Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Evolución del empleo y de la situación social: aumento de las divergencias y mayor riesgo de exclusión a largo plazo

Commission Européenne - IP/13/5   08/01/2013

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 8 de enero de 2013

Evolución del empleo y de la situación social: aumento de las divergencias y mayor riesgo de exclusión a largo plazo

Tras cinco años de crisis económica y de vuelta a la recesión en 2012, el desempleo ha alcanzado cotas que no se registraban desde hacía casi veinte años, han disminuido los ingresos de las familias y ha aumentado el riesgo de pobreza o exclusión, especialmente en los Estados miembros de Europa Meridional y Oriental, según la edición de 2012 de Employment and Social Developments in Europe Review (Estudio de la evolución del empleo y de la situación social en Europa). Se ha agudizado el impacto de la crisis sobre la situación social a medida que han decaído los primeros efectos protectores del descenso de la imposición fiscal y el aumento de los gastos en prestaciones sociales (los denominados «estabilizadores automáticos»). Se perfila una nueva fractura entre los países que parecen atrapados en una espiral de caída de la producción, rápido aumento del desempleo y erosión de los ingresos disponibles y aquellos que por ahora han resistido bien o al menos en cierta medida. Estos últimos suelen tener un mercado de trabajo más eficaz y sistemas de protección social más sólidos.

«2012 ha sido otro año muy malo para Europa en cuanto a desempleo y deterioro de la situación social», ha comentado László Andor, Comisario Europeo de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión. «Pero nuestro análisis muestra hasta qué punto las reformas del mercado de trabajo y las mejoras en el diseño de los sistemas de protección social pueden aumentar la resistencia de los Estados miembros a las perturbaciones económicas y facilitar una salida más rápida de la crisis. Además, no es probable que Europa logre grandes mejoras socioeconómicas en 2013 si no se consiguen también mayores avances para encontrar una solución creíble a la crisis del euro, obtener recursos para inversiones muy necesarias, por ejemplo en las capacidades de las personas, la empleabilidad y la inclusión social, y hacer trabajar las finanzas en favor de la economía real».

Creciente divergencia en la zona del euro

La tasa de desempleo media de la UE ha aumentado hasta casi un 11 %. El informe confirma un nuevo tipo de divergencia, que se hace más patente entre el norte y el sur de la zona del euro. La diferencia entre las tasas de empleo de estas dos zonas era de 3,5 puntos en 2000 y se redujo a cero en 2007, pero aumentó rápidamente hasta 7,5 puntos en 2011. Fuera de la zona del euro, la divergencia aumenta también, pero es mucho menos significativa. Esta preocupante tendencia pone de manifiesto la necesidad urgente de encontrar mecanismos de estabilización macroeconómica más eficaces y refleja el actual debate sobre una unión económica y monetaria profunda y auténtica. El análisis muestra también que en los Estados miembros que habían acometido reformas sustanciales para dinamizar sus mercados de trabajo, los desempleados conservan muchas más posibilidades de encontrar un nuevo empleo, incluso durante los años de crisis. Estas reformas se solicitaron en el Paquete sobre Empleo de la Comisión de abril de 2012 y en el Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento de 2013 y se examinarán en detalle como parte del Semestre Europeo de 2013 y sus recomendaciones específicas por país.

Disminución de los ingresos de las familias y riesgo de exclusión a largo plazo

El riesgo de pobreza y las posibilidades de evitarla varían considerablemente entre los Estados miembros. Algunos grupos de población se ven más afectados: los adultos jóvenes, las mujeres desempleadas y las madres solas figuran entre los que corren más riesgo de pobreza persistente. La ausencia de una recuperación palpable ha hecho mella en los ingresos de las familias en la mayoría de los Estados miembros y ha aumentado el riesgo de exclusión a largo plazo. La renta bruta real disponible disminuyó entre 2009 y 2011 en dos tercios de los países de la UE cuyos datos están disponibles; las caídas más pronunciadas se produjeron en Grecia (17 %), España (8 %), Chipre (7 %), Estonia (5 %) e Irlanda (5 %). Esta evolución contrasta diametralmente con la situación observada en los países nórdicos, Alemania, Polonia y Francia, donde los sistemas de protección social y unos mercados de trabajo más resistentes permitieron que los ingresos globales siguieran aumentando durante la crisis. Sin embargo, la continuación de la crisis aumenta el riesgo de exclusión a largo plazo en todos los países.

Para evitar que sigan aumentando la pobreza y la exclusión a largo plazo, las políticas deben adaptarse a las situaciones específicas de cada país y a los grupos de población de mayor riesgo. A principios de 2013, la Comisión publicará un Paquete sobre Inversión Social con orientaciones dirigidas a los Estados miembros para que adopten políticas sociales adecuadas, sostenibles y eficaces que refuercen el capital humano y la cohesión social ante la contribución cada vez mayor a que son sometidos los recursos privados y públicos para hacer frente a estos retos.

Función esencial del diseño de los sistemas fiscales y de protección social

Para combatir eficazmente la pobreza, es tan importante el diseño de los sistemas nacionales de protección social como su dimensión, ya que niveles similares de gasto social por parte de los Estados miembros dan lugar a resultados dispares de reducción de las tasas de pobreza. Los sistemas de fiscalidad y prestaciones sociales pueden influir de manera significativa en los resultados del empleo mediante mecanismos concretos, como la prestación de servicios de guardería, que constituyen un importante factor para facilitar la ocupación de puestos de trabajo, especialmente por parte de las mujeres. En el lado de los ingresos del Estado de bienestar, el papel del diseño es igual de importante. El desplazamiento de la carga fiscal del trabajo, tal como se propone en el Paquete sobre Empleo y en las Recomendaciones específicas por país de 2012, hacia otras fuentes, como las emisiones de CO2 o el consumo y la propiedad, estimula el empleo. Sin embargo, los aspectos distributivos de esta reforma fiscal exigen prudencia a la hora de buscar fuentes alternativas para sustituir la pérdida de ingresos por la reducción de la fiscalidad del trabajo. El análisis llega a la conclusión de que si bien no existen soluciones óptimas en materia de cambios fiscales desde el punto de vista de una política social y de empleo integrada, un diseño adecuado de los sistemas de protección social aumenta la pertinencia de algunos desplazamientos de la carga fiscal.

Los salarios no son solo un factor de coste, sino que también constituyen un ingreso para que las personas adquieran bienes y servicios. Una reducción de los salarios puede mejorar la competitividad, pero también reducirá la demanda interna de la producción de las empresas, lo que podría dar lugar a la pérdida de puestos de trabajo. Durante la última década se ha reducido en Europa la porción que representan los trabajadores asalariados en el ingreso total generado por la economía, a la vez que han aumentado las desigualdades salariales. Persiste una importante diferencia salarial entre hombres y mujeres (16,4 % por término medio en la UE en 2010) y esta tiende a aumentar según aumenta la edad de las personas. El análisis sobre los salarios mínimos que figura en el informe muestra que en los países con salarios mínimos elevados no solo no se ha producido una pérdida de empleo entre las personas poco cualificadas, sino que, al contrario, las tasas de empleo de estos trabajadores tienden a ser más elevadas. Los salarios mínimos pueden reducir también las diferencias salariales entre mujeres y hombres. Esta es la razón por la que en el Paquete sobre Empleo de 2012 se destaca que las reformas estructurales del mercado de trabajo deben tener como finalidad garantizar salarios dignos y sostenibles y evitar las trampas de los salarios bajos, por ejemplo fijando salarios mínimos de niveles adecuados.

Capacidades

Las personas deben tener las capacidades adecuadas que requieren los puestos de trabajo. El análisis hecho en el informe muestra que en algunos países, especialmente del sur de la UE, la adecuación entre las capacidades y los puestos de trabajo es mala y/o ha empeorado. Este problema afecta en particular a la creciente multitud de jóvenes que no trabajan, estudian ni siguen algún tipo de formación (ninis). Las propuestas esbozadas en el Paquete sobre el empleo juvenil (véanse IP/12/1311 y MEMO/12/938) tienen como finalidad afrontar este problema garantizando que todos los jóvenes sin empleo puedan beneficiarse de educación complementaria, cursos de formación, periodos de prácticas o formaciones de aprendices de calidad que aumenten sus posibilidades de encontrar un empleo.

Para reducir los desfases de capacidades, los países necesitan invertir más eficazmente en educación y formación, gastar mejor en las políticas activas del mercado de trabajo y apoyar la creación de puestos de trabajo de elevada cualificación en los sectores en crecimiento, como la economía y tecnología ecológicas, las tecnologías de la información y la comunicación y la atención sanitaria. El Panorama de Cualificaciones de la UE (véase IP/12/1329) indica de forma detallada dónde hay demanda de trabajadores con los distintos niveles de capacidades. Aunque no haya vacantes en los países de los trabajadores, las hay a menudo en otros Estados miembros, pero para los demandantes de empleo puede resultar muy difícil estar al tanto de ellas. A este respecto, la Comisión ha adoptado recientemente una decisión para modernizar y mejorar la red EURES, que permite la búsqueda de empleo en toda la UE (véanse IP/12/1262, MEMO/12/896 y MEMO/12/897). La finalidad de esta reforma es facilitar a los demandantes de empleo el contacto con empleadores que busquen capacidades específicas, centrar la atención en los sectores y las profesiones con déficit de capacidades y apoyar los planes de movilidad para los jóvenes.

Más información

MEMO/13/1

Estudio anual del empleo y la situación social

Página web del Análisis del empleo y la situación social

Sitio web de László Andor: http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/andor/

Siga a László Andor en Twitter: http://twitter.com/#!/LaszloAndorEU

Boletín gratuito distribuido por correo electrónico:

http://ec.europa.eu/social/e-newsletter

Personas de contacto:

Jonathan Todd +32 22994107
Nadège Defrère +3222964544


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site