Navigation path

Left navigation

Additional tools

Últimos retoques al mercado único de los productos de construcción

European Commission - IP/13/635   02/07/2013

Other available languages: EN FR DE IT

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 2 de julio de 2013

Últimos retoques al mercado único de los productos de construcción

Las empresas de construcción que deseen ampliar sus actividades comerciales en otro Estado miembro de la UE deben saber los retos a los que se exponen. Cabe la posibilidad de que los requisitos en materia de empleo, medio ambiente y seguridad varíen en lo que respecta a los productos y materiales de construcción. Ayer, el nuevo Reglamento sobre productos de construcción empezó a allanar los obstáculos reglamentarios y técnicos injustificados que entorpecen la libre circulación de los productos de construcción en el Espacio Económico Europeo. La industria de la construcción (incluidos los productos de construcción) tiene una enorme importancia para el bienestar económico de Europa; representa aproximadamente el 9,5 % del PIB y el 10 % de la mano de obra de la UE. El sector se halla en una situación difícil debido a la crisis económica, y sería útil que pudiera contar con un mercado interior transparente y que funcione correctamente. El Reglamento sobre los productos de construcción (RPC), que se adoptó en 2011 y es plenamente aplicable desde el 1 de julio de 2013, reforzará el mercado interior de la UE. Ayudará a los fabricantes de productos de construcción a comercializar sus productos en un marco legislativo europeo común y simplificado que utilice el marcado CE para demostrar la fiabilidad de la declaración del rendimiento de los productos. El RPC introduce asimismo medidas específicas para facilitar la vida de los pequeños fabricantes y las microempresas.

Antonio Tajani, Vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario de Industria y Emprendimiento, ha declarado: «El nuevo Reglamento sobre los productos de construcción es parte del proceso que ha iniciado la Comisión para modernizar la legislación de la UE, suprimir la burocracia excesiva y el exceso de regulación. Deseamos simplificar la vida a la industria, y en particular a las pequeñas empresas. Ahora, los productos de construcción pueden introducirse en el mercado a menor coste, y los innovadores pueden beneficiarse de procedimientos más sencillos y eficaces. También es una parte importante de nuestros esfuerzos para incrementar la competitividad de la industria de la UE y contribuir a que tenga éxito en los mercados internacionales».

Reglamento sobre los productos de construcción

La construcción: el mercado único simplificado

El RPC introduce un lenguaje técnico común

Entre los «productos de construcción» se cuentan más de cuarenta tipos de productos, como puertas, productos aislantes térmicos, cemento, productos para cubiertas o ladrillos.

El RPC establece un «lenguaje técnico común» que los fabricantes pueden utilizar para declarar el rendimiento de los productos que introducen en el mercado europeo en términos de características esenciales. Ese lenguaje común, que se basa en normas armonizadas, se utiliza en todos los Estados miembros y por parte de todos los interesados en la construcción (autoridades, ingenieros, contratistas y usuarios finales).

El objetivo del Reglamento es garantizar la disponibilidad de información fiable y exacta sobre el rendimiento de los productos de construcción, basada en especificaciones técnicas armonizadas y en la introducción de criterios precisos y estrictos para los organismos notificados, a saber, los organismos de evaluación técnica. También refuerza el papel de la vigilancia del mercado.

Los fabricantes (y las microempresas) serán los beneficiarios de los procedimientos simplificados de marcado CE

Los procedimientos utilizados por los fabricantes para obtener el marcado CE se han simplificado, lo cual reducirá sustancialmente los costes de las microempresas (las que tengan menos de 10 trabajadores y un volumen de negocios inferior a 2 millones de euros) cuando no se planteen problemas graves de seguridad. En lo sucesivo, todos los fabricantes, en particular los pequeños productores, podrán utilizar resultados de pruebas existentes para justificar una declaración de rendimiento, en lugar de tener que someter a sus productos a una inútil repetición de pruebas. Para los productos no cubiertos por normas armonizadas, se han introducido procedimientos de obtención del marcado CE más sencillos y rápidos.

Antecedentes

El «Reglamento sobre los productos de construcción» (UE) nº 305/2011 sustituye a la «Directiva sobre los productos de construcción» (89/106/CEE).

Al colocar el marcado CE en un producto de construcción, el fabricante está indicando que asume la responsabilidad en lo que respecta a la conformidad de ese producto de construcción con las prestaciones declaradas, así como el cumplimiento de todos los requisitos aplicables establecidos en el Reglamento sobre los productos de construcción y en otra legislación de armonización pertinente de la Unión en materia de marcado.

Personas de contacto:

Carlo Corazza (+32 22951752) @ECspokesCorazza

Sara Tironi (+32 22990403)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website