Navigation path

Left navigation

Additional tools

Trabajo no declarado: un estudio revela la amplitud del problema

European Commission - IP/14/298   24/03/2014

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO HR

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 24 de marzo de 2014

Trabajo no declarado: un estudio revela la amplitud del problema

Alrededor de uno de cada diez europeos (11 %) admite haber adquirido durante el año anterior bienes o servicios que implican un trabajo no declarado, mientras que el 4 % reconocen que ellos mismos recibieron dinero en negro a cambio de un trabajo. Además, uno de cada 30 (3 %) declara haber recibido, en parte, pagos en efectivo de su empleador («sueldos en mano»). Estas son algunas de las conclusiones de una encuesta Eurobarómetro, que pone de manifiesto que el trabajo no declarado es un fenómeno muy extendido en Europa, aunque el alcance y la percepción del problema varía de un país a otro.

La Comisión abordará los problemas identificados en la encuesta en una propuesta, prevista para el mes de abril, destinada a poner en marcha una Plataforma europea para la prevención y la lucha contra el trabajo no declarado con el objeto de reforzar la cooperación entre los Estados miembros a fin de abordar el problema de manera más eficaz.

«El trabajo no declarado no solo expone a los trabajadores a unas condiciones laborales peligrosas y a unos salarios más bajos, sino que también priva de ingresos a los gobiernos y va en detrimento de nuestros sistemas de protección social. Los Estados miembros deben aplicar políticas para desalentar el trabajo no declarado o fomentar su transformación en trabajo regular, y colaborar más estrechamente para combatir esta lacra. A tal fin, la Comisión Europea propondrá en el mes de abril la puesta en marcha de una Plataforma europea para la disuasión y la prevención del trabajo no declarado, que mejorará la cooperación entre las inspecciones de trabajo y los organismos de control en toda Europa», ha declarado László Andor, Comisario de la UE responsable de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión.

La encuesta Eurobarómetro, organizada en veintiocho países de la UE, pone de manifiesto lo siguiente:

el 11 % de los encuestados admite haber adquirido en el transcurso del año anterior bienes o servicios que implican un trabajo no declarado, mientras que el 4 % reconoce que realizó actividades remuneradas no declaradas;

el 60 % justifica la compra de bienes o servicios no declarados principalmente por su coste menos elevado, y el 22 % por hacerle el favor a un amigo.

el 50 % menciona como motivo fundamental los beneficios para ambas partes; el 21 % la dificultad de encontrar un empleo regular, el 16 % la percepción de que los impuestos son demasiado elevados, y el 15 % la ausencia de otros ingresos; los europeos meridionales tienden en particular a mencionar dificultades para encontrar un empleo regular (41 %) o la ausencia de ninguna otra fuente de ingresos (26 %).

Los europeos gastan una media anual de 200 euros en bienes o servicios no declarados, mientras que el importe anual medio percibido por los que realizan trabajos no declarados es de 300 euros

Los bienes o servicios no declarados más solicitados son las reparaciones y renovaciones de viviendas (29 %), las reparaciones de automóviles (22 %), los servicios de limpieza del hogar (15 %) y los alimentos (12 %).

Los trabajos no declarados que más se realizan son las reparaciones y renovaciones de viviendas (19 %), la jardinería (14 %), la limpieza (13 %) y los servicios de cuidado de niños (12 %).

La proporción de encuestados que realizan trabajos no declarados es más elevada en Letonia, los Países Bajos y Estonia (11 %). No obstante, existen importantes diferencias de un país a otro en cuanto a las actitudes y percepciones de lo que constituye el trabajo no declarado, así como a la http://ec.europa.eu/social/main.jsp?catId=738&langId=en&pubId=7684naturaleza y el volumen de los servicios en cuestión.

El 3 % de los encuestados declara que recibe una parte de sus ingresos «en mano», una práctica más extendida en las empresas más pequeñas. La proporción de los ingresos anuales percibidos como sueldos en mano es mayor en Europa meridional (69 %), seguida de Europa Oriental y Central (29 %), mientras que los países nórdicos y continentales registran niveles inferiores (17 % y 7 % respectivamente).

El Informe http://ec.europa.eu/social/main.jsp?catId=738&langId=en&pubId=7684Employment and Social Developments in Europe (Evolución social y del empleo en Europa) de 2013 presenta un análisis más pormenorizado de la situación. Como se desprende de un informe anterior de 2007, la evolución del trabajo no declarado varía claramente de un país a otro, incluso si su alcance general parece más bien estable:

la oferta de trabajo no declarado se redujo bruscamente en algunos países como Letonia, mientras que aumentó ligeramente en España y Eslovenia;

en Grecia, Chipre, Malta y Eslovenia la demanda de trabajo no declarado registró un aumento espectacular;

la incidencia de los salarios «en mano» ha disminuido durante la crisis, especialmente en Europa Central y Oriental, pero ha aumentado en Grecia.

Otros análisis del impacto de la crisis en la incidencia del trabajo no declarado indican que el debilitamiento de los mercados de trabajo desde 2007 ha conducido a un aumento de la oferta privada de trabajo no declarado, aunque el vínculo con el aumento de la pobreza no parece estar claro. Sin embargo, parece que el elevado desempleo y el aumento de la pobreza conducen a una mayor aceptación de los «sueldos en mano». Parece asimismo que el nivel de los impuestos no incide directamente en el nivel de trabajo no declarado, pero la percepción que tiene la gente de los servicios públicos y del uso que se hace de los ingresos fiscales también pueden influir.

El informe ESDE pasa también revista a una serie de medidas adoptadas en diferentes Estados miembros con objeto de luchar contra el trabajo no declarado, entre las cuales cabe destacar:

estímulos para regularizar las actividades no declaradas, como la simplificación administrativa, los incentivos fiscales directos para los compradores o cheques de servicio;

medidas destinadas a desarrollar una moral fiscal más estricta y una cultura del compromiso, por ejemplo, mediante campañas de sensibilización;

mejor detección y sanciones más severas.

Próximos pasos

La Comisión tiene previsto proponer, en abril de 2014, la creación de una Plataforma europea para la prevención y la disuasión del trabajo no declarado, que reunirá a distintos organismos de los Estados miembros encargados de velar por el cumplimiento de la normativa, como los servicios de inspección del trabajo, los organismos responsables en materia fiscal, de migración y de seguridad social, y otras partes interesadas. Dicha plataforma mejorará la cooperación a escala de la UE para prevenir y desalentar el trabajo no declarado de forma más eficiente y efectiva.

Contexto

En la encuesta del Eurobarómetro participaron 26 563 personas de distintos grupos sociales y demográficos en todos los Estados miembros. Sus resultados se basan en las conclusiones de una encuesta anterior realizada en 2007, que constituye el primer intento para medir el trabajo no declarado en el conjunto de la UE. Ambas encuestas se han centrado en la oferta y la demanda individual de bienes y servicios, y en los «sueldos en mano», y no incluye, por lo tanto, todas las formas de trabajo no declarado en las empresas.

Se entiende por trabajo no declarado cualquier actividad retribuida que sea legal en cuanto a su naturaleza pero que no sea declarada a las autoridades públicas, teniendo en cuenta las diferencias en el sistema regulador de los Estados miembros. Este concepto se ha integrado en la Estrategia europea de empleo y, desde 2001, se incluye en las Directrices para el empleo de los Estados miembros.

El Paquete sobre Empleo de abril de 2012 ya destacó que transformar el trabajo informal o no declarado en empleo regular podría contribuir a reducir el desempleo, así como la necesidad de mejorar la cooperación entre los Estados miembros.

A mediados de 2013, la Comisión organizó la primera fase de la consulta con los representantes de los empresarios y los trabajadores a escala de la UE sobre posibles futuras medidas para una mayor cooperación entre las autoridades nacionales de ejecución (IP/13/650), que fue seguida de una segunda fase de consulta a principios de 2014.

Para más información

http://ec.europa.eu/public_opinion/archives/eb_special_419_400_en.htm - 402Eurobarómetro «El trabajo no declarado en la UE»

Sitio web de László Andor

Siga a László Andor en Twitter

Suscríbase y recibirá gratuitamente por correo electrónico el boletín de la Comisión Europea sobre empleo, asuntos sociales e inclusión

Personas de contacto:

Jonathan Todd (+32 22994107)

Cécile Dubois (+32 22951883)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website