Navigation path

Left navigation

Additional tools

Tejidos innovadores para impulsar el cultivo de algas marinas en la UE

European Commission - IP/14/962   04/09/2014

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO GA HR

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 4 de septiembre de 2014

Tejidos innovadores para impulsar el cultivo de algas marinas en la UE

Foto: Un buzo inspecciona un cultivo de algas en el emplazamiento experimental de AT~SEA, cerca de Galway (Irlanda). Descargue aquí la fotografía en alta calidad.

Las algas marinas son un recurso importante pero poco explotado como ingredientes de alimentos y piensos, en las sustancias bioquímicas y en la producción de biocombustibles. Sin embargo, su recolección eficiente a gran escala ha sido difícil. Hasta ahora. El proyecto AT~SEA, en cuya financiación participa la Unión Europea, ha desarrollado tejidos avanzados que proporcionan altos rendimientos a las estructuras flotantes de algas y permiten un cultivo fácil y mecanizado.

El coordinador del proyecto, Bert Groenendaal, de la sociedad belga Sioen Industries, ha asegurado que los nuevos tejidos hacen posible el cultivo de algas en una escala que puede contribuir al desarrollo de una industria multimillonaria en Europa e impulsar, por tanto, el crecimiento y el empleo. Sioen es una de las siete empresas que participan en el proyecto, junto con cuatro centros de investigación.

Groenendaal ha señalado lo siguiente: «El potencial económico de las algas marinas es enorme. A las empresas les interesan las algas para aplicaciones muy diferentes, tales como alimentos y aditivos alimentarios, piensos, productos químicos e incluso combustibles.».

Por su parte, la comisaria europea de Investigación, Innovación y Ciencia, Máire Geoghegan-Quinn, ha asegurado: «AT~SEA es un ejemplo más entre muchos de cómo la financiación de la UE ayuda a investigadores y empresas a colaborar para innovar. Esta investigación permitirá a las empresas de la UE cultivar de forma eficiente un recurso valioso, ayudándoles a competir en los mercados mundiales. El nuevo programa de investigación de la UE, Horizonte 2020, dotado con 80 000 millones de euros, respalda a las empresas a la hora de llevar ideas nuevas del laboratorio al mercado con rapidez y de forma rentable.».

Los ensayos de los tejidos AT~SEA en los cultivos experimentales de Solund (Noruega), Oban (Escocia) y Galway (Irlanda) han generado rendimientos de hasta 16 kg de algas húmedas por metro cuadrado, un rendimiento entre tres y cinco veces mayor que el del cultivo tradicional de algas.

Actualmente, las algas se obtienen recolectando algas silvestres o con sistemas de cuerdas. Ninguno de esos métodos permite fácilmente aumentar la escala de producción, ya que se trata de técnicas intensivas en mano de obra y con rendimientos relativamente bajos.

El equipo del proyecto ha desarrollado productos textiles que pueden soportar un buen número de plantas sin romperse o sin atraer vegetación o moluscos no deseados. Su revestimiento ecológico protege a las algas jóvenes y estimula su crecimiento.

Se trata de tejidos idóneos para obtener sustratos de cultivo de 1 mm de grosor y de gran dimensión, que se colocan unos metros por debajo de la superficie del mar y sobre los que crecen las plantas. Cuando las algas han alcanzado la madurez, una máquina a bordo de una embarcación las separa de los sustratos y las introduce en depósitos flexibles de almacenamiento fabricados con materiales textiles de tecnología avanzada.

En septiembre de 2014, AT~SEA pondrá en marcha un cultivo de 200 metros cuadrados de sustratos en cada uno de los tres emplazamientos experimentales con el objetivo de evaluar su potencial comercial. Groenendaal estima que el rendimiento podría aumentar hasta los 20 - 25 kg por metro cuadrado a medida que el consorcio perfeccione sus técnicas.

El consorcio AT~SEA ha solicitado una patente sobre los tejidos. En julio de 2015, al término del proyecto, tiene previsto establecer un cultivo de entre 2 y 3 hectáreas a través de una empresa comercial derivada de AT~SEA.

El proyecto prevé que los tejidos pueden servir también para usos comerciales distintos del cultivo de algas marinas, concretamente en otros tipos de acuicultura y en la fabricación de contenedores flexibles para el transporte de agua dulce por mar.

Las algas marinas pueden utilizarse para usos muy diversos. Algunas sirven como materia prima de sustancias bioquímicas para, por ejemplo, medicamentos, cosméticos naturales y abonos orgánicos. Otras ofrecen también buenas perspectivas de futuro para la producción sostenible de biocombustibles si se recolectan en las cantidades necesarias para la producción industrial.

Otro de sus usos potenciales lo constituyen los alimentos e ingredientes alimentarios. Algunas especies se cultivan de forma extensiva y se consumen directamente en países asiáticos. Aquí en Europa, productos transformados como la leche con chocolate, los yogures, las bebidas funcionales y las cervezas contienen polisacáridos de algas —agares, carragenanos y alginatos— como aglutinantes o emulgentes. Además, de las algas pueden extraerse lípidos y proteínas de alto valor, antioxidantes, gelificantes, vitaminas y minerales esenciales para la producción de alimentos.

Por otro lado, el cultivo de algas marinas a gran escala podría tener repercusiones positivas en el ecosistema oceánico. Las algas pueden contribuir a absorber el exceso de CO2 en el agua del mar y los nutrientes residuales de las piscifactorias cercanas. Además, proporciona hábitats saludables a las poblaciones de peces o de moluscos silvestres que de otra manera se verían amenazadas por la pesca.

Contexto

El proyecto AT~SEA, que ha recibido 3,4 millones de euros de fondos de la UE, reúne a seis pymes, una gran empresa y cuatro centros de investigación de Bélgica, Irlanda, Marruecos, los Países Bajos, Noruega, Portugal, España y el Reino Unido.

El proyecto ha obtenido financiación en el marco del Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Unión Europea (2007-2013).

El 1 de enero de 2014, la Unión Europea puso en marcha un nuevo programa de financiación en el ámbito de la investigación y la innovación, de siete años de duración, denominado Horizonte 2020. Durante los próximos siete años se invertirán casi 80 000 millones de euros en proyectos de investigación e innovación para respaldar la competitividad económica de Europa y ampliar las fronteras del conocimiento humano. El presupuesto de investigación de la UE se centra principalmente en la mejora de la vida cotidiana en áreas como la salud, el medio ambiente, el transporte, los alimentos y la energía. Las asociaciones de investigación con las industrias farmacéutica, aeroespacial, automovilística y electrónica fomentan también la inversión privada en apoyo del crecimiento futuro y de la creación de puestos de trabajo de alta cualificación. Horizonte 2020 pondrá un énfasis aún mayor en la conversión de ideas excelentes en productos, procesos y servicios comercializables.

Más información

AT~SEA: http://www.atsea-project.eu

Artículo y vídeo de la revista Horizon Magazine: http://horizon-magazine.eu/article/new-dimension-seaweed-farming_en.html

Sitio web de Horizonte 2020: http://ec.europa.eu/programmes/horizon2020/

Personas de contacto:

Michael Jennings (+32 2 2963388) Twitter: @ECSpokesScience

Monika Wcislo (+32 2 2986595)

Para el público: Europe Direct, por teléfono 00 800 6 7 8 9 10 11 o por correo electrónico


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website