Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea

Comunicado de Prensa

Bruselas/Estrasburgo, 12 de septiembre de 2012

La Comisión propone nuevas competencias de supervisión bancaria para el BCE como parte de una unión bancaria

Las propuestas de un mecanismo único de supervisión para los bancos de la zona del euro presentadas hoy constituyen un paso importante en el fortalecimiento de la Unión Económica y Monetaria (UEM). En el nuevo mecanismo único, la responsabilidad última sobre las tareas específicas de supervisión relacionadas con la estabilidad financiera de todos los bancos de la zona del euro recaerá en el Banco Central Europeo (BCE). Los supervisores nacionales seguirán desempeñando un papel importante en la supervisión cotidiana, así como en la preparación y aplicación de las decisiones del BCE. La Comisión ha propuesto también hoy que la Autoridad Bancaria Europea elabore un Manual Único de Supervisión con el fin de preservar la integridad del mercado único y garantizar la coherencia de la supervisión bancaria en los veintisiete países de la UE.

La Comisión pide al Consejo y al Parlamento Europeo que adopten los reglamentos propuestos hoy antes de que finalice 2012, junto con los otros tres componentes de una «unión bancaria» integrada: el código normativo único en forma de requisitos de capital (véase IP/11/915), los sistemas armonizados de garantía de depósitos (véase IP/10/918) y un marco europeo único de rescate y resolución (véase IP/12/570).

El Presidente de la Comisión Europea, José-Manuel Barroso, ha dicho lo siguiente: «La Comisión ha presentado hoy propuestas relativas a un mecanismo único europeo de supervisión, un paso fundamental hacia una unión bancaria. Este nuevo sistema, en cuyo centro se sitúa el Banco Central Europeo y en el que participan los supervisores nacionales, restablecerá la confianza en la supervisión de todos los bancos de la zona del euro. El Parlamento Europeo desempeñará un papel crucial para garantizar el control democrático. Debe ser para nosotros una máxima prioridad que el supervisor europeo esté constituido cuando empiece el próximo año. Esto sentará también las bases para posibles decisiones ulteriores de utilizar mecanismos de apoyo europeos con el fin de recapitalizar los bancos.». El Presidente añadió lo siguiente: «Queremos romper el círculo vicioso entre bancos y emisores soberanos. En el futuro, las pérdidas de los bancos ya no se convertirán en la deuda del pueblo, poniendo en duda la estabilidad financiera de países enteros.».

El Comisario de Mercado Interior, Michel Barnier, ha dicho lo siguiente: «Hace falta una supervisión bancaria más eficaz en todos los países europeos para garantizar la aplicación coherente de las normas del mercado único. El BCE tendrá la función de asegurar que los bancos de la zona del euro se atengan a buenas prácticas financieras. Nuestro objetivo último es dejar de utilizar el dinero de los contribuyentes para sacar de apuros a los bancos.». Continuó diciendo: «Hemos propuesto un mecanismo que separa la supervisión de la política monetaria dentro del BCE, y hemos dispuesto lo necesario para garantizar que el BCE rinda cuentas ante el Parlamento Europeo de sus decisiones de supervisión.».

El paquete presentado hoy incluye lo siguiente:

  • Un reglamento que confiere al BCE fuertes competencias para la supervisión de todos los bancos de la zona del euro, con un mecanismo para que los países que no están en ella puedan incorporarse de manera voluntaria.

  • Un reglamento que adapta la normativa en vigor sobre la Autoridad Bancaria Europea a las nuevas disposiciones en materia de supervisión bancaria con el fin de garantizar que la Autoridad Bancaria Europea siga adoptando decisiones de manera equilibrada y preservando la integridad del mercado único.

  • Una comunicación en la que se bosqueja la visión general de la Comisión para la unión bancaria, que incluye el código normativo único y el mecanismo único de supervisión, así como etapas posteriores que incluirán un mecanismo único de resolución bancaria.

Las tareas específicas de supervisión se desplazarán al nivel europeo en la zona del euro, en especial aquellas que son fundamentales para preservar la estabilidad financiera y detectar los riesgos de viabilidad de los bancos. El BCE pasará a ser responsable de tareas como autorizar a las entidades de crédito; velar por el cumplimiento de los requisitos de capital, apalancamiento y liquidez, y llevar a cabo la supervisión de los conglomerados financieros. Asimismo, podrá adoptar medidas de intervención temprana cuando un banco incumpla o corra el riesgo de incumplir los requisitos reglamentarios de capital, exigiendo a los bancos que adopten medidas correctoras.

El BCE cooperará con la Autoridad Bancaria Europea en el marco del Sistema Europeo de Supervisión Financiera. El papel de la Autoridad Bancaria Europea será similar al que desempeña en la actualidad: seguirá desarrollando el código normativo único aplicable a los veintisiete Estados miembros y velando por que las prácticas de supervisión sean coherentes en toda la Unión.

Para los bancos transfronterizos que operen tanto dentro como fuera de los Estados miembros participantes en el mecanismo único de supervisión, los procedimientos vigentes de coordinación del supervisor del país de origen y el del país de acogida seguirán existiendo como en la actualidad. En la medida en que el BCE haya asumido tareas de supervisión, llevará a cabo las funciones de la autoridad de origen y de acogida para todos los Estados miembros participantes.

La Comisión propone que el mecanismo único de supervisión esté en vigor el 1 de enero de 2013. Para facilitar la transición al nuevo mecanismo, se ha previsto un periodo de adaptación. Como primer paso, a partir del 1 de enero de 2013, el BCE podrá asumir, si así lo decide, la responsabilidad total de supervisión de cualquier entidad de crédito, y en especial de aquellas que hayan recibido o solicitado fondos públicos. A partir del 1 de julio de 2013, todos los bancos de gran importancia sistémica estarán bajo supervisión del BCE. El periodo de adaptación deberá haberse completado para el 1 de enero de 2014, fecha en que todos los bancos estarán en el mecanismo único de supervisión.

Información general

Impulsado por la moneda única y el mercado único, el sector bancario de la UE ha crecido y ha aumentado cada vez más su integración. Muchos bancos han desarrollado actividades transfronterizas y se han expandido más allá de sus mercados nacionales.

Las responsabilidades monetarias compartidas en la zona del euro y el aumento de la integración financiera hacen que existan en la zona del euro riesgos específicos de efectos de contagio transfronterizo en caso de crisis bancaria. La coordinación de la supervisión bancaria nacional ya no es una opción para la zona del euro. Es necesario pasar a un sistema integrado.

En el Consejo Europeo y la cumbre de los países de la zona del euro celebrados el 28 y el 29 de junio, los líderes de la UE acordaron profundizar la unión económica y monetaria como una de las medidas para resolver la crisis actual. Uno de los principales elementos constitutivos del avance hacia una mayor integración es la unión bancaria. Las cuatro partes componentes de la unión bancaria son esenciales (véase MEMO/12/656 sobre la unión bancaria). Las propuestas pendientes deberían adoptarse antes del final del año.

Es importante señalar la decisión de los Estados miembros de hacer de la implantación de un mecanismo único de supervisión una condición indispensable para la posible recapitalización directa de los bancos por el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Una vez que se haya llegado a un acuerdo sobre las propuestas pendientes, la Comisión tiene previsto, como próximo paso, formular una propuesta relativa a un mecanismo único europeo de resolución que permita tratar de manera eficiente la resolución bancaria transfronteriza y evitar que el dinero de los contribuyentes sirva para rescatar a los bancos.

Véase también MEMO/12/662

Más información

Los textos de las propuestas legislativas y de la comunicación pueden encontrarse en la siguiente dirección:

http://ec.europa.eu/internal_market/finances/committees/index_en.htm

Personas de contacto:

Stefaan De Rynck (+32 2 296 34 21)

Carmel Dunne (+32 2 299 88 94)

Audrey Augier (+32 2 297 16 07)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website