Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Ayudas estatales: el informe provisional de la investigación sectorial sobre los mecanismos de capacidad en el sector de la electricidad señala deficiencias significativas

Bruselas, 13 de abril de 2016

La investigación de la Comisión sobre los mecanismos de capacidad muestra que pueden incrementar la seguridad del suministro de electricidad, pero muchos Estados miembros deben ser más rigurosos a la hora de evaluar si son necesarios y de diseñarlos para garantizar que estén bien orientados y sean más rentables.

Mecanismos de capacidad innecesarios y mal concebidos pueden falsear la competencia, obstaculizar los flujos de electricidad transfronterizos y hacer que los consumidores paguen un precio excesivo por la electricidad.La Comisión pide ahora a los Estados miembros, a las partes interesadas en el sector de la electricidad y a otras partes que presenten observaciones sobre sus conclusiones iniciales.

La comisaria Margrethe Vestager, responsable de la Política de Competencia, ha declarado: «Los consumidores y las empresas europeos no deben tener que sufrir cortes de suministro y los mecanismos de capacidad pueden ayudar a reducir este riesgo. Al mismo tiempo, los consumidores no deben pagar un precio excesivo por la electricidad y la competencia no debe verse socavada. El informe que hoy se publica muestra que los Estados miembros todavía tienen mucho margen para mejorar la forma de valorar si son necesarios mecanismos de capacidad y cómo deben diseñarlos. Para que un mecanismo de capacidad esté bien concebido debe ser abierto y tener en cuenta la electricidad que puede suministrarse de otros países de la UE, contribuyendo así también a construir una Unión de la Energía en Europa.»

En abril de 2015, la Comisión puso en marcha una investigación sectorial sobre las medidas nacionales para garantizar que se dispone en todo momento de la capacidad adecuada para producir electricidad con el fin de garantizar un suministro de electricidad fiable (los denominados «mecanismos de capacidad»). La finalidad de la investigación es recopilar información sobre los mecanismos de capacidad para examinar, en particular, si garantizan el suficiente suministro eléctrico sin falsear la competencia ni el comercio en el mercado único de la UE. Sirve de complemento a la Estrategia de la Unión de la Energía de la Comisión destinada a crear un mercado de la energía interconectado, integrado y seguro en Europa.

El pasado año, la Comisión recogió gran cantidad de información de más de 120 participantes en el mercado y organismos públicos sobre los mecanismos de capacidad antiguos, existentes o previstos de 11 Estados miembros: Alemania, Bélgica, Croacia, Dinamarca, España, Francia, Irlanda, Italia, Polonia, Portugal y Suecia. La Comisión encontró 28 mecanismos de capacidad, que pueden agruparse en seis tipos diferentes. El tipo más común es una reserva estratégica, por la que el Estado paga a centrales eléctricas específicas para que sean operativas en caso de necesidad. Iniciativas recientes de los Estados miembros sugieren que existe una tendencia general hacia mecanismos más abiertos e inclusivos, que en principio están abiertos a la participación de todas las categorías de proveedores de electricidad. Es un hecho positivo: para crear una auténtica Unión de la Energía y garantizar que los costes para consumidores y empresas sean los mínimos, los mecanismos de capacidad deben estar abiertos a todos los tipos de proveedores, nacionales o extranjeros, independientemente de la tecnología.

Sin embargo, el informe provisional de hoy apunta también a una falta de análisis adecuado y coherente por parte de muchos Estados miembros de la necesidad real de mecanismos de capacidad. También se observa que algunos de los mecanismos de capacidad ya en funcionamiento podrían estar mejor orientados y ser más rentables. Estas conclusiones no prejuzgan la apreciación de la Comisión sobre la compatibilidad con las normas sobre ayudas estatales de la UE de mecanismos de capacidad concretos, que exige un análisis caso por caso.

Los mecanismos de capacidad pueden ser necesarios...

Varios Estados miembros de la UE han expresado su preocupación por que los suministros de electricidad puedan no ser capaces de satisfacer la demanda como consecuencia de una insuficiente inversión debido a la incertidumbre en los mercados y a las intervenciones reglamentarias. Un problema adicional es que la demanda también debe verse totalmente satisfecha por la oferta en momentos en que exista un déficit de energías renovables variables (por ejemplo, debido a menos viento o sol en un momento dado).

Los resultados preliminares de la investigación indican que, en la actualidad, el mercado por sí solo no puede mantener niveles adecuados de seguridad del suministro en determinadas regiones. Esto puede deberse en parte a que en varios países existen límites de precios más bien bajos o a que los inversores pueden creer que los precios de la electricidad no subirán lo suficiente en tiempos de escasez como para fomentar la inversión en capacidad. Los planes de reforma del actual diseño del mercado de la electricidad en curso, uno de los objetivos clave de la Unión de la energía de la UE, pretenden mejorar significativamente el funcionamiento del mercado en el futuro. En casos específicos, sin embargo, los mecanismos de capacidad pueden ser necesarios, por ejemplo para salvar el período transitorio durante el cual puede producirse escasez.

... pero deben responder a una verdadera necesidad...

Los resultados preliminares de la investigación de la Comisión indican que numerosos mecanismos de capacidad existentes se diseñaron sin evaluar previamente si en el mercado de referencia existía un problema de seguridad de abastecimiento. Casi la mitad de los Estados miembros examinados no han comprobado adecuadamente cuál debe ser su nivel apropiado de seguridad de suministro antes de poner en marcha un mecanismo de capacidad. Por otra parte, los métodos de evaluación de la seguridad de suministro varían ampliamente entre los Estados miembros, lo que hacen difíciles la comparación y cooperación transfronterizas. Muchas de las evaluaciones adoptan una perspectiva exclusivamente nacional y no tienen en cuenta un posible suministro desde países vecinos. Sin un método profundo y más armonizado para detectar problemas y calcular el riesgo, los mecanismos de capacidad amenazan con utilizar fondos públicos para financiar una capacidad cara e innecesaria que dé lugar a precios más elevados para los consumidores y empresas de la UE.

... y es preciso mejorar su diseño

El informe provisional pone de relieve problemas importantes en relación con el diseño de los mecanismos de capacidad en algunos Estados miembros. En primer lugar, la Comisión constató que muchos Estados miembros no evaluaron adecuadamente cuál sería la mejor forma de incrementar la seguridad de suministro. En segundo lugar, en la mayoría de los Estados miembros el precio pagado por capacidad en el sector de la electricidad no se determina mediante un procedimiento competitivo, sino que lo establece el Estado miembro o se negocia bilateralmente entre el Estado miembro y el proveedor de capacidad, lo que crea un riesgo grave de exceso de pago, subvencionando así al proveedor. En tercer lugar, numerosos mecanismos de capacidad no permiten a todos los posibles proveedores de capacidad o tecnologías participar en ellos, lo que puede limitar innecesariamente la competencia entre proveedores o subir el precio pagado por la capacidad. Por último, la investigación mostró que las centrales eléctricas de otros Estados miembros raramente están autorizadas a participar, directa o indirectamente, en mecanismos de capacidad nacionales.

Si se confirman estas inquietudes, tales mecanismos de capacidad pueden falsear la competencia y dar lugar a precios más elevados de la electricidad, al favorecer indebidamente a determinados productores o tecnologías, y pueden crear obstáculos al comercio transfronterizo de electricidad.

Próximos pasos

El informe intermedio publicado hoy queda abierto para consulta pública. La Comisión pide a los Estados miembros, a las partes interesadas en el sector de la electricidad y a otras partes que presenten observaciones sobre el informe intermedio y el documento de trabajo adjunto antes del 6 de julio de 2016. A la luz de los comentarios recibidos, la Comisión publicará un informe final sobre los resultados de la investigación sectorial más adelante este mismo año. Mientras tanto, la Comisión prosigue la evaluación de los mecanismos de capacidad con arreglo a las normas sobre ayudas estatales de la UE, y en particular las Directrices de 2014 sobre ayudas estatales para la protección del medio ambiente y la energía.

La investigación sectorial también contribuye a los objetivos de la Unión de la energía de la Comisión. En particular, los resultados de la investigación se tendrán en cuenta en las propuestas legislativas sobre la revisión del diseño del mercado de la electricidad que se presentará más adelante este mismo año.

Para más información véase también la ficha informativa.

El informe y el documento de trabajo pueden consultarse aquí.

IP/16/1372

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar