Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Previsiones económicas de la primavera de 2015: vientos favorables impulsan la recuperación

Bruselas, 05 mayo 2015

El crecimiento económico de la Unión Europea está siendo impulsado por condiciones favorables. Según las previsiones económicas de la Comisión Europea de la primavera de 2015, estos factores a corto plazo están reforzando una reactivación económica de la UE que sería moderada en su ausencia.

 Las economías europeas se benefician de una conjunción de factores favorables. Los precios del petróleo se mantienen relativamente bajos, el crecimiento de la economía mundial es sostenido, el euro ha seguido depreciándose y las políticas económicas en la UE son favorables a la recuperación.

 En cuanto a la política monetaria, la expansión cuantitativa llevada a cabo por el Banco Central Europeo está afectando significativamente a los mercados financieros, contribuyendo a una disminución de los tipos de interés y expectativas de mejores condiciones crediticias. La política fiscal en la UE, neutra en términos generales —ni restrictiva ni expansionista—, también acompaña al crecimiento. Con el tiempo, la continuación de las reformas estructurales y el Plan de Inversiones para Europa de la UE también deberán dar sus frutos.

 Como consecuencia de ello, actualmente se prevé que el PIB real aumente en 2015 un 1,8 % en la UE y un 1,5 % en la zona del euro, lo que representa, respectivamente, 0,1 y 0,2 puntos porcentuales por encima de lo previsto hace tres meses. Para 2016, la Comisión prevé un crecimiento del 2,1 % en la UE y del 1,9 % en la zona del euro.

 La demanda interna es el principal componente del crecimiento del PIB, esperándose una aceleración del consumo privado para este año y un repunte de la inversión para el año próximo.

 Valdis Dombrovskis, vicepresidente responsable del Euro y el Diálogo Social ha declarado: «La recuperación de las economías europeas se está intensificando. Si bien esta evolución es alentadora, debemos garantizar que el crecimiento económico sea duradero y sostenible. Ello podrá lograrse aplicando el enfoque de tres prioridades adoptado a nivel de la UE — reformas estructurales, reforzamiento de la inversión y fomento de la responsabilidad presupuestaria— al mismo tiempo que se abordan los retos específicos de cada país. Las recomendaciones de política económica dirigidas a cada país que presentará la Comisión Europea a mediados de mayo serán otro importante paso para plasmar este enfoque en políticas concretas de fomento del crecimiento».

 

Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, ha declarado: «La economía europea está atravesando su primavera más próspera de los últimos años, estando apoyada la recuperación tanto por factores externos como por unas medidas políticas que están comenzando a dar sus frutos. Sin embargo, hay que seguir trabajando para lograr que esta recuperación sea algo más que un fenómeno coyuntural. El cumplimiento de las inversiones y las reformas y el mantenimiento de unas políticas presupuestarias responsables son fundamentales para obtener el empleo y el crecimiento duraderos que Europa necesita».

Diferencias de crecimiento económico entre países

Se prevé que todos los países de la UE se beneficien de estos factores favorables. Sin embargo, la medida en que cada economía se beneficiará dependerá en particular de su capacidad de reaccionar frente a la disminución de los precios del petróleo y la depreciación del euro. Es probable que la expansión cuantitativa del Banco Central Europeo afecte más a los países que tenían anteriormente unas condiciones de financiación restrictivas. No obstante, en algunos Estados miembros, sus reservas de capital relativamente bajas y sus altos niveles de préstamos no productivos podrán reducir los efectos positivos de la expansión cuantitativa sobre los préstamos bancarios.

Repunte de la inflación previsto para el segundo semestre de este año

Se espera que la inflación se mantenga próxima a cero en el primer semestre de 2015, debido principalmente a los efectos de la caída de los precios de la energía. Sin embargo, en el segundo semestre del año se observaría un repunte de los precios de consumo, que se acentuaría en 2016, como consecuencia del reforzamiento de la demanda interna, la reducción de las brechas de producción, la desaparición gradual de los efectos de unos precios de los productos básicos más bajos, y los mayores precios de importación resultantes de la depreciación del euro. Se prevé que la inflación anual en la UE y en la zona del euro aumente del 0,1 % este año al 1,5 % en 2016.

Lenta mejora de los mercados de trabajo

La expansión del empleo se está beneficiando del reforzamiento de la actividad económica. El desempleo, si bien sigue una tendencia decreciente, aún se mantiene a un nivel elevado. Se espera que este año el desempleo en la UE y en la zona del euro disminuya hasta el 9,6 % y el 11,0 %, respectivamente, con la extensión de las mejoras del mercado de trabajo a todos los sectores. Con la previsión de que el crecimiento económico siga aumentando en 2016, la tendencia deberá proseguir, particularmente en los países que han aplicado recientemente reformas del mercado de trabajo. En 2016, el desempleo disminuiría hasta el 9,2 % en la UE y el 10,5 % en la zona del euro.

Continuación de la reducción de los déficits presupuestarios

Las perspectivas presupuestarias en la UE y en la zona del euro siguen mejorando, gracias a los esfuerzos de ajuste de los últimos años, a la mayor actividad económica y a los menores pagos de intereses sobre la deuda pública pendiente. Incluso con una estrategia presupuestaria globalmente neutra, se espera que la ratio déficit/PIB de la UE disminuya del 2,9 % en 2014 al 2,5 % este año, y al 2,0 % el año próximo. En la zona del euro, disminuiría del 2,4 % en 2014, al 2,0 % en 2015 y al 1,7 % en 2016. Se espera que la ratio deuda pública / PIB en ambas zonas haya tocado techo en 2014 y disminuya este año y el próximo, para alcanzar el 88,0 % en la UE y el 94,0 % en la zona del euro en 2016.

Riesgos para las perspectivas económicas globalmente equilibrados

El nivel de incertidumbre en torno a las perspectivas económicas sigue elevado, pero los riesgos que estas encierran parecen globalmente equilibrados.

El crecimiento del PIB podría resultar mayor de lo previsto si los factores favorables duran más o son más fuertes de lo previsto. Sin embargo, el crecimiento del PIB podría ser inferior al previsto si aumentasen las tensiones geopolíticas o si se produjesen tensiones en los mercados financieros, por ejemplo como consecuencia de la normalización de la política monetaria de los Estados Unidos. Los riesgos para las perspectivas de inflación han disminuido en respuesta a la expansión cuantitativa del Banco Central Europeo y a la revisión al alza de las previsiones de crecimiento.

 Contexto

Estas previsiones se basan en una serie de hipótesis externas relativas a los tipos de cambio, los tipos de interés y los precios de los productos básicos. Las cifras utilizadas reflejan las expectativas de mercado en relación con los mercados de derivados en el momento de elaboración de las previsiones.

Estas previsiones toman en consideración todos los datos y factores disponibles pertinentes, con inclusión de hipótesis relativas a las políticas públicas, hasta el 21 de abril de 2015. Únicamente se han incorporado las políticas que se han anunciado de forma creíble y especificado con el suficiente detalle, y las proyecciones se basan en la hipótesis de que se mantendrán las políticas actuales.

La Comisión deberá actualizar sus previsiones económicas en noviembre.

 Para más información:

 Previsioneseconómicas de la UE – primavera de 2015

Sitio Webde las previsiones económicas de primavera

Siga a la DG ECFIN en Twitter: @ecfin

Siga al vicepresidente Dombrovskis en Twitter: @VDombrovskis

Siga al comisario Moscovici en Twitter: @Pierremoscovici

 

IP/15/4903

Personas de contacto para la prensa

Solicitudes del público en general:


Side Bar