Navigation path

Left navigation

Additional tools

Política medioambiental e industrial: vivir y trabajar en edificios mejores

European Commission - IP/14/764   02/07/2014

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO HR

Comion Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 2 de Julio de 2014

Política medioambiental e industrial: vivir y trabajar en edificios mejores

La Comisión adoptó hoy nuevas propuestas que se proponen reducir el impacto medioambiental de los edificios nuevos y renovados merced a un aumento de la eficiencia de los recursos y a una mejora de la información disponible sobre la eficiencia energética de los edificios. De estas propuestas cabe esperar:

• un beneficio para el medio ambiente. Casi la mitad del consumo final de energía de la UE y de los materiales extraídos, y un tercio aproximadamente del consumo de agua, tienen lugar en el marco de la construcción y ocupación de los edificios;

• un beneficio para el sector de la construcción.El sector europeo de la construcción genera casi un 10 % de su PIB y da trabajo a 20 millones de personas;

• y un beneficio para los ocupantes. Los edificios sostenibles son más económicos a la hora de operarlos y mantenerlos y tienen una repercusión positiva en la salud y el bienestar de sus ocupantes.

El Vicepresidente de la Comisión Europea, Michel Barnier, Comisario en funciones de Industria y Emprendimiento, manifestó lo siguiente: «el sector de la construcción debe considerar las propuestas de hoy como una oportunidad para innovar y atraer nuevos talentos. Las nuevas tecnologías ofrecen un gran potencial, no sólo para las casas nuevas, sino para la renovación de millones de edificios existentes al objeto de hacerlos energéticamente eficientes. No perdamos esta oportunidad».

El Comisario de Medio Ambiente, Janez Potočnik dijo: «oímos hablar a menudo de la eficiencia energética de los edificios, pero es preciso situarse en una perspectiva más amplia. Una mayor información pública sobre la eficiencia medioambiental es una manera segura de mejorar la eficiencia general de nuestros edificios. Y eso es bueno para el medio ambiente, para la salud de la población y para su bolsillo».

Construir, utilizar y derribar edificios es algo que tiene un impacto considerable sobre el medio ambiente. Aunque en los últimos años se han realizado grandes progresos en el campo de la eficiencia energética en la UE, no se dispone de mucha información sobre la eficiencia energética general de los edificios. La investigación ha mostrado que un 79 % de las familias europeas desearía que, a la hora de alquilar o adquirir una propiedad, se tuvieron en cuenta los aspectos medioambientales. A pesar de ello, menos de un 1 % de los edificios europeos han sido evaluados en este sentido.

Las propuestas de hoy proporcionan a arquitectos, fabricantes de productos de la construcción, constructores y a cualquiera que desee alquilar o adquirir un edificio, una mayor información sobre los aspectos medioambientales o sanitarios. El impacto medioambiental de las distintas opciones disponibles al diseñar, construir, utilizar o demoler edificios sería más fácilmente comparable, lo que a su vez constituiría un incentivo para promocionar los edificios sostenibles en toda la UE.

Teniendo esto en cuenta, la Comisión ha creado, en colaboración con las partes interesadas y las autoridades nacionales, un nuevo marco dotado de un número limitado de indicadores que permiten evaluar la eficiencia medioambiental de los edificios. El objetivo es proporcionar un instrumento que tanto los actores del sector privado como las autoridades públicas puedan utilizar en toda Europa. Una consulta pública del año pasado llegó a la conclusión de que un marco de este tipo constituiría un gran paso para impulsar la oferta y la demanda de edificios más respetuosos con el medioambiente.

Del mismo modo, se van a tomar medidas para mejorar de forma directa la eficacia medioambiental de los edificios. Una serie de nuevas propuestas hará más fácil el reciclado en la construcción y la demolición, así como en la reutilización de materiales al construir nuevos edificios o renovar los existentes. Esto significa menos desechos para los vertederos y menos utilización de materiales vírgenes.

Estas iniciativas, junto con las comunicaciones sobre residuos y la economía circular, empleo verde y Plan de acción ecológico para las PYME, que la Comisión publica hoy igualmente, inauguran una agenda renovada para los próximos años en materia de eficiencia de recursos.

Próximas etapas

La primera serie de indicadores estará disponible en el plazo de dos o tres años. A partir de ahí la información comenzará a recogerse e irá teniendo un impacto gradual en los edificios nuevos y renovados. La Comisión impulsará también el mercado del reciclado de los residuos de la construcción y la demolición gracias a un mayor apoyo a los proyectos de investigación y demostración y a una mayor colaboración con los Estados miembros para hacer más atractivas económicamente las actividades de reciclado.

Contexto

La Hoja de ruta hacia una Europa eficiente en el uso de los recursos, adoptada en 2011, mostraba como la alimentación, la movilidad y el sector inmobiliario son responsables de entre un 70 y un 80% del impacto medioambiental de los países industrializados. Llegaba a la conclusión de que las políticas vigentes en materia de promoción de la eficiencia energética y uso de energías renovables en los edificios deben complementarse con otras políticas de eficiencia de recursos que abarquen un número más amplio de impactos medioambientales en todo el ciclo de vida de los edificios. Por otro lado, tales políticas contribuirían a fomentar la competitividad en el sector de la construcción y el desarrollo de un parque de edificios eficiente en sus recursos. La hoja de ruta marca unos hitos hasta 2020 y recoge las acciones que debe llevar a cabo la Comisión Europea. Propugnaba asimismo una Comunicación en materia de edificios sostenibles que permitiera completar los hitos de la hoja de ruta.

La iniciativa propuesta presentará diferentes posibilidades de reconocimiento mutuo o de armonización de los distintos métodos de evaluación existentes, posibilidades que permitirán además aumentar la operatividad y la disponibilidad en beneficio de las empresas constructoras, el sector del seguro y los inversores. Este aspecto concuerda con la Estrategia para una competitividad sostenible del sector de la construcción y de sus empresas que establece las medidas que se han de tomar en el período comprendido hasta 2020 en el ámbito de la inversión, el capital humano, los requisitos medioambientales y la regulación y acceso a los mercados.

Para más información

Enlace con la Comunicación de la Comisión:

http://ec.europa.eu/environment/circular-economy/

Véase también

Preguntas y respuestas sobre los edificios sostenibles MEMO/14/451

http://ec.europa.eu/environment/eussd/buildings.htm

http://ec.europa.eu/enterprise/magazine/articles/sustainable-industry-innovation/article_11121_es.htm

IP/14/763

Personas de contacto:

Para la prensa:

Joe Hennon (+32 2 295 35 93)

Andreja Skerl (+32 2 295 14 45)

Para el público: Europe Direct por teléfono 00 800 6 7 8 9 10 11 o por correo electrónico


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website