Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Estado de la Unión 2016: Completando la Unión de Mercados de Capitales - La Comisión acelera la reforma:

Estrasburgo, 14 de septiembre de 2016

«Imagínense una empresa emergente finlandesa que no puede conseguir un préstamo bancario. Actualmente, las opciones son muy limitadas. La Unión de Mercados de Capitales proporcionará fuentes vitales de financiación alternativa para ayudar a las empresas emergentes en sus inicios: inversores providenciales ( business angels), capital riesgo o financiación de mercado». – Presidente Juncker, Estado de la Unión 2016

 Con ocasión del discurso sobre el estado de la Unión del presidente Juncker, la Comisión Europea ha presentado hoy nuevas medidas para acelerar la compleción de la Unión de Mercados de Capitales (UMC), uno de los proyectos insignia de la Comisión Juncker para impulsar el empleo y el crecimiento en Europa.

La UMC es un elemento constitutivo clave del Plan de Inversiones para Europa, cuyo objeto es facilitar a las empresas el acceso a modalidades alternativas y más diversificadas de financiación para que puedan prosperar y que hace más estable el sistema financiero de Europa. Permite al capital circular más libremente a través de las fronteras en el mercado único, de modo que pueda aprovecharse para apoyar a nuestras empresas y ofrecer a los europeos más oportunidades de inversión.

La Comunicación de hoy expone las medidas necesarias para garantizar que la UMC tenga un impacto tangible sobre el terreno lo antes posible. La Comisión pide al Parlamento Europeo y al Consejo que ultimen rápidamente la primera tanda de medidas propuestas, y acelerará la aplicación de la próxima serie de medidas. El Plan de acción para la UMC que se puso en marcha hace un año estableció medidas para aplicar los elementos constitutivos de la UMC de aquí a 2019 a más tardar.

El vicepresidente de la Comisión Europea Valdis Dombrovskis, responsable en materia de Estabilidad Financiera, Servicios Financieros y Unión de Mercados de Capitales, ha declarado lo siguiente: «Desarrollar mercados de capitales más fuertes y profundos en la UE es más importante que nunca, con el fin de permitir que la financiación llegue a las empresas en beneficio de la economía real, del crecimiento y de la inversión. Ahora es el momento de completar los primeros elementos constitutivos de la Unión de Mercados de Capitales y seguir avanzando con nuevas prioridades. Trabajaremos estrechamente con los colegisladores para poder progresar rápidamente y convertir la UMC en una realidad».

El vicepresidente de la Comisión Europea Jyrki Katainen, responsable de Fomento del Empleo, Crecimiento e Inversión, ha declarado: «La parte más importante del Plan de Inversión consiste en la mejora del entorno empresarial en los Estados miembros y en la remoción de los obstáculos a la inversión. La compleción de la Unión de Mercados de Capital contribuirá a derribar estas barreras de modo que podamos fomentar la inversión del sector privado en infraestructuras y pymes. Ya hemos tomado medidas en el marco de la UMC, como por ejemplo hacer más fácil y económica para las aseguradoras la inversión en proyectos de infraestructuras a largo plazo. Seguiremos haciendo avanzar nuestro Plan de acción y contamos con el apoyo de los Estados miembros para realizar las reformas necesarias a nivel nacional».

Conclusión de las primeras medidas para la UMC

La Comunicación de hoy pide la rápida compleción de las primeras medidas propuestas en el Plan de acción.

La pronta aplicación del paquete sobre titulización tiene el potencial de generar rápidamente financiación adicional en la economía real: el Consejo ya ha alcanzado un acuerdo sobre titulización simple, transparente y normalizada (STS), y el Parlamento Europeo debería ahora progresar con premura. Las titulizaciones STS liberarán capacidad en los balances de los bancos y proporcionarán oportunidades de inversión a los inversores. Si se lograse volver a alcanzar –de manera segura– los niveles de titulización en la UE previos a la crisis, ello podría impulsar la economía con 100 000 millones EUR y aumentar la estabilidad financiera. 

La Comisión hará todo lo posible por ayudar a los colegisladores a llegar a un acuerdo sobre la modernización de las normas sobre el folleto informativo antes de finales de año. Ello mejorará el acceso a los mercados de capital, en particular para las empresas más pequeñas.

La Comisión también invita al Parlamento Europeo y al Consejo a ultimar la propuesta para reforzar los mercados de capital riesgo y la inversión social de aquí a finales de 2016. Esto fomentará la inversión en capital de riesgo y proyectos sociales y hará más fácil para los inversores financiar a pequeñas y medianas empresas innovadoras. Además, la Comisión tiene intención de impulsar un programa de apoyo al desarrollo de los mercados de capitales nacionales y regionales en los Estados miembros.

