Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Paquete de otoño del Semestre Europeo: En pro de una recuperación económica más firme e integradora

Bruselas, 16 de noviembre de 2016

La Comisión fija las prioridades económicas y sociales de la UE para el año próximo, confirma la necesidad de avanzar hacia una orientación presupuestaria más positiva en la zona del euro y completa la evaluación de los proyectos de planes presupuestarios de los Estados miembros de dicha zona.

La Comisión presenta hoy sus puntos de vista sobre las prioridades económicas y sociales de la UE para el año próximo, basándose en las directrices expuestas por el presidente Juncker en su discurso sobre el estado de la Unión de 2016 y en los datos económicos más recientes de las previsiones de la Comisión de otoño de 2016. El paquete de hoy inicia el ciclo de gobernanza económica de 2017, el llamado Semestre Europeo.

El Presidente Jean-Claude Juncker ha declarado: «El Semestre Europeo que iniciamos hoy será decisivo para que Europa gestione su recuperación económica y social. Estoy convencido de que lo podemos conseguir. Por eso, la Comisión recomienda hoy una política presupuestaria positiva para apoyar la recuperación y la política monetaria del Banco Central Europeo, que no deberían cargar solo con todo. Cada Estado miembro debe hacer su parte: los que puedan permitírselo necesitan invertir más, mientras que los que tienen un menor margen de maniobra presupuestaria deben seguir adelante con las reformas y la consolidación presupuestaria favorable al crecimiento».

Europa está experimentando una recuperación frágil, pero resiliente y que crea empleo de forma relativamente alta. Su PIB ha superado el nivel anterior a la crisis. El desempleo está disminuyendo y la inversión está volviendo a aumentar. Sin embargo, no hay que dormirse en los laureles. Algunos de los estímulos que hasta ahora han apoyado la recuperación se están desvaneciendo. Siguen teniendo amplio alcance el legado de la crisis, y en particular su impacto social, los elevados niveles de deuda pública y privada y la proporción de préstamos no productivos.

Por consiguiente, la Comisión insta a los Estados miembros a que redoblen sus esfuerzos conforme a los principios del «triángulo virtuoso» de estímulo de la inversión, mantenimiento de las reformas estructurales y garantía de unas políticas presupuestarias responsables, haciéndolo de manera que se dé la mayor importancia a la justicia social y a un crecimiento más integrador. La Comisión presentó recientemente sus prioridades de actuación de la UE en su programa de trabajo para 2017, incluido el refuerzo del Plan de Inversiones para Europa. El paquete de hoy ofrece más orientaciones para las políticas económicas y sociales de los Estados miembros.

En cuanto a la zona del euro en concreto, la Comisión aboga por una orientación presupuestaria mucho más positiva para la zona monetaria en su conjunto a fin de hacer frente al riesgo de bajo crecimiento y baja inflación, y apoyar la política monetaria del Banco Central Europeo.


La orientación política del Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento va acompañada de una Comunicación sobre la política presupuestaria de la zona del euro, una Recomendación sobre la política económica de la zona del euro y un análisis exhaustivo de la economía, el mercado laboral y la situación social. La Comisión también emite sus dictámenes sobre los proyectos de planes presupuestarios de los Estados miembros de la zona del euro para 2017.

 

Una orientación presupuestaria positiva para la zona del euro

En la carta de intenciones que acompañaba a su discurso sobre el estado de la Unión de 2016, el presidente Juncker anunció la intención de la Comisión de promover «una orientación presupuestaria positiva para la zona del euro, en apoyo de la política monetaria del Banco Central Europeo». El debate sobre la orientación presupuestaria adecuada para la zona del euro constituye un elemento fundamental de los esfuerzos realizados por la Comisión para realizar la Unión Económica y Monetaria europea, como parte de la etapa 1 del seguimiento del informe de los cinco presidentes de junio de 2015 («profundización en la práctica»).

Tanto la política monetaria como la presupuestaria desempeñan un papel clave en la estabilización macroeconómica. En la zona del euro, la política monetaria ha sido concebida y diseñada como un único instrumento. En cambio, a falta de un presupuesto centralizado o de una función de estabilización, la política presupuestaria de la zona del euro es el resultado de sumar diecinueve políticas presupuestarias distintas. De hecho, sobre la base de los datos más recientes y sin tener en cuenta la flexibilidad prevista en el marco de las normas, el pleno cumplimiento de los requisitos fiscales que figuran en las recomendaciones específicas por país (REP), adoptadas por el Consejo en julio de 2016, supondría, en términos agregados, una política presupuestaria ligeramente restrictiva para la zona del euro en su conjunto en 2017 y 2018. Habida cuenta de la necesidad de apoyar la recuperación y de la mayor incertidumbre en este momento, tal orientación presupuestaria restrictiva no parece apropiada.

En su Comunicación, la Comisión señala la necesidad de una orientación presupuestaria más positiva y que existe ahora la oportunidad de conseguirla. Una política presupuestaria favorable se refiere tanto a la dirección favorable, esto es, expansiva que debe adoptar la política presupuestaria en general como a la composición del ajuste presupuestario, en lo que se refiere al reparto de los esfuerzos entre los distintos países y a las categorías de gastos o impuestos subyacentes.

Para seguir esta orientación presupuestaria, la zona del euro debe adoptar un planteamiento más colectivo que tenga en cuenta las diferencias de situación según los países: i) los Estados miembros que estén superando sus objetivos presupuestarios deben utilizar su margen presupuestario en apoyo de la demanda interna y las inversiones de calidad, incluidas las transfronterizas, dentro del Plan de Inversiones para Europa; ii) los Estados miembros que necesitan nuevos ajustes presupuestarios en virtud del componente preventivo del Pacto deben garantizar el cumplimiento en líneas generales de las exigencias del Pacto de Estabilidad y Crecimiento; iii) los Estados miembros encuadrados en el componente corrector, deben garantizar la oportuna corrección de sus déficits excesivos, incluida la provisión de reservas presupuestarias para circunstancias imprevistas

 

Una Recomendación para la política económica de la zona del euro

En consonancia con la Comunicación sobre la orientación presupuestaria de la zona del euro, la Comisión recomienda una expansión presupuestaria de hasta el 0,5 % del PIB en 2017 para la zona del euro en su conjunto. Esto debe contribuir a una combinación de políticas equilibrada, apoyar las reformas y consolidar la recuperación. La Recomendación también señala la necesidad de realizar reformas estructurales y de mejorar la calidad de las finanzas públicas.

Desde el año pasado, la Comisión ha presentado esta Recomendación en una fase anterior del ciclo anual, de modo que la zona del euro y las dimensiones nacionales puedan integrarse mejor en los planes presupuestarios nacionales y, en consecuencia, los Estados miembros puedan tener en cuenta los posibles efectos de contagio y las responsabilidades comunes. La Recomendación facilita orientaciones para la zona del euro en su conjunto y su objetivo es promover políticas que fomenten la creación de empleo, la equidad social y la convergencia, además de impulsar la inversión en apoyo del crecimiento.

 

Informe sobre el mecanismo de alerta (IMA)

El IMA es un instrumento esencial del Semestre Europeo, cuyo objetivo es prevenir y corregir los desequilibrios que dificultan el correcto funcionamiento de las economías de los Estados miembros, de la zona del euro o de la UE en su conjunto, así como sugerir las respuestas estratégicas adecuadas (el llamado procedimiento de desequilibrio macroeconómico o PDM). El IMA indica los Estados miembros en relación con los cuales la Comisión debe realizar nuevos exámenes exhaustivos a fin de evaluar si pueden estar sufriendo desequilibrios, y se basa en la lectura económica de un cuadro de indicadores acordados.

En 2017, trece países serán objeto de un examen exhaustivo por haberse detectado desequilibrios en los análisis que se desprenden de la lectura del cuadro de indicadores. Se trata de los mismos trece países en los que se detectaron desequilibrios en la ronda anterior de exámenes exhaustivos (Alemania, Bulgaria, Chipre, Croacia, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, los Países Bajos, Portugal y Suecia). La Comisión presentará sus conclusiones sobre los exámenes exhaustivos en el marco de sus informes anuales por países previstos para principios de 2017.

