Navigation path

Left navigation

Additional tools

Algunos de los principales emprendedores en el campo de la tecnología presentan un manifiesto para el éxito de las empresas incipientes (startups)

European Commission - IP/13/989   23/10/2013

Other available languages: EN FR DE NL SV FI

Comisión Europea

Comunicados de prensa

Bruselas, 23 de octubre de 2013

Algunos de los principales emprendedores en el campo de la tecnología presentan un manifiesto para el éxito de las empresas incipientes (startups)

Algunos de los principales emprendedores de Europa en el campo de la tecnología y pioneros de la comunidad de empresas incipientes presentan hoy a los dirigentes de la UE su manifiesto sobre cómo tiene que adaptarse Europa a la era digital. En este manifiesto se incluyen ideas sobre los recursos que pueden aplicar los responsables –a cada nivel en cada país– para mejorar el entorno ofrecido a la innovación y al crecimiento. En vísperas de una cumbre de la UE centrada en la realización del mercado único digital y en la economía digital, el club de líderes de Startup Europe (véase IP/13/262) va a presentar hoy su manifiesto a Herman Van Rompuy, Presidente del Consejo Europeo, y va a debatir sobre él en una mesa redonda con Mark Rutte, Primer Ministro de los Países Bajos, y otros líderes y embajadores nacionales.

El Manifiesto de Startup Europe ha sido elaborado por los nueve miembros del club de líderes de Startup Europe y toma como base la experiencia conjunta de decenas de europeos que han imaginado, construido y desarrollado empresas con éxito. El manifiesto incluye veintidós recomendaciones dirigidas a la Comisión Europea, a los Estados miembros de la UE y a las empresas de la UE en los ámbitos de la educación y habilidades, el acceso al talento, el acceso al capital, la protección de datos y el liderazgo en el sector. Pueden citarse como ejemplo las siguientes:

Las empresas y los Estados miembros deben alentar a los estudiantes universitarios a poner en marcha negocios antes de terminar los estudios.

Los Estados miembros y la Comisión Europea podrían convertir a Europa en el lugar más adecuado para que las personas con talento y más cualificadas puedan crear una compañía y conseguir un empleo, creando un visado paneuropeo para nuevas empresas.

Las empresas y las administraciones de la UE deben comprar más a las pequeñas empresas.

Pedir a la Comisión Europea que elimine el requisito de que los proveedores de datos almacenen la información en un país determinado.

Pedir a los Estados miembros que nombren a un responsable digital principal (Chief Digital Officer) para cada país de la Unión Europea.

En conjunto, el club de líderes cree que las veintidós recomendaciones darán a las empresas europeas las mejores posibilidades de éxito en el futuro, y a la vez influirán en el crecimiento en la UE y lo potenciarán.

Neelie Kroes, Vicepresidenta de la Comisión Europea responsable de la Agenda Digital, ha declarado lo siguiente: «Creo que estas ideas son excelentes. Necesitamos dar voz a los emprendedores de Europa. Espero que todos los líderes europeos acojan positivamente sus sugerencias para que podamos cambiar las mentalidades sobre empresas incipientes, emprendedores y liderazgo mundial.».

En marzo de 2013, Neelie Kroes invitó al club de líderes a elaborar un manifiesto para el crecimiento económico. Este se presentó oficialmente a la Vicepresidenta en el Startup Europe Forum de Londres a principios de septiembre de 2013. (SPEECH/13/668). Durante las últimas seis semanas, el manifiesto ha sido firmado por más de cinco mil personas, incluidos empresarios, blogueros y periodistas interesados por el mundo de las empresas incipientes de la UE.

Antecedentes

El club de líderes de Startup Europe es un grupo independiente de fundadores en el sector del emprendimiento en tecnología, que sirven de modelo para los emprendedores europeos de Internet y orientan a la Comisión sobre cómo mejorar el ambiente para que estos emprendedores de Internet se lancen en Europa y permanezcan en Europa.

Sus miembros son:

Zaryn Denzel, (@Zaryn) fundador de Tuenti, la mayor red social y multiplataforma para dispositivos móviles de España

Daniel Ek (@eldsjal) y Martin Lorentzon (@MartinLorentzon) – fundadores del servicio de música en tiempo real en línea Spotify

Kaj Hed (@RovioHQ) – Presidente de Rovio (Angry Birds)

Lars Hinrichs (@LarsHinrichs) – fundador y director ejecutivo de HackFwd, empresa de inversión en prelanzamiento

Joanna Shields (@TechCityUK) directora ejecutiva y presidenta de Tech City Investment Organisation

Reshma Sohoni (@rsohoni) – socia de SeedCamp, catalizadora de la próxima generación de empresarios europeos

Boris Veldhuijzen van Zanten (@Boris) empresario - fundador de The Next Web

Niklas Zennström (@atomicoventures) – cofundador de Skype, Kazaa, Joltid y Joost y Atomico

El club de líderes es solo uno de los elementos de Startup Europe, que es el plan de la Comisión para promocionar las TIC y permitir a los emprendedores de Internet que lancen sus empresas en Europa y las hagan florecer en Europa

Enlaces útiles

Manifiesto Startup Europe

Club de líderes Startup Europe

Startup Europe

@StartUpEU

Etiquetas almohadilladas (hashtags): #startupmanifesto, #startupeurope

Neelie Kroes Sigan a Neelie en Twitter

Contacto

Correo electrónico: comm-kroes@ec.europa.eu Tel.: +32.229.57361 Twitter: @RyanHeathEU

ANEXO 1

Recomendaciones del Manifiesto Startup

Recomendación

Explicación

Para quién?

  • Educación y habilidades

  • Lograr que los profesores tengan competencias digitales y estén a la altura de este reto.

Las tecnologías digitales ya no están limitadas a los ordenadores o a las telecomunicaciones. En la actualidad, están presentes en todos los aspectos de nuestras vidas, desde la investigación histórica, pasando por la formación en arte o en matemáticas avanzadas, estudios de geografía, etc. Nuestros hijos nacen en un mundo digital que no existía en la época de sus profesores. Si queremos que la próxima generación utilice las tecnologías digitales para construir un mundo mejor, tenemos que asegurarnos que las personas responsables de orientar y enseñar a los niños se sienten cómodos y tienen la capacidad de usar las tecnologías digitales.

Estados Miembros

  • Enseñar a los niños los principios, los procesos y la pasión por el emprendimiento desde edades tempranas.

Si queremos que los más jóvenes creen sus propias empresas, necesitamos enseñarles cómo hacerlo. Tenemos que animarlos e inculcarles la pasión (y el orgullo) por hacerlo. No podemos esperar que cada niño o niña de 12 años cree su propia empresa, pero sí deberían saber qué significa tener una idea, validarla y crear algo que puedan ofrecer a otras personas como producto o servicios. Las herramientas y el conocimiento están ahí. Sólo necesitamos asegurarnos de que esa pasión existe.

Estados Miembros

  • Animar a los estudiantes universitarios a empezar un negocio antes de graduarse.

En Estados Unidos muchos estudiantes emprenden un negocio antes incluso de haberse graduado (esto pasa por ejemplo con el 20% de los estudiantes de CalTech, Stanford y Berkeley). Esto sirve para que los estudiantes se formen una idea de cómo es crear y gestionar un negocio al mismo tiempo que permanecen en un entorno protector y estructurado que actúa como una “red de seguridad” en caso de que fallen sus planes. Cuando terminan la universidad, la mayoría de los estudiantes ha perdido ya las ganas de correr riesgos, y con ellas, desaparece también la posibilidad de que creen o se unan a una startup. Las universidades deberían crear más cursos de emprendimiento y establecer una red de Viveros / Centros de Estudiantes Emprendedores (a través de una sociedad si fuera necesario) que puedan proveer a los estudiantes del apoyo y financiación necesarios para convertir sus ideas en realidad.

Estados Miembros

  • Preparar a los graduados para un mercado laboral radicalmente diferente.

Las habilidades que se requieren hoy en día para prosperar en el mercado laboral son muy distintas de las de hace apenas una década, pero la mayoría de universidades han hecho muy poco para cambiar su currículum o dotar a los graduados de nuevas herramientas y capacidades. A corto plazo (12-24 meses), los países de la UE deberían ofrecer un “curso de certificado digital” que ayude a los graduados a adquirir las capacidades digitales básicas para que sean más valiosos ante un posible empleador. A medio plazo (2-3 años), los países de la UE deberían asegurarse de que sus universidades añaden algún componente digital a todas las materias que imparten. También habría que tener más en cuenta a los estudiantes universitarios y proporcionarles un apoyo estructurado para que puedan conseguir experiencia en empleos a tiempo parcial, trabajos de verano y prácticas para complementar su formación académica. Esto les aporta una valiosa experiencia en empresas que les permite desarrollar habilidades transferibles y mejorar su capacidad para encontrar un empleo.

Estados Miembros

  • Animar a las grandes empresas a proporcionar formación para el público general.

Mientras que se suele poner el enfoque en la escasez de habilidades en el campo de la informática y la tecnología, las empresas no sólo están formadas por programadores. También hay una escasez igual, si no mayor, en las habilidades de gestión y comunicación en la UE. Para crear y hacer crecer una empresa, los emprendedores necesitan managers, personal de ventas, responsables de RRHH y otros profesionales que puedan ayudarles a hacer crecer sus negocios. Las grandes corporaciones se han convertido en auténticas expertas en dar formación en este tipo de habilidades y se debería fomentar el que abriesen sus programas e instalaciones de formación a un público más amplio. Aquellos que se benefician de este tipo de formación deberían ser animados a unirse a startups, en lugar de fundarlas (startups que pueden haber sido fundadas por corporaciones). Las compañías pueden contribuir con mucha más eficacia que el propio gobierno, ya que conocen de primera mano el entorno en el que las personas pueden aprender a través de la práctica.

Empresas

2. Acceso al talento

  • Convertir Europa en el lugar más adecuado para que las personas con talento y más cualificadas puedan crear una compañía y conseguir un empleo creando un visado paneuropeo para startups.

Este visado facilitará la creación de empresas en Europa por parte de ciudadanos extracomunitarios, así como la contratación de ciudadanos no comunitarios por empresas europeas.

Estados Miembros y Comisión Europea

  • Hacer que para las empresas sea más fácil contratar nuevos empleados de fuera de sus países.

Europa ha colaborado mucho para hacer que el mercado laboral sea más fluido – cualquier europeo puede trabajar en cualquier país europeo-. Pero el mercado de contratación –en lo que se refiere a la posibilidad de que una empresa pueda contratar a alguien en un país de la UE fuera del suyo- es complejo y caro. Esta forma de empleo remoto, donde una compañía contrata a una o más personas fuera de su mercado nacional, debe aumentar. Necesitamos que sea más simple contratar a gente de otro país sin tener que abrir una sucursal local.

Estados Miembros y Comisión Europea

  • Hacer que para las empresas sea más fácil prescindir de sus empleados.

Las necesidades de los negocios cambian. La demanda del mercado fluctúa. Los empleados no siempre mantienen su potencial o cumplen con lo que se espera de ellos. Para que las empresas europeas sean realmente competitivas, necesitamos que les resulte más sencillo dejar marchar a sus empleados y despedir a aquellos que están por debajo del nivel esperado. Para muchas empresas de todo el mundo que están pensando en abrir una nueva oficina en la UE, uno de los principales motivos por los que se muestran reacios a ello es la posibilidad de verse estancados con una plantilla de trabajadores que no son capaces de adaptarse a la realidad de los mercados de hoy y mañana.

Estados Miembros

  • Hacer que los cerebros fugados regresen a casa

Virtualmente todos los países de la UE han visto con desesperación cómo algunas de sus mejores y más brillantes mentes se han marchado a EEUU. Esta “fuga de cerebros” ha tenido un impacto negativo en todos los aspectos de nuestra economía, dejando un gran vacío en cuestiones de liderazgo e investigación avanzada, así como en sectores académicos básicos, por nombrar algunos. Los países de la UE tienen que lanzar campañas dirigidas a este público, destinadas a traer el talento de vuelta a casa, a través de becas de investigación, soporte logístico y reconocimiento público.

Estados Miembros

3. Access to Capital

  • Incrementar la inversión en startups, tanto privada como institucional.

Ofrecer una serie de ventajas fiscales a aquellos inversores que compren acciones en compañías de alto riesgo, como los beneficios que ya se introdujeron en el Reino Unido por el EIS (Enterprise Investment Scheme) y el SEIS (Seed Investment Scheme. Actualmente, muchas startups europeas necesitan buscar financiación fuera de su país, y muchas veces también incluso fuera de Europa. Cuando se consiguen los fondos necesarios, en la mayoría de los casos se exige al equipo que se traslade al país del que provienen estos fondos. Esto supone una fuga de talentos a corto plazo y también la pérdida de capital a medio y largo plazo.

Además, se debería tomar alguna medida para animar a los que han montado un negocio próspero a reutilizar la riqueza que han generado invirtiéndola en aquellas empresas que están emprendiendo, y que pueden convertirse en las historias de éxito empresarial del mañana. Existen múltiples opciones, como el ejemplo israelí de permitir a los business angels que reconozcan sus inversiones en startups como pérdidas en el mismo año de la inversión, concediendo así una exención tributaria a aquellos que tengan rendimientos de capital en otros negocios o startups; o permitir a los inversores una deducción del impuesto sobre el patrimonio si invierten en una pequeña empresa de la UE.

Empresas y Estados Miembros

  • Facilitar que las empresas de gran crecimiento puedan recaudar capital a través de los mercados públicos.

Hacer que estos mercados sean una fuente de capital más accesible y atractiva para este tipo de empresas, similar al segmento de alto crecimiento del London Stock Exchange. Además, dada su considerable contribución a la economía, recomendamos la creación de una categoría dedicada plenamente a Internet y Móvil en los mercados de valores de la UE, reduciéndoles a las empresas europeas los incentivos para que salgan a bolsa en EEUU, basándonos en la rentabilidad del sector y ayudando así a contrarrestar las reticencias que pueda tener cualquier inversor.

Estados Miembros y Comisión Europea

  • Comprar más a las pequeñas empresas.

Las ayudas del Gobierno son una de las maneras de ayudar a prosperar a las pymes. Otra es asegurar que el propio gobierno contrate más servicios con estas empresas. En toda la UE, la mayoría de los contratos públicos se firman con grandes compañías, a menudo multinacionales. Para muchos emprendedores, vender sus servicios al estado es prácticamente imposible. El proceso de adjudicación de estos contratos es complejo y los proveedores actuales se han atrincherado de tal manera que muchos emprendedores, ante la idea de tener que competir con ellos, se desaniman sin ni siquiera haberlo intentado. Si los gobiernos de la UE quieren poner en marcha los motores del crecimiento en sus países, deberían comprometerse a cambiar un porcentaje de sus contratos de adjudicación a empresas más pequeñas.

Empresas y Estados Miembros

  • Instituir una E-Corp: un nuevo tipo de corporación común en Europa

Constituir una empresa tiene sus propios obstáculos en cada país de la UE. Algunos requerimientos que tuvieron sentido en su momento, como exigir una cantidad mínima de dinero para lanzar el negocio, no tener acceso a las acciones o el cumplimiento de requisitos legales complejos incluso para montar el negocio más pequeño, ahora no son más que un impedimento a la creación de nuevas empresas. Recomendamos la creación de un nuevo tipo de corporación, la E-Corp, que unifique los requerimientos en toda la UE, y que además la puede crear cualquiera en menos de 24 horas.
Esto simplificaría no sólo la creación de nuevas empresas sino que también facilitaría el flujo de inversiones entre países, es decir, inversores de un país invirtiendo en compañías de otro.

Estados Miembros y Comisión Europea

  • Gravar las opciones sobre acciones como rendimientos del capital, no como renta.

En Europa, las opciones sobre acciones que se otorgan a los empleados en una empresa normalmente se gravan como impuestos sobre la renta, reduciendo su atractivo como mecanismo utilizado tanto para atraer el talento como para recompensar la toma de riesgo. Nuestro consejo es que las opciones sobre acciones ofrecidas por las empresas europeas se graven como rendimientos del capital, y no como renta ordinaria.

Comisión Europea y Estados Miembros

4. Data Policy, Protection & Privacy

  • Revisar y normalizar las leyes de protección de datos.

La ausencia de una ley unificada de protección de datos en Europa genera obstáculos innecesarios para las empresas que intentan hacer negocios con y a través de la región. Éste es uno de los motivos por los que tan sólo el 12% de todas las transacciones realizadas en Internet por consumidores europeos son transnacionales. En general, las leyes europeas son mucho más restrictivas que las estadounidenses, lo que sitúa a las compañías estadounidenses y a EEUU en su conjunto en una posición ventajosa en lo que de otra manera debería ser un terreno de juego equilibrado y justo. Abogamos por una nueva ley europea de protección de datos y su adopción por todos los países de la UE.

Comisión Europea

  • Eliminar el requisito que exige a los proveedores de datos almacenar la información en un país en concreto.

Teniendo en cuenta que actualmente una gran cantidad de información y de sistemas se está trasladando de instalaciones en servidores locales a la nube, exigir a las empresas que operan en la UE que tengan sus servidores en ese mismo país es una estrategia obsoleta que eleva los costes, aumenta las barreras para liberar el comercio y reduce la adaptabilidad.

Comisión Europea

  • Hacer públicos más datos estatales.

La paradoja de la información pública en la UE es que muy poca es realmente pública. Desde el transporte a Hacienda, pasando por otro tipo de información sensible, hacer los datos estatales más accesibles aumentaría el nivel de transparencia y confianza, así como el compromiso, la autonomía e igualdad ciudadanas. Además, sacar esos datos públicos a la luz permitiría a las empresas más innovadoras introducir nuevos productos y servicios que a la larga reducirían la dependencia del gobierno central y al mismo tiempo crearían nuevos negocios.

Estados Miembros

  • Hacer que los gobiernos piensen de manera digital.

Para mantener unos niveles de relevancia y eficacia aceptables en una época de financiación pública y presupuestos reducidos, los gobiernos tienen que “pensar digitalmente” para reducir costes y a la vez mejorar los servicios ciudadanos. Las instituciones y administraciones públicas deberían operar en una plataforma tecnológica única, siguiendo los mismos principios tecnológicos que son igual de buenos, o incluso mejores que otras plataformas que utilizan hoy en día los ciudadanos de manera habitual.

Estados Miembros y Comisión Europea

5. Thought Leadership

  • Iniciar un cambio de mentalidad en Europa en lo que se refiere a la definición de éxito.

En nuestra cultura se admira a los personajes célebres y a los deportistas, músicos y actores. También deberíamos admirar a los emprendedores que tienen un impacto real en el modo de vida de las personas. Necesitamos que todo el mundo se entusiasme con la innovación y el emprendimiento, no solamente los profesionales del ámbito tecnológico. Esto significa promover el camino hacia el emprendimiento como una carrera alternativa fiable, y admirar a los emprendedores de negocios exitosos como si fueran héroes. También significa democratizar las herramientas y procesos necesarios para emprender nuevos negocios y ofrecérselos a todo aquel que tenga las ganas y el coraje de empezar uno.

Empresas, gobiernos y Comisión Europea

  • Nombrar a un Chief Digital Officer para cada país de la UE.

El impacto de designar a un defensor digital por cada estado miembro para ayudarles a promocionar los beneficios de una sociedad digital ya ha quedado probado, pero no es suficiente. Los CDO permanentes y a tiempo completo permitirán asegurar que la innovación digital tiene su impacto sobre todos los sectores y abre el gobierno hacia una mayor transparencia y colaboración para con sus ciudadanos.

Estados Miembros y Comisión Europea

  • Crear un repositorio de “mejores prácticas”

Proporcionar un recurso para que los gobiernos locales y nacionales puedan compartir los mejores “hacks” que encuentren con el fin de conseguir un impacto inmediato.

Comisión Europea, Estados Miembros y Empresas

  • Establecer un Foro Digital Europeo.

Reunir a emprendedores, políticos y creadores de políticas para alcanzar un entendimiento y unos objetivos comunes que permitan llevar el manifiesto a la práctica.

Comisión Europea, Estados Miembros y Empresas


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website