Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Una nueva era para las políticas de justicia e interior de la UE

Bruselas, 01 diciembre 2014

El día de hoy marca un hito en la cooperación policial y judicial en materia penal en la Unión Europea. A partir de hoy, 1 de diciembre de 2014, cinco años después de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, las atribuciones normales de la Comisión y del Tribunal de Justicia se aplicarán a los actos en este ámbito, al igual que en cualquier otro campo legislativo de la UE.

Este es el inicio de una nueva era para todo el ámbito de justicia e interior, ya que quedan suprimidas las actuales limitaciones del control judicial por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y de la función de la Comisión como guardiana del Tratado en el ámbito de la cooperación judicial en materia penal, lo que significa que la Comisión tendrá la facultad de iniciar procedimientos de infracción si no se ha aplicado correctamente el Derecho de la UE (acordado previamente por los Estados miembros por unanimidad).

El vicepresidente primero Frans Timmermans ha presentado lo que este avance significa para los ciudadanos europeos y para la policía y los sistemas de justicia penal: «Europa no es solo un mercado único o una unión económica y monetaria; también ofrece a sus ciudadanos un espacio europeo de libertad, seguridad y justicia. Hoy, las políticas de justicia e interior se tratan por fin en pie de igualdad con las demás políticas de la UE. Este es un paso más para hacerlas más transparentes y democráticas. De ahora en adelante, el control judicial del Tribunal de Justicia y los poderes de ejecución de la Comisión también se aplicarán a las medidas de cooperación policial y a las actuaciones en materia penal, reforzando así los derechos de los ciudadanos y la seguridad jurídica».

Hasta hoy, la cooperación policial y judicial en materia penal había sido el último asunto pendiente del llamado «tercer pilar» de la legislación de la Unión, que trata todo el ámbito de la justicia y los asuntos de interior. Esta evolución se inició con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa el 1 de diciembre de 2009. Un periodo transitorio de cinco años ha permitido que los Estados miembros y la Comisión hayan podido prepararse a fondo para este cambio y ha facilitado una transición suave hacia una nueva forma de legislación y control judicial en ese ámbito.

El 28 de noviembre, la Comisión también adoptó propuestas para derogar veinticuatro actos obsoletos en ese ámbito, pues ya no son pertinentes o han sido sustituidos por otras medidas. Por motivo de seguridad jurídica, la Comisión propone que las medidas contempladas en estas propuestas sean derogadas por el Parlamento Europeo y el Consejo.

Una Europa abierta y segura

Garantizar la libertad, la seguridad y la justicia es un objetivo clave de la Unión Europea. Desde 1999, cuando entró en vigor el Tratado de Ámsterdam, se ha hecho mucho para garantizar una Europa abierta y segura, basada en el respeto de los derechos fundamentales y sobre la base de una voluntad de servir a los ciudadanos europeos: Se acordó un sistema europeo común de asilo, que mejora las normas para quienes necesitan protección. Se reforzó el espacio de Schengen, uno de los logros más populares del proyecto europeo. Actualmente, la legislación y la cooperación práctica ofrecen herramientas comunes para ayudar a proteger las sociedades y las economías europeas de formas graves de delincuencia organizada.

El comisario europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, ha dicho: «El 1 de diciembre constituye el final del periodo de transición de las políticas de justicia e interior y abre un nuevo capítulo con mayores responsabilidades en el sector de las migraciones y los asuntos de interior. El cometido de la UE en las cuestiones relativas a las migraciones, el asilo y la seguridad es crucial para garantizar que Europa sea un lugar abierto, próspero y seguro en el que puedan vivir y trabajar todos sus ciudadanos. Siguen existiendo muchos desafíos, y sabemos que no hay soluciones fáciles, pero existe una fuerte voluntad política. Estoy convencido de que, juntos, podremos hacerles frente».

Un espacio europeo de justicia y derechos fundamentales

En los últimos años, la Comisión ha sentado los cimientos de un verdadero espacio europeo de justicia y derechos fundamentales basado en la confianza mutua al servicio de los ciudadanos europeos. Ya se han dado pasos fundamentales: los nuevos derechos de la UE para las víctimas de delitos, los mayores derechos a un juicio justo para los sospechosos en el ámbito penal y el mejor reconocimiento de las resoluciones judiciales han mejorado el acceso a la justicia, mientras que las propuestas de la Comisión para proteger los datos personales refuerzan los derechos fundamentales y el mercado único digital.

Vĕra Jourová, comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, ha afirmado: «Los ciudadanos esperan de sus gobiernos justicia, protección y equidad, lo que requiere una actuación europea conjunta basada en nuestros valores compartidos. Dado que cada vez más los ciudadanos estudian, trabajan, crean empresas, se casan y tienen hijos en distintos países de la UE, la cooperación judicial entre sus Estados miembros debe seguir mejorando gradualmente para que se produzcan resultados concretos para los ciudadanos y las empresas».

El Reino Unido sigue contribuyendo a la lucha de toda la UE contra la delincuencia organizada y el terrorismo

Tras la notificación oficial del Reino Unido de que desea reincorporarse a una lista de medidas, la Comisión ha adoptado hoy la decisión de autorizarle a participar en las medidas más importantes de la UE en el ámbito de la cooperación policial y judicial en materia penal.

Utilizando las disposiciones específicas previstas en el artículo 10 del Protocolo nº 36 adjunto al Tratado, el Reino Unido decidió en julio de 2013 hacer uso de su derecho a ejercer una exclusión voluntaria, a partir del 1 de diciembre de 2014, de todos los actos de la UE adoptados en el marco del antiguo tercer pilar que no se hubieran modificado tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa. El 20 de noviembre de 2014, el Reino Unido notificó su deseo de volver a participar en treinta y cinco de esos instrumentos. La decisión de hoy de la Comisión permite al Reino Unido reincorporarse inmediatamente a las veintinueve medidas no relativas al espacio de Schengen, con inclusión de Europol. El Consejo de la UE es el responsable de adoptar la decisión sobre la opción de participación del Reino Unido en las seis medidas relativas al espacio de Schengen.

El vicepresidente primero, Frans Timmermans, ha dicho: «La Comisión Europea saluda efusivamente la decisión del Reino Unido, que significa que seguirá trabajando con sus vecinos en la lucha contra la delincuencia transfronteriza en un marco a escala de la UE. Históricamente, los británicos siempre se han situado en la vanguardia para ayudar conformar las políticas de reconocimiento mutuo en los ámbitos de justicia e interior, y me alegro de que su voz se siga oyendo».

Antecedentes

La abolición del «tercer pilar» tras la entrada en vigor del Tratado de Lisboa significa que las disposiciones sobre cooperación policial y judicial se han integrado en el título V del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y, por tanto, se rigen ahora por las normas que regulan dicho título. Como medida transitoria con respecto a los actos de la Unión en el ámbito de la cooperación policial y judicial en materia penal, hasta el 1 de diciembre de 2014 no se aplicaban las competencias de la Comisión con arreglo al artículo 258 del TFUE (procedimiento de infracción), y las atribuciones del Tribunal de Justicia seguían siendo las mismas que antes de la entrada en vigor del Tratado en lo relativo a dichos actos.

Transcurrido el periodo transitorio, el Tribunal de Justicia dispone actualmente de plena jurisdicción sobre la ejecución de la cooperación judicial y policial en materia penal, y la Comisión podrá iniciar un procedimiento de infracción contra cualquier Estado miembro que infrinja el Derecho de la Unión.

Más información

Directrices políticas del presidente Juncker: justicia y derechos fundamentales

Directrices políticas del presidente Juncker: migraciones

Discurso del vicepresidente primero Timmermans: un nuevo capítulo para la justicia penal transfronteriza

NOTA INFORMATIVA: Principales resultados obtenidos en los ámbitos de la justicia y de interior

Página web de la DG de Justicia

Comunicación: Reforzar la confianza, la movilidad y el crecimiento en la Unión

Página web de la DG de Interior

Comunicación: Una Europa abierta y segura: ha llegado la hora de hacerla realidad

IP/14/2266

Personas de contacto para la prensa

Natasha BERTAUD (+32 2 296 74 56)
Tim McPHIE (+ 32 2 295 86 02)

Solicitudes del público en general:

Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail

Side Bar