El IMA de este año hace un balance de los avances en la corrección de los desequilibrios macroeconómicos, sobre todo en la zona del euro, a la luz del actual proceso de desapalancamiento de deuda interna y externa, de algunas dificultades persistentes en el sector bancario, de la dinámica de los precios de la vivienda y de la evolución del mercado laboral, teniendo en cuenta al mismo tiempo la situación social.

A nivel agregado, la zona del euro sigue teniendo el mayor superávit por cuenta corriente del mundo. Este aumentó de nuevo en 2015 y se prevé que vuelva a subir este año. El superávit de la zona del euro es síntoma de la debilidad de la demanda interna en los últimos años y de los esfuerzos de reducción de la deuda en distintos sectores y Estados miembros.

 

Proyecto de informe conjunto sobre el empleo

Este año, el proyecto de informe ofrece un resumen de la actuación de los Estados miembros en función de la tasa de desempleo; la tasa de desempleo juvenil; el número de jóvenes sin trabajo, estudios ni formación; la renta bruta disponible de los hogares; el porcentaje de personas en riesgo de pobreza, y la desigualdad.

El informe confirma que la recuperación genera cada vez más puestos de trabajo, gracias sobre todo a las recientes reformas estructurales introducidas en varios Estados miembros. Se han creado ocho millones de nuevos puestos de trabajo desde 2013, de los cuales casi cinco millones desde el comienzo del mandato de la presente Comisión. La tasa de desempleo de la UE ha seguido bajando, situándose en el 8,5 % en septiembre de 2016 (el 10 % en la zona del euro), y ha alcanzado su nivel más bajo desde 2009 (desde 2011 en la zona del euro). Al mismo tiempo, la tasa de empleo del grupo de edad de personas de entre 20 y 64 años es superior a la observada en 2008 por primera vez, cifrándose en el 71,1 % (segundo trimestre de 2016). Esto significa que el objetivo de una tasa de empleo del 75 % establecido en la Estrategia Europa 2020 para este último año podría ser factible si se mantiene la tendencia actual. A pesar de los primeros indicios de convergencia entre los Estados miembros, los indicadores sociales y de empleo y siguen variando considerablemente de unos países a otros. Las tasas de desempleo y pobreza siguen siendo demasiado elevadas en muchas regiones de Europa. Las grandes desigualdades reducen la actividad económica y el potencial de crecimiento sostenible.

El informe también destaca la importancia de las reformas llevadas a cabo en los Estados miembros y será adoptado conjuntamente con el Consejo.

 

Evaluación de los proyectos de planes presupuestarios

Además, la Comisión ha finalizado el análisis de la cuestión cara a determinar si los proyectos de planes presupuestarios (PPP) de los Estados miembros de la zona del euro para 2017 cumplen las disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC). En algunos casos, la Comisión considera que el esfuerzo presupuestario previsto no alcanza, o podría no alcanzar, lo exigido por el PEC.

En concreto:

En lo que se refiere a los quince países encuadrados en el componente preventivo del PEC:

- Se considera que los PPP de cinco países (Alemania, Eslovaquia, Estonia, Luxemburgo y los Países Bajos) cumplen las exigencias del PEC para 2017 en el marco del PEC.

 - Se considera que los PPP de cuatro países (Austria, Irlanda, Letonia y Malta) cumplen en líneas generales las exigencias del PEC para 2017 en el marco del PEC. Los planes de estos países podrían traducirse en cierta desviación respecto a la senda de ajuste hacia el objetivo presupuestario a medio plazo (OMP) de cada uno de ellos.

- Los PPP de seis países (Bélgica, Chipre, Eslovenia, Finlandia, Italia y Lituania) plantean un riesgo de incumplimiento de las exigencias del PEC para 2017 en el marco del PEC. Los PPP de estos Estados miembros podrían traducirse en una desviación significativa respecto de su respectiva senda de ajuste hacia el objetivo a medio plazo. Sin embargo, Finlandia ha solicitado la utilización de la cláusula de reformas estructurales y de la cláusula de inversión. La Comisión tendrá en cuenta la incertidumbre que rodea a las estimaciones de la brecha de producción en Finlandia al estudiar si este país puede acogerse a la cláusula, lo que puede incidir a su vez en la evaluación del cumplimiento. En el caso de Lituania, el PPP incluye una solicitud de mantenimiento de la utilización de la cláusula de reformas estructurales. La evaluación completa de la posibilidad de que Finlandia y Lituania se acojan a flexibilidad se realizará en el ciclo normal del Semestre Europeo en el marco de la evaluación del Programa de Estabilidad de 2017.