La aceleración de la próxima fase de la UMC

La Comisión llevará adelante rápidamente la siguiente fase de otras medidas clave de la UMC. Las diferencias en los regímenes de insolvencia constituyen desde hace mucho tiempo un obstáculo para el desarrollo de los mercados de capitales de la UE. La Comisión presentará en breve una propuesta sobre restructuración e insolvencia de empresas para acelerar la recuperación de activos y dar a las empresas una segunda oportunidad si fracasan al primer intento.  

Vamos a derribar las barreras fiscales que obstaculizan el desarrollo de los mercados de capitales. Animaremos a los Estados miembros a eliminar las barreras fiscales y a fomentar las mejores prácticas fiscales en la promoción de capital de riesgo, como el incremento de la financiación mediante fondos propios en vez de deuda. Esto fomentará las inversiones en capital social y redundará en beneficio de la estabilidad financiera, dado que unas empresas con más fondos propios serán menos vulnerables a las perturbaciones. La Comisión tiene intención de presentar en noviembre, en el contexto de su propuesta relativa a la base imponible consolidada común del impuesto sobre sociedades (BICCIS), una propuesta sobre el sesgo en la financiación de las empresas que favorece la deuda en detrimento de los fondos propios, e insta al Consejo a adoptarla lo antes posible.  La Comisión modificará asimismo la legislación bancaria y de seguros antes de que finalice el año, a fin de liberar la inversión privada en infraestructuras y pymes.

El desarrollo de nuevas prioridades para la UMC

La Comisión desarrollará nuevas prioridades. Respaldará el desarrollo de mercados de pensiones personales y otros mercados de servicios financieros al por menor a fin de animar a los europeos a dar mejor uso a sus ahorros.

Se creará un grupo de expertos para que elabore una estrategia global europea de financiación sostenible, tanto para apoyar la inversión en tecnologías verdes como para garantizar que el sistema financiero pueda financiar el crecimiento de manera sostenible.  

La tecnología está impulsando rápidos cambios en el sector financiero y podría reforzar el papel de los mercados de capitales, acercándolos a empresas e inversores. Esto beneficiará también a los consumidores, al ofrecer una gama más amplia de servicios. Debe aprovecharse este potencial innovador. La Comisión trabajará en el desarrollo de un planteamiento político coordinado que respalde el desarrollo de la tecnología financiera en un entorno normativo adecuado. 

Una supervisión eficaz y coherente es esencial para garantizar la protección de los inversores, promover la integración de los mercados de capitales y preservar la estabilidad financiera. La Comisión estudiará, en estrecha consulta con el Parlamento Europeo y el Consejo, las nuevas medidas relativas al marco de supervisión necesarias para aprovechar plenamente el potencial de la UMC.

La Comisión seguirá supervisando la evolución de la situación e identificando las medidas adicionales que sean necesarias para desarrollar la UMC de cara a la revisión intermedia de la UMC de 2017 que se pondrá en marcha pronto.

Antecedentes

La Unión de Mercados de Capitales aspira a canalizar mejor los ahorros hacia la inversión y a reforzar el sistema financiero europeo proporcionando fuentes alternativas de financiación y aumentando las opciones de los inversores minoristas e institucionales. La eliminación de los obstáculos a la libre circulación de capitales a través de las fronteras reforzará la Unión Económica y Monetaria apoyando la convergencia económica y contribuyendo a amortiguar las perturbaciones económicas en la zona del euro y fuera de ella, haciendo que la economía europea sea más resiliente.

El 30 de septiembre de 2015, la Comisión adoptó un Plan de acción para la creación de una Unión de Mercados de Capitales (UMC). El Plan de acción establece un programa de acciones encaminadas a establecer los elementos constitutivos de un mercado de capitales integrado en la Unión Europea de aquí a 2019.

El Plan de acción se articula en torno a los siguientes principios fundamentales:

  • Crear más oportunidades para los inversores

  • Conectar la financiación a la economía real

  • Fomentar un sistema financiero más fuerte y resiliente

  • Profundizar la integración financiera y aumentar la competencia

El 25 de abril de 2016, la Comisión hizo balance de los progresos realizados en los seis primeros meses desde la adopción del Plan de acción de la Unión de Mercados de Capitales y publicó el primer informe de situación sobre la CMU.

El Consejo Europeo de 28 de junio de 2016 pidió avances rápidos y decididos para garantizar un acceso a la financiación más fácil para las empresas y para apoyar la inversión en la economía real haciendo avanzar la agenda de la UMC.

Más información: 

Preguntas y Respuestas relativas a la comunicación sobre la Unión de Mercados de Capitales

Comunicación sobre la Unión de Mercados de Capitales - Aceleración de la Reforma

Plan de acción para la creación de una Unión de Mercados de Capitales

Unión de Mercados de Capitales: Primer Informe de situación

IP/16/3001

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar