Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Comisión recaba ideas para mejorar el acceso de los consumidores a vías de recurso en los litigios transfronterizos

European Commission - IP/13/240   19/03/2013

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 19 de marzo de 2013

La Comisión recaba ideas para mejorar el acceso de los consumidores a vías de recurso en los litigios transfronterizos

La Comisión Europea ha puesto en marcha hoy una consulta pública sobre la forma de mejorar el acceso a la justicia de los consumidores y las pequeñas empresas en relación con los litigios transfronterizos de pequeña cuantía. El proceso europeo de escasa cuantía ofrece una forma sencilla y barata de resolver los litigios transfronterizos referentes a importes de menos de 2 000 euros, sin necesidad de entablar complejos procedimientos judiciales. Puede utilizarse siempre que el consumidor necesite hacer valer sus derechos, por ejemplo en caso de que no se le entreguen mercancías adquiridas en otro país de la UE. Sin embargo, según un informe elaborado el año pasado por la Red de Centros Europeos del Consumidor, este sencillo procedimiento es aún relativamente poco conocido y se utiliza menos de lo que sería deseable (véase IP/12/985). La Comisión Europea pide hoy a los consumidores, las empresas y la población en general que den a conocer su opinión sobre el funcionamiento actual del proceso de escasa cuantía y sobre la forma de mejorarlo, simplificarlo o modernizarlo. Lo que se pretende es aumentar la confianza en las compras transfronterizas, para ayudar a consumidores y empresas a aprovechar plenamente el mercado único europeo.

La vicepresidenta de la Comisión y comisaria de Justicia de la UE, Viviane Reding, ha señalado que «la búsqueda de "gangas" transfronterizas permite al consumidor encontrar las mejores ofertas en el mercado interior de la UE. Gracias a la compra en línea, esas ofertas son cada vez más accesibles. Sin embargo, las cosas a veces salen mal, y puede haber problemas con las mercancías o con la entrega. A fin de evitar procedimientos jurídicos largos, difíciles y costosos, la Unión Europea está trabajando para facilitar el acceso de los consumidores a la justicia en Europa, de modo que puedan ejercer eficazmente sus derechos.»

La consulta que se inicia hoy estará abierta hasta el 10 de junio de 2013. Cuando finalice, la Comisión evaluará las contribuciones recibidas, para presentar a continuación, antes del final de 2013, un informe sobre el funcionamiento del proceso de escasa cuantía tras sus cinco primeros años de existencia. El informe irá acompañado, si es necesario, de una propuesta de revisión del Reglamento por el que se estableció el proceso europeo de escasa cuantía. En el marco de esta consulta se recabarán opiniones sobre la forma en que se está utilizando en la actualidad este proceso y sobre la forma en que puede mejorarse, preguntando a las partes, entre otras cosas, si creen que convendría aumentar el importe máximo de las demandas a más de 2 000 euros, si convendría que los documentos legales que se utilizan en el proceso pudieran enviarse por medios electrónicos o si debería contemplarse en el proceso la cuestión de los gastos procesales.

A escala nacional, cerca del 20 % de los consumidores europeos indican que han encontrado algún problema en los últimos doce meses con alguna mercancía, servicio, comerciante o proveedor. Se calcula que el valor promedio de las pérdidas asciende a 375 euros por caso. El 60 % de los consumidores encuestados encontraron una solución satisfactoria directamente con el comerciante, pero el 40 % restante no pudo hacer valer sus derechos, y el 25 % de ellos ni siquiera intentó interponer una demanda. Muy pocos consumidores han llevado a juicio a las empresas con las que han tenido dificultades (el 2 % de los que encontraron problemas en los últimos doce meses). Muchos de ellos afirman que no reclamaron porque el dinero que estaba en juego era demasiado poco (el 26 %) o porque pensaban que el procedimiento sería demasiado costoso en comparación con el dinero en juego (el 13 %) o demasiado largo (12 %).

El proceso europeo de escasa cuantía existe precisamente para estos casos. Sin embargo, no se conoce aún bien y se utiliza menos de lo que debería. Por ello, la Comisión Europea está trabajando con los Estados miembros para sensibilizar a los interesados respecto de la existencia del proceso europeo de escasa cuantía y garantizar la ejecución de las sentencias que se dicten en el marco de dicho proceso. Está colaborando, por ejemplo, con las autoridades judiciales y los Centros Europeos del Consumidor para promover activamente el procedimiento entre los consumidores y los jueces.

Un caso con final feliz que ilustra cómo funciona el proceso de escasa cuantía

Un consumidor austriaco había hecho un pedido de ropa de surf en un sitio web alemán, por el que había pagado por adelantado 228 euros mediante transferencia bancaria; sin embargo, el comerciante no entregó la mercancía ni le devolvió la cantidad abonada por la compra. El consumidor entabló en consecuencia un proceso europeo de escasa cuantía, al término del cual un tribunal austriaco de Linz dictó sentencia a su favor. La sentencia fue ejecutada por las autoridades alemanas de Charlottenburg y el consumidor recibió el reembolso del precio de la compra.

Contexto

El proceso europeo de escasa cuantía (Reglamento (CE) nº 861/2007) tiene por objeto mejorar el acceso a la justicia simplificando los litigios transfronterizos en materia civil y mercantil relativos a pequeños importes y reduciendo su coste. Se concibió expresamente para ayudar al consumidor a ejercer sus derechos y para garantizar el acceso a la justicia en litigios transfronterizos. El mecanismo entró en vigor el 1 de enero de 2009.

Se entiende por litigios «de escasa cuantía» aquellos que se refieren a demandas cuyo valor, excluidos los intereses, gastos y costas, no excede de 2 000 euros (en el momento en que el órgano jurisdiccional competente recibe el formulario de demanda). La sentencia se dicta en el país de residencia del consumidor, o en el país de la empresa demandada si así lo decide el consumidor. Protege sus derechos procesales y tiene fuerza ejecutiva, sin necesidad de trámites adicionales, en el país de la parte condenada y en cualquier otro país de la UE. El procedimiento se lleva a cabo esencialmente por escrito, utilizando formularios preestablecidos, y no requiere que las partes estén representadas por un abogado.

A partir de 2013, en siete países seleccionados para un proyecto piloto (Portugal, Estonia, Francia, Alemania, los Países Bajos, la República Checa y Austria), los consumidores podrán cumplimentar los impresos del proceso de escasa cuantía y llevar a cabo todo el procedimiento judicial en línea, a través del Portal Europeo de e-Justicia. Se puede acceder ya en línea a las versiones electrónicas de los formularios estándar (en 22 lenguas oficiales de la UE).

Para más información

Speech by Vice-President Reding at the European Consumer Summit 2013

SPEECH/13/237

Comisión Europea – Proceso de escasa cuantía

http://ec.europa.eu/justice/civil/commercial/eu-procedures/index_en.htm

Portal Europeo de e-Justicia – Impresos del proceso de escasa cuantía

https://e-justice.europa.eu/content_small_claims_forms-177-es.do

Informe de la Red de Centros Europeos del Consumidor

http://ec.europa.eu/consumers/ecc/consumer_reports_en.htm

Personas de contacto:

Mina Andreeva (+32 2 299 13 82)

Natasha Bertaud (+32 2 296 74 56)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website