Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Previsiones económicas de invierno de 2016: hacer frente a nuevos retos

Bruselas, 4 de febrero de 2016

La economía europea está entrando en su cuarto año de recuperación y el crecimiento prosigue a un ritmo moderado, impulsado sobre todo por el consumo.

Al mismo tiempo, gran parte de la economía mundial está expuesta a grandes dificultades y los riesgos para el crecimiento europeo son, por lo tanto, cada vez mayores.

© European Union 2016

Las previsiones de invierno de la Comisión ponen de manifiesto que las perspectivas de crecimiento mundial han cambiado poco desde el otoño, aunque ha aumentado el riesgo de que el crecimiento pueda ser inferior al previsto, principalmente como consecuencia de factores externos. En la zona del euro, se prevé que el crecimiento sea de un 1,7 % este año y el próximo y que se incremente el 1,9 % en 2017. Se pronostica que el crecimiento económico de la UE en su conjunto se mantenga en el 1,9 % este año y que aumente hasta el 2 % el año que viene.

Se prevé que determinados factores que favorecen el crecimiento sean más sólidos y tengan una duración superior a la pronosticada. Entre ellos se cuentan los reducidos precios del petróleo, las favorables condiciones de financiación y el bajo tipo de cambio del euro. Al mismo tiempo, los riesgos para la economía son cada vez más pronunciados y están apareciendo nuevas dificultades: un menor crecimiento de China y otras economías de mercado emergentes, la debilidad del comercio mundial y la incertidumbre política y geopolítica.

Valdis Dombrovskis, vicepresidente responsable del Euro y el Diálogo Social, ha declarado: «Europa prosigue su recuperación y su crecimiento es acorde en líneas generales con nuestras previsiones anteriores de otoño. Debemos permanecer atentos. El crecimiento moderado de Europa se enfrenta a dificultades cada vez mayores, desde un crecimiento más lento en mercados emergentes como China hasta un comercio mundial débil y tensiones políticas en la vecindad de Europa. Es importante continuar las reformas estructurales que pueden contribuir al crecimiento de nuestras economías, permitirnos aguantar crisis futuras y mejorar las posibilidades de empleo de nuestra población».

Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, ha declarado: «La economía europea está afrontando con éxito las nuevas dificultades de este invierno, gracias al petróleo barato, al tipo de cambio del euro y a los bajos tipos de interés. Sin embargo, la coyuntura mundial más débil plantea riesgos y exige que seamos doblemente vigilantes. Queda trabajo por hacer para reforzar las inversiones, mejorar nuestra competitividad y finalizar la tarea de sanear nuestras finanzas públicas».

Una recuperación generalizada en los Estados miembros

En 2015, la producción económica aumentó o permaneció estable en todos los Estados miembros de la UE. En 2016 y 2017, se prevé que se expandan las economías de ellos, aunque las tasas de crecimiento del PIB seguirán difiriendo considerablemente, debido tanto a las características estructurales como a las diferentes posiciones cíclicas.

Se pronostica que el consumo privado siga siendo el principal motor del crecimiento este año y el próximo, gracias a la mejora del mercado laboral y al aumento de la renta real disponible. Es probable que la inversión también se vaya beneficiando gradualmente de una demanda creciente, de la mejora de los márgenes de rentabilidad, de las favorables condiciones de financiación y de la presión decreciente para reducir el endeudamiento.

Siguen mejorando las condiciones del mercado laboral

El empleo seguirá probablemente aumentando de forma moderada. Las tasas de desempleo seguirán disminuyendo, aunque a un ritmo inferior al del año pasado. Esta disminución será seguramente más pronunciada en los Estados miembros en los que se han aplicado reformas del mercado laboral. Se prevé que la tasa de desempleo de la zona del euro baje del 11 % este año al 10,5 % en 2016 y al 10,2 % en 2017. El desempleo en la UE disminuirá seguramente del 9,5 % en 2015 al 9,0 % este año y al 8,7 % el próximo.

Política fiscal más favorable; continúan disminuyendo los déficits

El déficit total de las administraciones públicas de la zona del euro se prevé que siga disminuyendo gracias a una mayor actividad económica y, en menor medida, a una reducción de los gastos en concepto de intereses.

