Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 17 de octubre de 2013

Transporte: nueva política de infraestructuras de la UE

En la revisión más radical a la que se ha sometido la política infraestructural de la UE desde su introducción en la década de los 80, la Comisión ha hecho públicos hoy nuevos mapas en los que se presentan los nueve grandes corredores que servirán de eje para el transporte dentro del mercado único europeo y que revolucionarán las conexiones Este-Oeste. Para responder adecuadamente a esa ambición, los recursos que consagrará la UE a la financiación de infraestructuras de transporte se triplicará durante el período 2014-2020 hasta alcanzar los 26 000 millones de euros.

Considerada en su conjunto, la nueva política de infraestructuras de la UE transformará el mosaico actual de carreteras, vías férreas, aeropuertos y canales europeos en una red transeuropea de transportes (RTE-T) unificada.

En palabras del Vicepresidente de la Comisión Europea responsable de los transportes, Siim Kallas, «el transporte es fundamental para la economía europea. Sin buenas conexiones, Europa no conseguirá crecer ni prosperar. La nueva política de infraestructuras de la Unión pondrá en marcha en sus 28 Estados miembros una poderosa red europea de transportes que permitirá impulsar el crecimiento y la competitividad. La nueva red conectará el Este con el Oeste y sustituirá el incompleto mosaico actual de transportes por una red genuinamente europea.».

Nueva política de infraestructuras de la UE

La nueva política establece por primera vez una red central de transportes basada en nueve grandes corredores: dos corredores Norte-Sur, tres corredores Este-Oeste y cuatro corredores diagonales. Esta red central, que deberá quedar completada antes de que finalice 2030, transformará las conexiones Este-Oeste, eliminará estrangulamientos, mejorará las infraestructuras y racionalizará en toda la Unión las operaciones transfronterizas de transporte tanto para los viajeros como para las empresas. La red, además, mejorará las conexiones entre los diferentes modos de transporte y contribuirá a la consecución de los objetivos que se ha fijado la UE en la lucha contra el cambio climático. La disponibilidad de fondos dependerá de que concluyan con éxito las negociaciones sobre el conjunto del marco financiero plurianual (MFP) 2014-2020.

La financiación de las infraestructuras de transporte se triplicará durante el período 2014-2020 hasta situarse en los 26 000 millones de euros. Estos recursos se concentrarán masivamente en la red central de transportes, que es donde podrá obtenerse un mayor valor añadido europeo. Con el fin de dar prioridad a las conexiones Este-Oeste, se asignará en exclusiva a los llamados países de la cohesión casi la mitad de los recursos totales consagrados por la Unión a las infraestructuras de transporte (concretamente, 11 300 millones de euros del Mecanismo «Conectar Europa»).

La nueva red central de transportes se apoyará en lo que podría denominarse una «red capilar» de rutas, la cual se conectará con aquella a nivel regional y nacional. Esta red capilar cubrirá la totalidad de la Unión y garantizará el acceso a todas sus regiones. El objetivo es lograr que de forma gradual, y antes de finales de 2050, la gran mayoría de los ciudadanos y de las empresas europeos se encuentre a una distancia de no más de 30 minutos de esa red capilar.

En su conjunto, la nueva red de transportes posibilitará:

  1. unos desplazamientos más seguros y menos congestionados y

  2. unos viajes más rápidos y fáciles.

Los 26 000 millones de euros (a precios corrientes) asignados al transporte por el Mecanismo «Conectar Europa» del marco financiero plurianual actuarán eficazmente como «capital de lanzamiento» para estimular a los Estados miembros a invertir en aquellas conexiones y enlaces transfronterizos que, por su dificultad, no llegarían probablemente a construirse de no ser por esa inyección de capital. Se calcula en 250 000 millones de euros el coste que supondrá aplicar durante el período 2014–2020 la primera fase de financiación de la red central (véase la lista adjunta de proyectos), red que deberá quedar completada antes de que finalice 2030.

Nueva red central: algunas cifras

La red central permitirá:

  1. la conexión de 94 grandes puertos europeos con vías férreas y carreteras;

  2. el enlace por ferrocarril de 38 aeropuertos clave con grandes ciudades;

  3. la conversión de 15 000 km de vías férreas en líneas de alta velocidad;

  4. la realización de 35 proyectos transfronterizos que contribuyan a reducir los estrangulamientos actuales.

Estas realizaciones constituirán la savia económica del mercado único, permitiendo el libre flujo de mercancías y de personas por toda la UE.

Se adjunta más abajo un mapa de la red transeuropea de transporte (RTE-T) central y de sus nueve corredores principales. Para más información, véase el documento MEMO/13/897 o la página http://ec.europa.eu/transport/index_en.htm

Información complementaria

Siga al Vicepresidente Kallas en Twitter

Personas de contacto:

Helen Kearns (+32 2 298 76 38)

Dale Kidd (+32 2 295 74 61)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website