Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Fin de las tarifas de itinerancia en la UE en 2017: La Comisión acuerda un nuevo enfoque para que beneficie a todos los europeos

Bruselas, 21 de septiembre de 2016

Tal como anunció el presidente Juncker en su discurso sobre el estado de la Unión, los miembros del Colegio han debatido hoy un proyecto revisado de las normas necesarias para evitar abusos con ocasión del fin de las tarifas de itinerancia en junio de 2017.

El Colegio de Comisarios ha debatido hoy un nuevo enfoque que lleve a la práctica el principio de utilización razonable, y ha llegado a la conclusión de que no deben imponerse a los consumidores límites temporales o de volumen al utilizar sus dispositivos móviles en otros países de la UE. Al mismo tiempo, el nuevo enfoque constituye un sólido mecanismo de salvaguardia para los operadores frente a eventuales abusos.

Este nuevo mecanismo deberá basarse en la residencia de los consumidores europeos o de los vínculos estables que pudieran tener con algún Estado miembro (presencia frecuente e importante en el Estado miembro que provee la itinerancia, por ejemplo).

Andrus Ansip, Vicepresidente encargado del Mercado Único Digital, ha declarado: «El Parlamento y el Consejo se han puesto de acuerdo en torno a nuestra propuesta de poner fin a las tarifas de itinerancia en beneficio de los viajeros en la UE. Juntos hemos de garantizar a los usuarios de toda Europa unos precios bajos que les permitan hacer pleno uso de los nuevos servicios móviles. Los consumidores europeos no aceptarían que no fuera así».

Según declaraciones de Günther H. Oettinger, comisario de Economía y Sociedad Digitales, «Las actividades de la Comisión en el terreno de las tarifas de itinerancia ha dado sus frutos en beneficio de los consumidores europeos.El proyecto que manejamos hoy dispone que las tarifas de itinerancia dejen de existir el 15 de junio de 2017 para todas las personas que viajan regularmente en la UE, garantizando al mismo tiempo que los operadores cuenten con instrumentos que les protejan contra el abuso de las normas».

El Colegio de Comisarios ha debatido el proyecto de Reglamento que permitirá que todos los viajeros que utilicen la tarjeta SIM de un Estado miembro en el que residen o con el que mantienen vínculos estables, puedan usar su dispositivo móvil en otro país de la UE de la misma forma en que lo haría en el propio.

Ejemplos de «vínculos estables» son los trabajadores que a diario pasan a otro país a trabajar, los trabajadores expatriados que vuelven con frecuencia a su país de origen o los estudiantes de Erasmus. Los europeos pagarán los precios de su país de origen al llamar, enviar mensajes de texto o navegar por la red con sus dispositivos móviles, y tendrán pleno acceso a otros aspectos de su contrato de móvil (por ejemplo, derecho a un paquete mensual de datos).

El Colegio de Comisarios adoptará la propuesta definitiva para el 15 de diciembre de 2016, una vez escuchada la reacción del ORECE (Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas), de los Estados miembros y de todas las partes interesadas.

 

Garantías sólidas para los operadores

1) Salvaguardas contra los abusos basados en la residencia o los vínculos permanentes con un país de la UE

La itinerancia es para los viajeros. El nuevo proyecto permite que los operadores comprueben las pautas de uso para evitar que el mecanismo de «Itinerancia como en casa» dé lugar a abusos. Incluye una lista no exhaustiva de criterios:

– tráfico nacional insignificante en comparación con el tráfico en itinerancia;

– largos periodos de inactividad de una determinada tarjeta SIM unidos a un uso principal, si no exclusivo, en itinerancia;

– suscripción y utilización secuencial de múltiples tarjetas SIM de un mismo cliente en itinerancia.

En tales casos, los operadores deberán advertir a sus usuarios. Solo si se cumplen estas condiciones podrán los operadores aplicar pequeños recargos (la Comisión propuso un máximo de 0,04€ por minuto de llamada, 0,01€ por sms y 0,0085€ por MB). En caso de desacuerdo, el operador deberá establecer procedimientos de reclamación. Si el desacuerdo persiste el cliente podrá reclamar a la autoridad reguladora nacional, que se encargará de resolver el asunto.

Los abusos podrían también consistir en la compra y reventa de tarjetas SIM para uso permanente fuera del país del operador que las hubiera expedido. En estos casos el explotador estará autorizado a tomar medidas inmediatas y proporcionadas, informando de ello a la autoridad reguladora nacional.

 

2) Salvaguardas en caso de circunstancias excepcionales en el mercado nacional

En caso de que los precios aumenten en un mercado concreto o de que se produzcan otros efectos negativos para los clientes del país, los operadores podrán salir de la «Itinerancia como en casa» y aplicar temporalmente, si así lo autoriza la autoridad nacional, los citados pequeños recargos (la Comisión propuso un máximo de 0,04€ por minuto de llamada, 0,01€ por sms y 0,0085€ por MB) Los operadores tendrán que aportar pruebas que demuestren que la «Itinerancia como en casa» ponía en peligro su modelo de tarificación nacional.

 

Antecedentes

Desde hace casi diez años la Comisión ha trabajado para reducir los recargos que aplicaban los operadores de telecomunicaciones a sus clientes cada vez que cruzaban una frontera y utilizaban su móvil en otro país, durante las vacaciones o en sus viajes de trabajo. Desde 2007 los precios de la itinerancia han disminuido más de un 90 %. En 2015, y sobre la base de una propuesta de la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo acordaron poner fin a los costes de itinerancia en beneficio de las personas que se desplazan periódicamente por la UE. La «Itinerancia como en casa», por la cual los clientes satisfacen las tarifas de su país de origen, independientemente de por dónde viajan en la UE) se convertirá en una realidad para todos los viajeros europeos en junio de 2017.

 

Questions and Answers

 

IP/16/3111

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar