Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE IT

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 26 de noviembre de 2013

Las perspectivas de crecimiento de las PYME son alentadoras

2013 podría convertirse en un punto de inflexión para las pequeñas y medianas empresas (PYME) de la UE. Se espera que el empleo total que representan las PYME de la UE aumente en un 0,3 % y el valor añadido en un 1 % en comparación con 2012. Las previsiones preliminares hacen pensar que esta evolución positiva se acelerará aún más en 2014. Tras cinco años vividos en un entorno económico de incertidumbre, cabe esperar que 2013 sea el primer año desde 2008 en que confluyan el aumento del empleo agregado y el del valor añadido de las PYME de la UE. Estas prometedoras proyecciones están respaldadas por otras señales positivas. A lo largo de los tres últimos años, un número creciente de Estados miembros han sido testigos de cómo los sectores en que operan sus pequeñas empresas vuelven a experimentar una expansión del empleo y del valor añadido o, al menos, ven cómo el declive va desvaneciéndose.

Antonio Tajani, Vicepresidente de la Comisión y responsable de Industria y Emprendimiento, ha declarado: «Nuestras iniciativas para ayudar a las PYME a abrirse paso en estos tiempos difíciles han sido fructíferas. Tras cinco años de lento desarrollo, me reconforta ver que las PYME están a punto de volver a crecer y que también están comenzando a contratar más personal. Además, nuestros indicadores dejan claro que las PYME pueden crecer más en 2014. Las PYME son el alma de nuestra economía y ahora nos están sacando de la crisis más dura que ha sufrido la economía de la UE en los últimos cincuenta años».

Más información e informe SBA de 2013

MEMO/13/1045: Rendimiento de las PYME en 2012: la mayor parte de los Estados miembros se recupera, pero algunos van rezagados

La notable capacidad de recuperación de las PYME

Con el telón de fondo de la crisis, de una profundidad y complejidad sin precedentes, un punto de inflexión de ese tipo constituiría una valiosa prueba de la capacidad de recuperación de las PYME en la UE. Solamente en 2012, las PYME sufrieron la pérdida de 610 000 puestos de trabajo, es decir, un retroceso del 0,7 % en comparación con 2011. Además, la contribución de las PYME al PIB descendió en un 1,3 %, desde los 3,44 billones de euros en 2011 hasta los 3,39 billones de euros de 2012. Otra consecuencia de la crisis fue el hecho de que la distribución de la pérdida de empleo y valor añadido tuvo lugar de manera muy desigual entre los Estados miembros.

Alrededor de la mitad de los 27 Estados miembros de la UE crearon nuevos puestos de trabajo en 2012, añadiendo en torno a medio millón de puestos de trabajo netos al empleo en sus respectivos sectores. Las pérdidas de empleo en las PYME se concentran primordialmente en los Estados miembros más vulnerables, que siguen afectados por la crisis de la deuda soberana. Sin embargo, incluso en esos casos el declive se ha ralentizado significativamente, lo que indica que las pequeñas empresas han tocado fondo.

Las PYME europeas han demostrado una capacidad de recuperación más significativa que las grandes empresas al principio de la crisis, es decir, en el período 2008-2011. Sin embargo, conforme iba avanzando la crisis, las PYME comenzaron a recuperarse más despacio que las grandes empresas. La diferencia de rendimiento de las PYME y las grandes empresas a lo largo de todo el período de la crisis refleja la debilidad de la demanda interna, que es un motor clave del mercado para las PYME, mientras que las grandes empresas se han beneficiado de un mejor comportamiento de las exportaciones.

Previsiones para 2014: se esperan mejores resultados

Sin embargo, mientras que se prevé que la demanda interna se recupere en cierta medida en 2013 y 2014, las previsiones son que las PYME obtengan unos resultados en cierto modo similares a los de las grandes empresas a lo largo de esos dos años.

El importante papel de las PYME en la economía

Los 20,4 millones de PYME europeas desempeñan un papel importante en la economía europea. Se trata en su mayor parte de microempresas que daban trabajo a aproximadamente 86,8 millones de personas en 2012. Ello representa el 66,5 % de todos los puestos de trabajo en ese año. Las microempresas aportan algo menos de un tercio de esa cifra total de empleo. El sector de las PYME en su conjunto produjo el 57,6 % del valor añadido bruto generado por la economía privada no financiera en Europa durante 2012.

Mejoras en el comportamiento de las PYME

Las mejoras en el comportamiento de las PYME se apoyan en una impresionante serie de medidas en el ámbito de las políticas correspondientes adoptadas por la UE y los Estados miembros a partir de 2008. Dichas medidas, adoptadas en el marco de la «Small Business Act» (SBA) para Europa, han sido cruciales a la hora de mitigar los efectos de la crisis e impulsar las políticas favorables a las PYME en toda la Unión Europea. Solamente en 2010-2012, los Estados miembros aplicaron un total de 2 000 medidas políticas en apoyo de las PYME, es decir, una media de alrededor de 650 medidas al año, y más de setenta medidas por país. El progreso de los Estados miembros a la hora de aplicar el programa de la SBA en los últimos doce meses se detalla en las fichas de la SBA por país que la Comisión Europea ha lanzado también hoy. Las medidas que promueven el emprendimiento así como una administración receptiva han estado a la vanguardia del esfuerzo de los Estados miembros por mejorar el clima empresarial. Las medidas para facilitar un nuevo comienzo para aquellos empresarios que lo intentan en una «segunda oportunidad» tras haber fracasado previamente sus empresas fueron las menos numerosas entre las diez áreas de la SBA.

Personas de contacto:

Carlo Corazza (+32 22951752) @ECspokesCorazza

Sara Tironi (+32 22990403)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website