Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

La Unión Europea abriga altas ambiciones en sus relaciones con China

Bruselas, 22 de junio de 2016

La Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y la Comisión Europea han adoptado hoy una Comunicación conjunta titulada «Elementos de una nueva estrategia de la UE sobre China», que establece las pautas de la relación de la Unión Europea con China cara a los cinco próximos años.

La Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y la Comisión Europea han adoptado hoy una Comunicación conjunta titulada «Elementos de una nueva estrategia de la UE sobre China», que establece las pautas de la relación de la Unión Europea con China cara a los cinco próximos años.

Federica Mogherini, Alta Representante y Vicepresidenta, ha declarado: «La Unión Europea y China ya cooperan en muchos aspectos. Colaboramos en las cuestiones políticas mundiales de nuestra época, tales como Irán, Siria, Afganistán, la migración y el cambio climático. Sin embargo, podemos y debemos hacer más para tender puentes entre la Unión Europea y China. Los ciudadanos, las empresas y las organizaciones pueden beneficiarse de una relación más estrecha y mejor definida entre la UE y China basada en la responsabilidad compartida. Estoy segura de que la Comunicación conjunta que hemos adoptado hoy facilitará el aprovechamiento del claro potencial de nuestra relación».

En la Comunicación conjunta se contemplan grandes oportunidades para una relación dinámica de la UE con China, sobre todo con el objeto de generar empleo y crecimiento en Europa, sin olvidar el fomento decidido de una mayor apertura del mercado chino a las empresas europeas, contribuyendo así al cumplimiento de la primera prioridad de la Comisión del presidente Juncker.

Entre estas oportunidades se cuentan la celebración de un acuerdo ambicioso y global en materia de inversión, una contribución china al Plan de Inversiones para Europa*, actividades conjuntas de investigación e innovación, y la conexión del continente euroasiático mediante una red física y digital a través de la cual puedan fluir el comercio, la inversión y los contactos entre los ciudadanos.

En una perspectiva a más largo plazo, se pueden estudiar iniciativas más amplias, tales como un acuerdo de libre comercio de alcance amplio y profundo, tras la celebración de un acuerdo ambicioso en materia de inversión entre ambas partes y la puesta en práctica de reformas que aporten unas condiciones equitativas para las empresas nacionales y extranjeras. A este respecto, China debe reducir de forma considerable, comprobable y sujeta a plazos su exceso de capacidad industrial en el sector siderúrgico, a fin de evitar las consecuencias negativas derivadas de la competencia desleal. Es crucial hacer más eficaces los instrumentos de defensa comercial de la UE, sobre todo mediante la rápida adopción de la propuesta de modernización de dichos instrumentos presentada por la Comisión en abril de 2013. La UE seguirá apoyando el programa de reformas económicas y sociales de China a través de sus numerosos diálogos con el país, de manera que este pueda aprovechar plenamente las ventajas de las reformas orientadas al mercado, también mediante la eliminación de las distorsiones económicas inducidas por el Estado y la reforma de las empresas de propiedad estatal.

La Comunicación conjunta también pone de manifiesto las oportunidades de una mayor cooperación y colaboración entre la Unión Europea y China en los ámbitos de la política exterior y de seguridad. Basándose en la experiencia positiva de las conversaciones nucleares con Irán, la Unión Europea y China deberían cooperar más estrechamente con el fin de resolver los conflictos internacionales y las prioridades de política exterior, tanto de forma bilateral como en contextos multilaterales como el sistema de las Naciones Unidas y el G20. Cuestiones de alcance mundial como la migración, la ayuda internacional al desarrollo, el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático solo pueden recibir una respuesta mundial y, por ello, es fundamental una relación de colaboración entre la UE y China.

El diálogo de la UE con China debe basarse en principios, ser práctico y pragmático, y mantenerse fiel a sus intereses y valores, sobre todo la observancia de las reglas y normas internacionales y el respeto de los derechos humanos. La UE debe seguir trabajando de forma cohesionada y eficaz como un bloque coherente para alcanzar objetivos ambiciosos en beneficio de los ciudadanos europeos.

La Comunicación conjunta se presentará ahora a los Estados miembros de la Unión Europea y al Parlamento Europeo.

 

Contexto:

La última Comunicación de la Comisión Europea sobre China se adoptó hace una década, en 2006. La UE y China han evolucionado considerablemente desde entonces. China está cada vez más presente en todas las regiones del mundo, tanto económica como políticamente. Esta nueva realidad requiere un nuevo planteamiento de la UE que reconozca la necesidad de tener en cuenta estas novedades. Por lo tanto, la nueva estrategia de la Unión Europea promueve los intereses de la UE y destaca sus valores en sus relaciones con China cara a los cinco próximos años.

 

* Actualización: 22.6.2016 a las 14.24 

 

 

IP/16/2259

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar