Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Paquete de ampliación 2016: La existencia de un proceso de ampliación creíble es un factor clave para impulsar la transformación y afianzar la estabilidad en Europa Sudoriental

Bruselas, 9 de noviembre de 2016

Paquete de ampliación 2016: La existencia de un proceso de ampliación creíble es un factor clave para impulsar la transformación y afianzar la estabilidad en Europa Sudoriental

La Comisión Europea ha adoptado hoy su paquete anual de medidas de ampliación, en el que evalúa la situación de los países de los Balcanes Occidentales y Turquía en cuanto a la aplicación de las reformas políticas y económicas esenciales, y los pasos a dar para colmar las lagunas pendientes. Entre otras cosas, la Comisión recomienda que los Estados miembros consideren la apertura de negociaciones con Albania, iniciativa que no obstante habrá de estar estrictamente supeditada a la consecución de progresos creíbles y tangibles en la aplicación de la reforma judicial y, concretamente, en el proceso de reevaluación de jueces y fiscales («escrutinio»).

En su presentación del paquete de ampliación, el comisario responsable de la Política Europea de Vecindad y las Negociaciones para la Ampliación, Johannes Hahn, afirmó: «La perspectiva de la adhesión a la UE sigue impulsando la transformación y afianzando la estabilidad en los países de Europa Sudoriental. El desenvolvimiento de un proceso de ampliación creíble sigue siendo una herramienta insustituible para fortalecer a estos países y ayudarles en sus reformas políticas y económicas. Hoy deseamos reiterar el continuo apoyo de la UE a estos empeños e instamos a los gobiernos de los países de la ampliación a que persigan más activamente las reformas necesarias y hagan de ellas un auténtico programa político, no porque la UE se lo exija, sino porque es lo mejor para sus ciudadanos y para el conjunto de Europa.

El comisario Hahn añadió que el presente informe anual sobre Turquía se presenta en una coyuntura muy importante tanto para ese país como para sus relaciones con la UE. «Estamos seriamente alarmados ante la degradación del Estado de Derecho y la democracia observada en el periodo subsiguiente al golpe de estado fallido. Por su propio interés, Turquía debe detener urgentemente su proceso de alejamiento de la UE»

La política de ampliación sigue dando sus frutos y las reformas avanzan en casi todos los países, aunque a ritmos diferentes. Es por lo tanto esencial mantener el compromiso con el principio de otorgar prioridad a los aspectos fundamentales: La Comisión seguirá centrando los esfuerzos en el Estado de Derecho, incluidos los aspectos relativos a la seguridad, los derechos fundamentales, las instituciones democráticas y la reforma de la administración pública, así como en el desarrollo económico y la competitividad. Es asimismo crucial otorgar un papel más preponderante a la sociedad civil y a los interesados en sentido amplio.

Situación actual

Por lo que respecta a la implantación del Estado de Derecho, se han constatado, en general, esfuerzos por modernizar los marcos y la infraestructura legales. Albania ha adoptado, por unanimidad, enmiendas constitucionales que sientan las bases para una reforma judicial de amplio y profundo alcance. No obstante, el poder judicial de la mayor parte de los países sigue adoleciendo de ineficiencia, falta de independencia y escasa rendición de cuentas. En los últimos años, todos los países han robustecido sus estructuras de lucha contra la corrupción y la delincuencia organizada; los esfuerzos deben, ahora más que nunca, dirigirse a amasar experiencia en las investigaciones, enjuiciamientos y resoluciones judiciales a todos los niveles. Los países candidatos a la ampliación han modificado también su legislación penal y en materia de lucha contra el terrorismo, dotándose de instrumentos más contundentes con los que combatir estas lacras. Algunos de ellos han adoptado nuevas estrategias y planes de acción contra el terrorismo, pero es preciso perseverar en la lucha contra la radicalización, especialmente en los ámbitos de la pedagogía y la mejora del control de los fondos extranjeros destinados a la promoción de contenido radical.

Los derechos fundamentales siguen estando, a grandes líneas, consagrados en la legislación de los países de la ampliación. En los Balcanes Occidentales, a pesar de la persistencia de algunas deficiencias prácticas, la situación permanece bastante estable. En Turquía se ha registrado cierta involución en este aspecto y la aplicación práctica de las normas suele presentar insuficiencias notables. El conato de golpe de estado del pasado mes de julio dio lugar a la declaración del estado de excepción, situación que favoreció la adopción de medidas de gran calado que cercenaron los derechos fundamentales. En el periodo inmediato a la tentativa de golpe de estado se denunciaron numerosas violaciones de la prohibición de tortura y malos tratos y de los derechos procesales.

La libertad de expresión y de los medios de comunicación es una fuente particular de inquietud en la mayor parte de los países candidatos, si bien en diverso grado. La falta de progresos en este sentido que se ha venido observando en los dos últimos años ha persistido y, en algunos casos, se ha recrudecido. La discriminación y la hostilidad hacia los grupos vulnerables, por motivos entre los que se incluyen la orientación sexual o la identidad de género, siguen siendo un motivo de intensa preocupación.

La grave crisis de la migración ha sido uno de los puntos candentes de la agenda política del pasado año y ha puesto de relieve, una vez más, la pertinencia estratégica de la política de ampliación en la región. La UE ha reaccionado ante esa crisis de forma concienzuda y sin perder de vista la defensa de los derechos humanos. El cierre efectivo de la ruta de los Balcanes Occidentales por los países afectados, combinada con la Declaración UE-Turquía de 18 de marzo, arrojó resultados claros sobre el terreno, con una significativa reducción del número de migrantes y solicitantes de asilo irregulares que arribaron a las islas griegas: de varios miles a menos de cien al día, en promedio. Estas medidas redujeron también drásticamente el número de vidas perdidas en el mar.

El correcto funcionamiento de las instituciones democráticas sigue siendo un desafío de altura para muchos países. Es preciso engastar en la cultura política el papel esencial de los parlamentos nacionales para la democracia. El conato de golpe de estado del pasado mes de julio en Turquía fue un brutal e impactante atentado contra las instituciones elegidas democráticamente. Tan grave amenaza a la democracia y al Estado turcos legitimó una reacción rápida y contundente. No obstante, la escala y el carácter colectivo de las medidas adoptadas en el periodo subsiguiente a la tentativa de golpe han suscitado ciertas dudas.

La reforma de la administración pública ha progresado a un ritmo desigual en los distintos países. Los derechos de los ciudadanos a una buena administración, acceso a la información y justicia administrativa deben protegerse de forma más segura.

La situación económica ha mejorado progresivamente en toda la región y se registra un mayor crecimiento, unas mayores tasas de inversión y una mayor creación de puestos de trabajo por el sector privado. Sin embargo, todos los países de la ampliación se enfrentan a importantes desafíos estructurales económicos y sociales, habida cuenta de la escasa eficiencia de las administraciones públicas y de los elevados índices de desempleo. El desempleo juvenil, concretamente, se mantiene en cotas alarmantes. El clima de inversión también se ve negativamente afectado por el persistente déficit de Estado de derecho.

El impulso otorgado por el «proceso de Berlín» y la iniciativa de los 6 países de los Balcanes Occidentales, especialmente en lo que atañe al programa de conectividad de la UE, ha seguido propiciando un aumento de la cooperación regional y de las buenas relaciones de vecindad, sustentando con ello la estabilización política y las oportunidades económicas.

ANTECEDENTES

Proceso de ampliación

El programa de ampliación actual incluye a los países de los Balcanes Occidentales y a Turquía. Se han entablado negociaciones de adhesión con países candidatos como Turquía (2005), Montenegro (2012) y Serbia (2014), pero todavía no con la Antigua República Yugoslava de Macedonia (país candidato desde 2005) ni con Albania (país candidato desde 2014). Bosnia y Herzegovina y Kosovo son candidatos potenciales.

Para consultar las conclusiones y recomendaciones relativas a cada país, véase:

Documento estratégico:

http://ec.europa.eu/enlargement/pdf/key_documents/2016/20161109_strategy_paper_en.pdf

Albania:

http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-16-3636_en.htm

Bosnia y Herzegovina:

http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-16-3637_en.htm

Antigua República Yugoslava de Macedonia:

http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-16-3634_en.htm

Kosovo:

http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-16-3633_en.htm

Montenegro:

http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-16-3638_en.htm

Serbia:

http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-16-3635_en.htm

Turquía:

http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-16-3639_en.htm

 

 

IP/16/3613

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar