Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 18 de septiembre de 2014

Empleo: un estudio muestra que la movilidad de los trabajadores es fundamental para superar las dificultades demográficas y de capacidades de la UE

Para hacer frente a los efectos del envejecimiento de la población, la UE tendrá que cerrar la brecha de género y aumentar la tasa de empleo de jóvenes y mayores, pero también la movilidad y la migración tienen un papel clave. Esta es la principal conclusión del informe conjunto Comisión-OCDE Matching Economic Migration with Labour Market Needs [Gestionar las migraciones económicas para responder mejor a las necesidades del mercado laboral], que hoy se publica.

László Andor, comisario de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión, ha declarado: «Este informe conjunto con la OCDE proporciona información de gran valor sobre las graves dificultades demográficas que nos esperan. Garantizar una movilidad laboral justa en la UE, mejorar la formación para cubrir el déficit de cualificaciones, garantizar unas condiciones de trabajo dignas a los trabajadores e integrar mejor a los extraunionitarios pueden ser parte de la solución al envejecimiento de la población y a futuras carencias de cualificaciones en el mercado laboral europeo».

Cecilia Malmström, comisaria de Asuntos de Interior, ha declarado: «La realidad actual es que muchos Estados miembros no pueden cubrir sus necesidades de personal solo con sus trabajadores autóctonos. La cuestión no es si necesitamos a los emigrantes, sino cómo sacar el máximo partido de la migración. Para ello necesitamos políticas activas de integración que sean abiertas, transparentes y realistas, así como un liderazgo político fuerte».

Stefano Scarpetta, director de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la OCDE, ha declarado: «Puede sorprender que estemos hablando de gestionar las migraciones económicas para responder mejor a las necesidades del mercado laboral, cuando muchos países europeos conocen un desempleo persistente y se da una creciente reacción adversa a la inmigración. Sin embargo, a Europa ya le estaría yendo mejor si hiciéramos un uso más eficiente de las cualificaciones de los inmigrantes. Necesitamos una buena integración de los inmigrantes y sus descendientes, y unos sistemas de gestión de la migración laboral más eficientes que respondan a las necesidades reales, con el fin de reforzar la cohesión social y de aumentar la competitividad de Europa».

El declive demográfico y el déficit de capacidades

Se prevé que entre 2013 y 2020 la población en edad de trabajar (entre 15 y 64 años) disminuya en Europa en 7,5 millones de personas (-2,2 %), mientras que en los países de la OCDE aumentará en la misma proporción. Partiendo de la hipótesis de una migración neta cero, se calcula que la población de la UE-28 en edad de trabajar haya disminuido aún más en 2020, hasta 11,7 millones de personas (-3,5 %).

Todo ello tiene implicaciones que no son solo demográficas: el mercado laboral es dinámico y el tipo de empleos cambia, por lo que el déficit y la poca adecuación de las capacidades serán asuntos cruciales en la UE. Según la Encuesta europea a empresas 2013 de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo, pese a la atonía del mercado de trabajo, el 40 % de las empresas de la UE tienen dificultades para encontrar trabajadores con el perfil que necesitan. Los datos disponibles apuntan a que, en la mayoría de los países de la OCDE, las necesidades de mano de obra en la próxima década se concentrarán en determinadas ocupaciones; en gran medida, de alta cualificación, pero también de niveles intermedios.

En este contexto, el informe conjunto UE-OCDE esboza tres respuestas políticas complementarias:

  • fomentar la movilidad laboral en la UE para repartir mejor las competencias,

  • integrar mejor a los emigrantes de fuera de la UE con vistas a un uso más racional de las competencias,

  • atraer a los emigrantes cualificados que se necesitan en el mercado laboral de la UE.

Fomentar la movilidad laboral en la UE

Los trabajadores desplazados de la UE contribuyen claramente al crecimiento global del empleo: presentan una tasa de empleo (68 %) más elevada que los nacionales (64,5 %). Además, al transferir mano de obra y capacidades de regiones y países con menos demanda a aquellos que las necesitan, se hace un uso más eficiente de los recursos humanos.

Según el informe, se necesitará una acción política para eliminar los obstáculos a la movilidad. Fomentar la movilidad laboral en la UE también requerirá mejores herramientas para la adecuación de las cualificaciones y mayor promoción del aprendizaje de idiomas.

Integrar mejor a los emigrantes de fuera de la UE

En 2013, los nacionales de terceros países que residían en la UE presentaban una tasa de empleo 12 puntos por debajo de la media de los autóctonos (52,6 % frente a 64,5 %); diferencia más pronunciada en los niveles de educación terciaria.

El informe destaca que podría hacerse frente a esta significativa pérdida de capital humano facilitando el reconocimiento de las cualificaciones extranjeras, el acceso de los inmigrantes los programas activos del mercado laboral más eficaces y una formación lingüística en los países de destino adaptada a sus capacidades.

Atraer a los emigrantes cualificados que se necesitan en el mercado laboral de la UE

Actualmente, el nivel de emigración de personal cualificado de terceros países a la mayoría de los Estados miembros es bajo, pese a que se haya liberalizado la normativa de migración. El informe indica que esto se debe al sistema jurídico de admisión y a que, en la mayoría de los países, los empleadores son reacios a contratar extranjeros. También subraya varias opciones para el futuro, como buscar un mejor equilibrio entre la demanda patronal y los mecanismos de salvaguardia, o mejorar las herramientas de adecuación que permitan a los empresarios encontrar posibles trabajadores migrantes, tales como los estudiantes extranjeros.

Contexto

El proyecto conjunto de investigación Matching Economic Migration with Labour Market Needs ha sido realizado por la Comisión Europea y la OCDE durante tres años. En 2012 se presentó una primera publicación, Free Movement and Workers and Labour Market Adjustment - Recent Experiences from OECD Countries and the European Union. Hoy se hace público el informe final, Matching Economic Migration with Labour Market Needs, junto con una breve Nota.

Desde que el paquete de empleo 2012 presentó la visión de un mercado laboral genuino en la UE, se han adoptado varias iniciativas para eliminar los obstáculos a la movilidad, como las Directivas recientemente aprobadas para facilitar el ejercicio del derecho a la libre circulación (IP/14/421) y sobre la adquisición y conservación de los derechos de pensión complementaria (IP/14/445). Otras iniciativas incluyen la propuesta para mejorar la red paneuropea de búsqueda de empleo EURES (IP/14/26) y la Directiva sobre garantía de cumplimiento en relación con el desplazamiento de trabajadores (IP/14/542).

La Comisión también ha tomado medidas en favor de la integración de los nacionales de terceros países, en particular mediante el Fondo de integración. También ha proporcionado orientación estratégica sobre la integración de los inmigrantes en el mercado laboral, en sus recomendaciones específicas por país a los Estados miembros en que las diferencias de empleo entre los inmigrantes y los nacionales son más pronunciadas.

Información adicional

Joint EU-OECD Report 'Matching economic migration with labour market needs'

Joint EU-OECD Policy brief

Sitio web de László Andor

Siga a @László AndorEU en Twitter

Suscríbase al boletín electrónico gratuito de la Comisión Europea sobre empleo, asuntos sociales e inclusión.

Personas de contacto:

Jonathan Todd (+32 22994107)

Cécile Dubois (+32 22951883)

Spencer Wilson (OCDE, +33 145248118)

Para el público: Europe Direct por teléfono 00 800 6 7 8 9 10 11 o por correo electrónico


Side Bar