En la zona del euro, el déficit de las administraciones públicas disminuyó hasta el 2,2 % del PIB en 2015 (2,5 % en toda la UE) y podría reducirse al 1,9 % este año (2,2 % en toda la UE) y al 1,6 % en 2017 (UE: 1,8 %). La política presupuestaria de la zona del euro podría ser ligeramente más favorable a la recuperación económica este año. En toda la UE, se mantendrá seguramente sin grandes cambios. El coeficiente deuda/PIB de la zona del euro se prevé que disminuya desde su nivel máximo del 94,5 % en 2014 (UE: 88,6 %) hasta el 91,3 % en 2017 (UE: 85,7 %).

Las nuevas bajadas de los precios del petróleo reducen temporalmente la inflación

La inflación anual en la zona del euro fue solo ligeramente superior a cero hacia finales de 2015, debido principalmente a una nueva bajada de los precios del petróleo. Se prevé que el aumento de los precios al consumo en la zona euro se mantenga a un nivel muy bajo en el primer semestre del año y que empiecen a aumentar en el segundo semestre, cuando remita el efecto de la fuerte caída de los precios del petróleo. Para el conjunto de 2016, la inflación anual de la zona del euro se calcula ahora en solo el 0,5 %, en parte debido a que el incremento de los salarios seguirá siendo moderado. Se prevé que la inflación aumente de forma gradual y que alcance el 1,5 % en 2017, a medida que el aumento de los salarios, la mayor demanda interna y un moderado repunte de los precios del petróleo tiendan a hacer subir los precios.

Las exportaciones resisten a una nueva lentificación del crecimiento mundial

Teniendo en cuenta el deterioro de las perspectivas económicas mundiales, la recuperación de la economía mundial (excluida la UE) se pronostica que será más lenta de lo previsto en otoño. De hecho, el crecimiento mundial registró en 2015 las cifras más bajas desde 2009. El aumento de las exportaciones de la zona del euro se acelerará seguramente en el transcurso de 2016, tras la moderación sufrida en el segundo semestre de 2015, gracias a los efectos retardados de la depreciación del euro, a la reducción de los costes laborales unitarios y a un incremento gradual de la demanda exterior.

Posibilidad de mayores riesgos en el futuro

Las perspectivas económicas siguen estando sujetas a una gran incertidumbre y los riesgos globales están aumentando, tales como un menor crecimiento de los mercados emergentes, un ajuste desordenado en China y la posibilidad de nuevas subidas de los tipos de interés en los Estados Unidos, lo que podría causar perturbaciones en los mercados financieros o perjudicar a las economías emergentes vulnerables y afectar a las perspectivas. Un descenso adicional de los precios del petróleo podría tener también un efecto negativo en los países exportadores y dar lugar a una menor demanda de productos exportados de la UE. Los riesgos dentro de la UE también podrían repercutir en la confianza y la inversión. Por otra parte, la combinación de los factores favorables actuales podría traducirse en un mayor impulso de lo previsto, especialmente si repuntan las inversiones.

Contexto

Estas previsiones tienen en cuenta todos los datos y factores pertinentes, incluidas las hipótesis sobre las políticas públicas, de que se disponía a 22 de enero de 2016. Solo se incluyen las políticas anunciadas de forma creíble y especificadas con debido detalle. Las proyecciones no contemplan cambios en las políticas. Estas previsiones también se basan en una serie de hipótesis externas sobre la evolución de los tipos de cambio, los tipos de interés y los precios de las materias primas. Las cifras utilizadas reflejan las expectativas de los mercados de derivados en el momento de hacer las previsiones.

La Comisión tiene previstos actualizar sus previsiones económicas en mayo de 2016.

Para más información:

Previsiones económicas de invierno: página web y #ecforecast (documento únicamente disponible en inglés)

Previsiones económicas europeas: página web explicativa

Siga a la DG ECFIN en Twitter: @ecfin

Siga al vicepresidente Dombrovskis en Twitter: @VDombrovskis

Siga al comisario Moscovici en Twitter: @Pierremoscovici

IP/16/214

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar