Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 25 de julio de 2013

¿Puede hablarse de un continente conectado cuando tres cuartas partes de los ciudadanos no tienen todavía acceso a la 4G?

En el momento en que los veraneantes europeos se dirigen a la playa y a la montaña para vivir el ritual propio de las vacaciones de verano, las cifras más recientes indican que prácticamente ninguno de ellos disfrutará del acceso a la 4G cuando llegue a su destino. Tres de cada cuatro personas que viven en la UE no pueden acceder en sus hogares a las conexiones móviles de las redes 4G/LTE, y la práctica totalidad de las zonas rurales carece de la 4G. En los Estados Unidos, en cambio, más del 90 % de las personas tienen acceso a ella.

La Vicepresidenta de la Comisión, Neelie Kroes, ha declarado estar «del lado de los ciudadanos, de los contribuyentes y de los votantes que lo único que quieren es que funcionen sus teléfonos y sus tabletas. Es verdaderamente frustrante cuando mi teléfono deja de funcionar en Bruselas porque solo disponemos de la 3G. Y son millones los que comparten cada día esa misma frustración.».

¿Sabía usted?

  1. Tres Estados miembros de la UE no tienen en absoluto la 4G.

  2. Solo Alemania, Estonia y Suecia conocen un despliegue avanzado de la 4G.

  3. La práctica totalidad de las zonas rurales de la UE no está cubierta por la 4G.

  4. Europa cuenta apenas con el 5 % de las conexiones y suscripciones mundiales a la 4G.

En palabras de la Vicepresidenta, «Así no hay forma de hacer funcionar una economía. Esta situación, además, supone que los europeos que viven en zonas rurales y los que se trasladan a otros lugares para sus vacaciones se ven tratados como ciudadanos de segunda clase».

«Poco importa dónde se encuentre usted. Si paga por un aparato y una suscripción móvil, uno y otra deben funcionar», insiste Kroes.

Y el problema se está agravando

Según Neelie Kroes, «La UE está al borde del colapso de la red. Se prevé que el tráfico móvil mundial crezca un 66 % al año. Hoy hay ya aparatos inteligentes por todas partes, y la gente desea ver vídeos en ellos. Si no disponemos de más espectro, todo se derrumbará.».

Pero no culpemos a la UE

Sabedora de la explosión que ha conocido la demanda de datos, la UE ha puesto a disposición enormes cantidades de espectro para cubrir las necesidades de la banda ancha inalámbrica de alta velocidad (véase IP/12/929). Sin embargo, el espectro se asigna actualmente a nivel nacional, donde han surgido problemas que han causado retrasos en el desarrollo de los procedimientos y en la concesión de licencias, al tiempo que las subastas han dejado a los operadores móviles con poco dinero en efectivo para proceder al despliegue de las redes una vez obtenido el derecho para hacerlo. Estos problemas, combinados con la fragmentación que supone la existencia de 28 mercados nacionales, hacen que los operadores móviles no tengan posibilidad real alguna de desarrollar una estrategia móvil a escala de la Unión.

El resultado es que los usuarios sufren las consecuencias de esta situación y que la UE se queda rezagada en la carrera mundial por la 4G.

Problemas de dinero

Los precios que pagan las compañías en un país de la UE pueden ser hasta 50 veces superiores que en otro. Esta circunstancia no indica precisamente la buena salud de nuestro mercado. Además, los derechos sobre el espectro son, como media, casi cuatro veces más altos en la UE que en los Estados Unidos.

Cuando un país exprime en exceso a las compañías en las subastas de espectro, lo que hace es herir a la propia economía dado que:

  1. los altos precios pagados en esas subastas implican que las compañías no pueden permitirse invertir los 27 000 millones de euros que, según un estudio de la UE, son necesarios para mejorar la red;

  2. debido a los retrasos que sufre el despliegue de la red (las inversiones en infraestructura se han reducido en los últimos años), las nuevas actividades económicas quedan aplazadas y los ingresos públicos que deberían obtenerse de las tasas impuestas a esas actividades no llegan a materializarse nunca;

  3. se deja a las compañías en una situación financiera precaria (algunas tienen una deuda tres veces superior a su valor bursátil).

¿Qué está haciendo la Comisión?

  1. La Comisión está evacuando consultas para que haya una coordinación mucho mayor en la concesión de licencias de uso del espectro. Tal coordinación pondría al alcance de los operadores las economías de escala que se conseguirían si se desplegara la 4G en la misma banda de espectro en varios países a la vez. Supondría, asimismo, que los consumidores obtendrían más pronto un mayor acceso a la 4G.

  2. La Comisión, además, está lanzando la fase preliminar de ejecución, en el marco del artículo 6, apartado 2, del programa de política del espectro radioeléctrico al autorizar un espectro armonizado de la UE apto para la 4G (870 MHz).

Enlaces útiles

Digital Agenda

Neelie Kroes

Wireless-Europe on Digital Agenda Website

Radio Spectrum Policy Programme

#ConnectedContinent

Siga a Neelie en Twitter

Personas de contacto:

Correo electrónico: comm-kroes@ec.europa.eu Tel: +32.229.57361 Twitter: @RyanHeathEU


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site