En cuanto a los tres países encuadrados actualmente en el componente corrector del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (es decir, inmersos en un procedimiento de déficit excesivo):

- Se considera que el PPP de Francia cumple en líneas generales los requisitos para 2017 del PEC, ya que las previsiones de otoño de 2016 de la Comisión pronostican que el déficit global será ligeramente inferior al valor de referencia del Tratado del 3 % del PIB en 2017, aunque el esfuerzo presupuestario es mucho menor que el recomendado y la corrección no será sostenible en 2018 si se mantiene la política económica.

- Se considera que el PPP de España presenta un riesgo de incumplimiento de las exigencias del PEC para 2017 en el marco del PEC. Aun reconociendo que estas previsiones se caracterizan por el mantenimiento de la política económica, las previsiones de la Comisión para 2017 establecen que no se alcanzarán ni el objetivo intermedio de déficit global ni el esfuerzo presupuestario recomendado.

- Se considera que el PPP de Portugal presenta un riesgo de incumplimiento de las exigencias del PEC para 2017 en el marco del PEC, aunque la desviación presupuestaria prevista respecto a la autorizada es muy pequeña. Por lo tanto, los riesgos parecen estar contenidos, siempre que se apliquen las medidas presupuestarias necesarias. Se prevé que Portugal, país encuadrado en la actualidad en el componente corrector, respete este año el valor de referencia del 3 % del Tratado, conforme a lo recomendado, y podría pasar al componente preventivo del Pacto a partir de 2017 si alcanza una corrección oportuna y sostenible de su déficit excesivo.

Portugal y España presentaron sus PPP a mediados de octubre, así como sus informes sobre las medidas tomadas en respuesta a las advertencias del Consejo adoptadas el 8 de agosto de 2016 de conformidad con el artículo 126, apartado 9, del Tratado. La Comisión ha evaluado dichos documentos y ha entablado un diálogo estructurado con el Parlamento Europeo. La Comisión ha llegado a la conclusión de que los procedimientos de déficit excesivo de ambos Estados miembros deben mantenerse en suspenso. En consecuencia, ya no concurren las circunstancias que exigieron la propuesta de la Comisión de suspender parte de los Fondos Estructurales y de Inversión europeos, por lo que no habrá tal propuesta.

 

Próximas etapas

La Comisión invita al Consejo, en particular al Eurogrupo, y al Consejo Europeo a debatir y aprobar las orientaciones aquí presentadas. También espera con interés nuevos debates con el Parlamento Europeo sobre las prioridades para la UE y la zona del euro.

En el período previo a la emisión de informes por país a principios de 2017, a la recepción de los programas nacionales y a la publicación de las recomendaciones específicas para cada país en la próxima primavera, la Comisión se propone intensificar el diálogo con los Estados miembros a fin de formular un entendimiento común de las prioridades comunes y de la aplicación y la secuenciación fructíferas de las reformas. Se enviarán misiones a nivel político bajo la dirección del vicepresidente competente. Además, los Estados miembros tendrán la posibilidad de presentar sus observaciones sobre el análisis de la Comisión durante las reuniones bilaterales.

La Comunicación también aboga por la estrecha participación de los Parlamentos nacionales y de los interlocutores sociales en la elaboración y aplicación de los programas nacionales.

 

Para más información:

Inicio del Semestre Europeo 2017: Preguntas y respuestas del paquete de otoño

Comunicación sobre la orientación presupuestaria

Estudio Anual Prosprectivo sobre el Crecimiento de 2017

Informe sobre el Mecanismo de Alerta de 2017

Recomendación relativa a la zona del euro de 2017

Informe Conjunto sobre el Empleo de 2017

Comunicación sobre los proyectos de planes presupuestarios de la zona del euro

Anexo de la Comunicación de la Comisión sobre los proyectos de planes presupuestarios

Proyectos de planes presupuestarios, dictámenes de la Comisión y documentos de trabajo de sus servicios

Evaluación de las medidas adoptadas por Portugal y España

IP/16/3664

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar