Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 23 de mayo de 2013

La Comisión propone una nueva estrategia industrial europea para el sector electrónico: un apoyo más focalizado para movilizar 100 000 millones de euros en nuevas inversiones privadas

La Comisión Europea pone hoy en marcha una campaña para coordinar las inversiones públicas en microelectrónica y nanoelectrónica (por ejemplo en semiconductores o chips para ordenadores) con el fin de ampliar la base de la fabricación avanzada Europa.

Neelie Kroes, Vicepresidenta de la Comisión Europea, ha declarado: «Europa no puede quedarse atrás mientras otros invierten agresivamente en chips para ordenadores. Tenemos que reforzar y conectar nuestros actuales puntos fuertes y desarrollar otros nuevos. Es necesaria una coordinación rápida y vigorosa de la inversión pública a nivel de la UE, nacional y regional para que se produzca esta transformación.».

El sector electrónico europeo está en la base de la competitividad industrial de Europa en general, ya que representa una tecnología facilitadora esencial para otros sectores, desde el energético al del automóvil, pasando por el sanitario. El auge del sector de la electrónica resulta esencial para el crecimiento y el empleo en Europa.

Neelie Kroes ha señalado: «Quiero duplicar nuestra producción de chips para situarla en torno al 20 % de la producción mundial. Quiero que Europa produzca más chips en Europa que los Estados Unidos a nivel nacional. Es un objetivo realista si canalizamos adecuadamente nuestras inversiones.».

Entre los elementos clave de esta estrategia industrial figuran:

  1. Aumento en cuantía y coordinación de las inversiones en I+D+i para maximizar el impacto de las inversiones de los Estados miembros y de la UE a través de una mayor colaboración transfronteriza (se espera que el 70 % de la inversión pública proceda de los Estados miembros y el 30 % de la Unión).

  2. Reforzar las tres agrupaciones de categoría mundial con que cuenta Europa en el sector de la electrónica: Dresde (DE), Eindhoven (NL)/Lovaina (BE) y Grenoble (FR), y conectarlas con otras agrupaciones europeas punteras como las de Cambridge (Reino Unido), Carintia (AT), Dublín (IRL) y Milán (IT).

  3. La estrategia se centrará en tres líneas complementarias: abaratar los chips (transición a las obleas de silicio, materia prima de los chips, de 450 mm), hacerlos más rápidos («más Moore») y hacerlos más inteligentes («más que Moore»).

  4. Movilizar 10 000 millones EUR de fondos privados, regionales, nacionales y de la UE al servicio de un conjunto de objetivos comunes de investigación e innovación, incluyendo 5 000 millones EUR a través de una asociación público-privada conjunta. Esta asociación de siete años de duración se propone cubrir toda la cadena del valor y la innovación en el sector de la electrónica, e incluye la financiación de grandes proyectos dentro del programa de investigación de la UE Horizonte 2020.

Neelie Kroes ha añadido: «Con esta estrategia, la industria europea estará mejor situada para convertir las innovaciones técnicas en tecnologías explotables comercialmente.».

La correcta ejecución de esta estrategia aportará:

  1. una mayor disponibilidad de componentes microelectrónicos y nanoelectrónicos para industrias clave en Europa,

  2. una expansión de la cadena y el ecosistema de suministro que ofrezca más oportunidades a las PYME,

  3. una mayor inversión en el ámbito de la fabricación avanzada,

  4. el fomento de la innovación en toda la cadena de suministro, reforzando así la competitividad industrial de Europa.

El nivel de ambición de la Comisión está respaldado por los investigadores y la industria electrónica que, a finales de 2012, indicaron cómo obtener una inversión total de 100 000 millones EUR entre 2013 y 2020.

Contexto

Los componentes y sistemas microelectrónicos y nanoelectrónicos no solo son esenciales para los servicios y productos digitales, sino que también están en la base de la innovación y la competitividad de todos los grandes sectores económicos. Los aviones, automóviles y trenes actuales son más seguros, energéticamente eficientes y cómodos gracias a sus componentes electrónicos. Lo mismo cabe decir en relación con grandes sectores como los equipos médicos y sanitarios, los electrodomésticos, las redes de energía y los sistemas de seguridad. Esta es la razón por la que la microelectrónica y la nanoelectrónica constituyen tecnologías facilitadoras esenciales (TFE) que resultan fundamentales para el crecimiento y el empleo en la Unión Europea.

Después de crecer al ritmo medio anual del 5 % desde el año 2000, la industria electrónica europea supone actualmente 200 000 empleos directos y un millón de empleos indirectos; y existe aún una demanda no satisfecha de trabajadores cualificados.

Durante los últimos quince años, se han dedicado grandes esfuerzos al desarrollo de agrupaciones industriales y tecnológicas en Europa. A la vista de la amplia gama de oportunidades que se presentan y de los retos a los que se enfrenta la industria, es urgente intensificar y coordinar en este momento todos los esfuerzos públicos pertinentes en Europa.

Todos los sectores económicos de Europa se beneficiarán de esta estrategia, ya que al menos el 10 % del PIB depende de los productos y servicios electrónicos.

Enlaces útiles

MEMO/13/451 Nueva estrategia electrónica: ¿qué aporta a la economía?

Comunicación sobre una estrategia europea para los componentes y sistemas microelectrónicos y nanoelectrónicos

Electrónica en la Agenda Digital

Tecnologías facilitadoras esenciales

Hashtags: #electronics, #nanoelectronics

Have Your Say (Su opinión nos interesa)

Agenda Digital

Neelie Kroes

Siga a Neelie en Twitter

Personas de contacto:

Ryan Heath (+32 2 296 17 16), Twitter: @RyanHeathEU

Linda Cain (+32 2 299 90 19)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website