Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 5 de febrero 2013

Lucha contra el blanqueo de capitales: normas reforzadas para combatir nuevas amenazas

La Comisión ha adoptado hoy dos propuestas destinadas a reforzar las normas de que dispone la UE en relación con las transferencias de fondos y la lucha contra el blanqueo de capitales. Las amenazas asociadas al blanqueo de capitales y a la financiación del terrorismo están en constante evolución, lo cual obliga a actualizar regularmente las normas existentes.

Michel Barnier, comisario de Mercado Interior y Servicios, ha indicado que «la Unión está en la vanguardia de la lucha internacional contra el blanqueo del producto del delito. Los flujos de dinero negro pueden dañar la estabilidad y el buen nombre de nuestro sector financiero; el terrorismo, por su parte, sacude los cimientos mismos de nuestra sociedad. Para detener el blanqueo de capitales puede resultar útil completar la actuación desde la perspectiva del Derecho penal con una labor de prevención a través del sistema financiero. Nuestro objetivo es proponer normas claras que refuercen la vigilancia ejercida por bancos, abogados, contables y demás profesionales afectados.»

La comisaria de Asuntos de Interior, Cecilia Malmström, ha insistido en que «en nuestra economía, no hay lugar para el dinero negro, ya proceda del tráfico de drogas, del comercio ilegal de armas o de la trata de seres humanos. Debemos asegurarnos de que la delincuencia organizada no pueda blanquear sus fondos a través del sistema bancario o el sector de los juegos de azar. Para proteger la economía legal, especialmente en periodos de crisis, es necesario eliminar toda laguna jurídica que pueda ser aprovechada por las organizaciones delictivas o terroristas. Nuestros bancos no deben funcionar jamás como lavanderías para el dinero de la mafia, ni permitir la financiación del terrorismo.»

El conjunto de medidas adoptado hoy, que completa otras medidas que la Comisión ha tomado o proyecta tomar para combatir la delincuencia, la corrupción y el fraude fiscal, incluye:

  1. Una Directiva relativa a la prevención de la utilización del sistema financiero para el blanqueo de capitales y para la financiación del terrorismo.

  2. Un Reglamento relativo a la información que debe acompañar a las transferencias de fondos para garantizar la debida trazabilidad de las mismas.

Ambas propuestas tienen plenamente en cuenta las últimas recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI)1 (véase MEMO/12/246), el organismo encargado de la lucha contra el blanqueo de capitales a escala mundial, y van incluso más allá en una serie de ámbitos a fin de promover las normas más estrictas posibles contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

Más concretamente, estas dos propuestas prevén un planteamiento más específico y centrado en el riesgo.

En particular, la nueva Directiva:

  1. Aumenta la claridad y coherencia de las normas en todos los Estados miembros

  1. Estableciendo un mecanismo claro de identificación de los titulares reales, y disponiendo que las sociedades lleven un registro en el que consignen la identidad de las personas que están realmente detrás de cada sociedad.

  2. Dando mayor claridad y transparencia a las normas sobre la diligencia debida con respecto a los clientes, con la finalidad de que se implanten controles y procedimientos adecuados que garanticen un mejor conocimiento de los clientes y una comprensión más profunda de la naturaleza de sus negocios. Es importante, en particular, asegurarse de que los procedimientos simplificados no se perciban erróneamente como exenciones del conjunto de las obligaciones de diligencia debida con respecto a los clientes.

  3. Y haciendo extensivas las disposiciones referentes a las personas del medio político (es decir, personas que pueden suponer un mayor riesgo debido a los cargos políticos que ocupan) a las personas del medio político «nacional» (las que residen en los Estados miembros de la UE), además de las «extranjeras», y a las que trabajan en organizaciones internacionales. Quedan incluidas entre tales personas, en particular, los jefes de Estado, miembros del Gobierno, parlamentarios, y miembros de los tribunales supremos.

  1. Amplía su ámbito de aplicación para afrontar nuevas amenazas y puntos débiles

  1. Garantizando, por ejemplo, una mayor cobertura del sector de los juegos de azar (la anterior Directiva solo se aplicaba a los casinos) e incluyendo una referencia expresa a los delitos fiscales.

  1. Promueve normas más rigurosas para la lucha contra el blanqueo de capitales

  1. Estableciendo requisitos más estrictos que los exigidos por el GAFI, al incluir en su ámbito de aplicación a toda persona que comercie con bienes que deban abonarse en efectivo y cuyo importe sea superior o igual a 7 500 euros; en efecto, ciertos sectores han indicado que el umbral actual de 15 000 euros es insuficiente. Las mencionadas personas estarán ahora comprendidas en el ámbito de aplicación de la Directiva, y tendrán por tanto que atenerse a la obligación de diligencia debida respecto de los clientes, llevar registros, implantar controles internos y notificar las operaciones sospechosas. Por lo demás, la Directiva prevé una armonización mínima y permite a los Estados miembros aplicar umbrales inferiores al indicado.

  1. Refuerza la cooperación entre las diferentes unidades de información financiera nacionales, cuya función consiste en recibir, analizar y difundir entre las autoridades competentes los informes relativos a sospechas de blanqueo de capitales o de financiación del terrorismo.

Las dos propuestas prevén un reforzamiento de las potestades sancionadoras de las autoridades competentes, al establecer, por ejemplo, un conjunto de normas mínimas basadas en principios con el fin de endurecer las sanciones administrativas, y obligar a dichas autoridades a coordinarse entre sí cuando se ocupen de casos transfronterizos.

Antecedentes:

A raíz de la publicación de un conjunto revisado de normas internacionales en febrero de 2012 (IP/12/357), la Comisión decidió actualizar rápidamente el marco legislativo de la UE a fin de incorporar las modificaciones necesarias. Paralelamente, la Comisión realizó también una revisión de la tercera Directiva contra el blanqueo de capitales, que puso de manifiesto la necesidad de actualizar el marco legislativo vigente a fin de subsanar todas las deficiencias observadas.

La actualización de la normativa que se propone tendrá que ser aprobada por el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros con arreglo al procedimiento legislativo ordinario.

Más información:

http://ec.europa.eu/internal_market/company/financial-crime/index_en.htm

Personas de contacto:

Audrey Augier (+32 2 297 16 07)

Stefaan De Rynck (+32 2 296 34 21)

Carmel Dunne (+32 2 299 88 94)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website