actuales normas bancarias de la UE, la propuesta pretende completar el programa normativo post-crisis, asegurando que el marco regulador dé respuesta a todos aquellos retos que aún se planteen para la estabilidad financiera, y garantizando al mismo tiempo que los bancos puedan seguir respaldando la economía real.

Los bancos desempeñan un papel fundamental a la hora de financiar la economía y promover el crecimiento y el empleo. Son una fuente primordial de financiación para los hogares y las empresas. A raíz de la crisis financiera, la UE puso en marcha una ambiciosa reforma del sistema de regulación financiera para recuperar la estabilidad financiera y la confianza en los mercados. Las propuestas de hoy tienen por objeto completar el programa de reforma, instrumentando algunos elementos pendientes que son esenciales para reforzar la capacidad de los bancos de resistir ante las potenciales turbulencias. Las propuestas también perfeccionan, cuando es necesario, algunos aspectos del nuevo marco regulador para hacerlo más favorable al crecimiento y proporcionado al tamaño, la complejidad y el perfil empresarial de los bancos. También incluyen medidas que apoyarán a las pymes y respaldarán la inversión en infraestructura.

El vicepresidente de la Comisión Valdis Dombrovskis, responsable de Estabilidad Financiera, Servicios Financieros y Unión de los Mercados de Capitales, ha declarado: «Europa necesita un sector bancario fuerte y diverso para financiar la economía. Necesitamos que los bancos concedan préstamos para que las empresas inviertan, sigan siendo competitivas y vendan en mercados más amplios, y para que los hogares puedan planificar su futuro. Hoy hemos presentado nuevas propuestas de reducción del riesgo que se basan en las normas mundiales acordadas, teniendo en cuenta al mismo tiempo las especificidades del sector bancario europeo.»

Las medidas propuestas hoy forman también parte del trabajo que está realizando la Comisión para reducir el riesgo del sector bancario, según lo señalado en su Comunicación titulada «Hacia la culminación de la unión bancaria» (noviembre de 2015). Asimismo, están en consonancia con las conclusiones del Consejo ECOFIN del mes de junio, que invitó a la Comisión a presentar las propuestas pertinentes, a más tardar, a finales de 2016.

Las propuestas modifican los actos legislativos siguientes:

Las medidas presentadas hoy incorporan las normas internacionales al derecho de la UE, teniendo en cuenta al mismo tiempo las especificidades europeas y evitando las repercusiones adversas sobre la financiación de la economía real. Además, tienen en cuenta los resultados de la convocatoria de datos.

Detalle de las propuestas

Las propuestas constan de los siguientes elementos fundamentales:

1. Medidas destinadas a aumentar la resiliencia de las entidades de la UE y propiciar la estabilidad financiera

Las propuestas integran los elementos pendientes del marco regulador acordado recientemente en el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (CSBB) y el Consejo de Estabilidad Financiera, e incluyen:

  • Requisitos de capital más sensibles al riesgo, en particular en lo que respecta al riesgo de mercado, el riesgo de contraparte y las exposiciones frente a entidades de contrapartida central (ECC).

  • Métodos de instrumentación que pueden reflejar con más precisión los riesgos reales a los que están expuestos los bancos.

  • Una ratio de apalancamiento vinculante para impedir todo apalancamiento excesivo de las entidades.

  • Una ratio de financiación estable neta (NSFR, por sus siglas en inglés) vinculante, para evitar la excesiva dependencia de la financiación mayorista a corto plazo y reducir el riesgo de financiación a largo plazo.

  • La obligación para las entidades de importancia sistémica mundial (EISM) de mantener unos niveles mínimos de capital y otros instrumentos que soporten las pérdidas en caso de resolución. Este requisito, conocido como «capacidad total de absorción de pérdidas», se integrará en el sistema actual de requisitos mínimos de fondos propios y pasivos admisibles, aplicable a todos los bancos, y reforzará la capacidad de la UE para resolver las entidades de importancia sistémica mundial que dejen de ser viables, preservando a un tiempo la estabilidad financiera y minimizando los riesgos para el contribuyente. Se propone una clasificación nacional armonizada a efectos de insolvencia de los instrumentos de deuda no garantizados, a fin de facilitar la emisión por los bancos de dichos instrumentos de deuda aptos para la absorción de pérdidas.

2. Medidas para mejorar la capacidad de los bancos de conceder préstamos para respaldar la economía de la UE

En particular, se proponen medidas específicas para:

  • Reforzar la capacidad de los bancos para conceder préstamos a pymes y financiar proyectos de infraestructura.

  • En el caso de los bancos pequeños y sin una estructura compleja, reducir la carga administrativa que conllevan algunas normas en materia de remuneración (en concreto, aquellas sobre aplazamiento y remuneración mediante instrumentos tales como acciones), que resultan desproporcionadas para tales bancos.

  • Hacer las normas del RRC y la DRC más proporcionadas y menos gravosas para las entidades más pequeñas y menos complejas, al considerarse que algunas de las obligaciones de presentación de información al público o las autoridades o algunos de los complejos requisitos relacionados con la cartera de negociación no están justificados por motivos prudenciales. La convocatoria de datos y el análisis llevado a cabo por la Comisión han puesto de manifiesto que el marco actual puede aplicarse de manera más proporcionada, teniendo en cuenta su situación específica.

3. Medidas para facilitar en mayor grado el papel de los bancos en la consecución de mercados de capitales más profundos y líquidos en la UE, con el fin de apoyar la creación de una unión de los mercados de capitales

Se prevén ajustes específicos de las medidas propuestas con objeto de:

  • Evitar requisitos de capital desproporcionados en relación con las posiciones de la cartera de negociación, incluidas las relativas a actividades de creación de mercado.

  • Reducir los costes de emisión/tenencia de determinados instrumentos (bonos garantizados, instrumentos de titulización de elevada calidad, instrumentos de deuda soberana, derivados con fines de cobertura).

  • Evitar posibles desincentivos para las entidades que actúan como intermediarios para los clientes en relación con operaciones compensadas por entidades de contrapartida central.

Estas propuestas legislativas se presentarán ahora al Parlamento Europeo y al Consejo para su examen y adopción.

Antecedentes

En su Comunicación de 24 de noviembre de 2015[1], la Comisión Europea se comprometió a presentar propuestas legislativas basadas en acuerdos internacionales, con el fin de solucionar las deficiencias detectadas en el actual marco prudencial. Este compromiso concreto se inscribía en el paquete de medidas de reducción del riesgo destinadas a avanzar en la culminación de la unión bancaria.

Para más información

Véase nuestra sección de preguntas y respuestas

RRC/DRC IV

Directiva sobre reestructuración y resolución bancarias

Mecanismo único de resolución

 

[1]Comunicación «Hacia la culminación de la unión bancaria», COM(2015) 587 final de 24.11.2015.

IP/16/3731

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar

Documents


CRR_factsheet.pdf