Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Carta de la UE hace de los derechos fundamentales una realidad para los ciudadanos

European Commission - IP/13/411   08/05/2013

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 8 de mayo de 2013

La Carta de la UE hace de los derechos fundamentales una realidad para los ciudadanos

Tres años después de haber adquirido carácter jurídicamente vinculante, la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea tiene unas repercusiones cada vez más patentes. Dicho instrumento se está convirtiendo en un texto de referencia, no solo para las Instituciones de la UE en su labor legislativa, sino también para los tribunales Europeo y nacionales, haciendo con ello de los derechos fundamentales una realidad para los ciudadanos europeos. Tales son las constataciones del tercer informe anual, publicado hoy, sobre la aplicación de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE en 2012, que ilustra, con una variada muestra de casos sobre derechos fundamentales, que la UE sigue construyendo un sistema más coherente de protección de los derechos fundamentales de los ciudadanos. El informe presentado hoy va acompañado de un nuevo informe intermedio sobre la igualdad entre hombres y mujeres en 2012, y coincide con una serie de nuevas medidas destinadas a ampliar los derechos de los ciudadanos, incluidas por la Comisión en su informe sobre la Ciudadanía de la UE 2013 (véanse los documentos IP/13/410 y MEMO/13/409).

«Los derechos fundamentales son los cimientos sobre los que descansa la Unión Europea: deben ser objeto de una protección y un refuerzo continuos. Eso es, al menos, lo que esperan de nosotros los ciudadanos» ha afirmado Viviane Reding, Vicepresidenta y Comisaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía de la Comisión. «La Comisión está resuelta a predicar con el ejemplo, principio que nos ha conducido a hacer efectivos los derechos fundamentales en todos los supuestos de competencia de la UE, desde la protección de los derechos fundamentales hasta el fomento de la igualdad de género, pasando por el derecho a la tutela judicial efectiva y a un juez imparcial. La Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea es más que un documento: está convirtiéndose en una realidad para los 500 millones de ciudadanos de Europa. Además, la Carta también está cobrando vida progresivamente gracias a los órganos jurisdiccionales nacionales.»

El informe presentado hoy ofrece un panorama general de la aplicación de los derechos fundamentales en la UE a lo largo del pasado año. Destaca, por ejemplo, cómo los derechos consagrados en la Carta son cuidadosamente tomados en consideración por las instituciones de la UE en sus propuestas legislativas, mientras que los Estados miembros solo están vinculados por la Carta en su aplicación de las políticas y el Derecho de la UE. El informe se estructura en seis capítulos que se corresponden con los seis títulos de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE: dignidad, libertades, igualdad, solidaridad, ciudadanía y justicia (para más información, véase el documento MEMO/13/411).

El informe pone de manifiesto que las cuestiones de derechos fundamentales más frecuentemente planteadas por los ciudadanos en su correspondencia con la Comisión fueron la libertad de circulación y de residencia (18 % del total de las cartas sobre derechos fundamentales dirigidas a la Comisión), el funcionamiento de los sistemas nacionales de justicia (15 %), el acceso a la justicia (12,5 %), la libertad profesional y el derecho a trabajar (7,5 %), la integración de las personas con discapacidades (4,5 %) y la protección de los datos personales (4 %) (para un desglose completo, véase el anexo).

Dos maneras de hacer realidad la Carta

1. Actuación de la Comisión para promover la Carta

En todos aquellos casos en los que la Comisión tiene competencia de actuación, puede proponer legislación de la UE que haga efectivos de forma concreta los derechos y principios recogidos en la Carta.

Algunos ejemplos de las propuestas de la Comisión durante 2012:

  1. la propuesta de reforma general de las normas de la UE sobre protección de datos personales (IP/13/46);

  2. el enfoque proactivo adoptado para acelerar los progresos hacia un equilibrio de género en los consejos de administración de las empresas europeas cotizadas en Bolsa (IP/12/1205);

  3. las medidas adoptadas para salvaguardar los derechos procesales y los derechos de las víctimas (IP/12/575, IP/12/1200).

Como guardiana de los Tratados, la Comisión tiene el compromiso de intervenir siempre que sea necesario para asegurarse de que los Estados miembros aplican eficazmente el Derecho de la UE sin olvidar la Carta.

Algunos ejemplos de procedimientos de infracción en 2012:

  1. la acción impugnatoria, por parte de la Comisión, de la jubilación anticipada de unos 274 jueces y fiscales en Hungría como consecuencia de la súbita reducción de la edad de jubilación obligatoria de 70 a 62 años para los miembros de estas profesiones. El Tribunal de Justicia de la UE confirmó la apreciación de la Comisión (MEMO/12/832), según la cual esta jubilación obligatoria era incompatible con la legislación sobre igualdad de trato de la UE (la Directiva que prohíbe la discriminación en razón de la edad y el artículo 21 de la Carta);

  2. procedimiento de infracción destinado a exigir el cumplimiento del derecho de los cónyuges del mismo sexo y las parejas registradas del mismo sexo a reunirse con sus parejas, ciudadanos de la UE, y residir con ellas en Malta (con arreglo a la Directiva de libertad de circulación de la UE, IP/11/981).

2. Invocación de la Carta por los tribunales

Tras solo tres años de vigencia como Derecho primario, la invocación de la Carta por los órganos jurisdiccionales nacionales en cuestiones de Derecho de la UE puede considerarse un signo positivo. Por ejemplo, el Tribunal Constitucional austriaco dictó una sentencia paradigmática relativa a la aplicación de la Carta en el control de constitucionalidad nacional. En efecto, el tribunal austriaco dictaminó que los ciudadanos podían apoyarse en los derechos y principios de la Carta de la UE al impugnar la legalidad de la legislación nacional.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea cada vez ha citado la Carta en sus resoluciones con más frecuencia: el número de resoluciones que aluden a la Carta en su argumentación se ha duplicado prácticamente: de 43 en 2011 a 87 en 2012. Al dirigir sus cuestiones prejudiciales al Tribunal de Justicia, los tribunales nacionales también se han referido a la Carta con creciente frecuencia: en 2012, esas referencias registraron un aumento de más del 50 % respecto de 2011, pasando de 27 a 41.

Esta creciente remisión a la Carta es un gran paso en el camino hacia un sistema más coherente de protección de los derechos fundamentales que garantice la igualdad de derechos y la equiparación del nivel de protección en todos los Estados miembros, en todos los casos en los que se aplique el Derecho de la UE.

La protección de los derechos fundamentales se verá todavía más reforzada con la adhesión de la UE al Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Mejor divulgación de la Carta

A lo largo de 2012, la Comisión recibió más de 4 000 cartas, peticiones y preguntas de ciudadanos y diputados europeos relacionadas con los derechos fundamentales. La mayor parte de ellas (el 58 %) se referían a situaciones en las que podía aplicarse la Carta, lo cual pone de manifiesto que los esfuerzos de la Comisión por divulgar las modalidades y los sectores de aplicación de la Carta están arrojando sus frutos.

Informe sobre los progresos alcanzados hacia la igualdad de género en 2012

Para evaluar los avances hacia el derecho fundamental a la igualdad, se ha publicado también hoy otro informe que determina los progresos en la aplicación de la estrategia europea de igualdad de género. Según sus conclusiones, las mujeres representan una creciente proporción de la mano de obra de la UE y cada vez son más las que aportan a sus familias el sustento principal. El porcentaje de trabajadoras aumentó del 55 % en 1997 al 62,4 % actual. El porcentaje se mantiene, no obstante, muy por debajo del de trabajadores (74,6 %). Antes de la crisis, las mujeres iban situándose paulatinamente al nivel de los hombres en los mercados laborales de todos los países europeos; desgraciadamente, la crisis ha puesto freno a esta evolución positiva. Las cifras de empleo masculino se han desplomado más rápida y estrepitosamente que las de empleo femenino, motivo real de la reducción de la diferencia de empleo entre hombres y mujeres.

Las mujeres siguen enfrentándose a grandes obstáculos para alcanzar los niveles decisorios más elevados. La propuesta de la Comisión para conseguir un equilibrio de género en los consejos de administración de las empresas cotizadas en bolsa es todo un hito para la igualdad de género. El intenso debate público sobre esta cuestión y las correspondientes medidas reguladoras han contribuido a mejorar el equilibrio entre hombres y mujeres, y las cifras de mujeres en los consejos de administración en 2012 muestran el cambio más notorio hasta ahora registrado de un año para otro (IP/13/51).

Si bien el informe indica que se han realizado ciertos progresos, persisten retos en casi todos los ámbitos. La consecución de los objetivos de la Estrategia Europa 2020 y de la estrategia de igualdad entre hombres y mujeres requiere nuevos esfuerzos por parte de los Estados miembros.

Antecedentes

Con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, el 1 de diciembre de 2009, la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea adquirió carácter jurídicamente vinculante. La Carta consagra una serie de derechos fundamentales, como la libertad de expresión y la protección de los datos personales, que reflejan los valores comunes europeos y su tradición constitucional.

En octubre de 2010, la Comisión adoptó una estrategia para comprobar la aplicación efectiva de la Carta. Elaboró una «Lista de control de los derechos fundamentales» con el fin de intensificar la evaluación del impacto de sus propuestas legislativas en los derechos fundamentales. Además, se comprometió a facilitar a los ciudadanos información sobre los supuestos en los que puede intervenir en cuestiones de derechos fundamentales, y a publicar un informe anual sobre la aplicación de la Carta para supervisar los progresos realizados, a petición del Parlamento Europeo. Puede obtenerse información práctica sobre el ejercicio individual de los derechos en el Portal europeo e-Justice.

Más información

MEMO/13/411

Dossier de prensa:

http://ec.europa.eu/justice/newsroom/citizen/news/130508_en.htm

Comisión Europea – Derechos fundamentales:

http://ec.europa.eu/justice/fundamental-rights/index_es.htm

Comisión Europea – Igualdad de género:

http://ec.europa.eu/justice/gender-equality/index_es.htm

Página principal de Viviane Reding, Vicepresidenta y Comisaria de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía:

http://ec.europa.eu/reding

Twitter de la Vicepresidenta: @VivianeRedingEU

Personas de contacto:

Mina Andreeva (+32 2 299 13 82)

Natasha Bertaud (+32 2 296 74 56)

ANEXO


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website