Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 5 de diciembre de 2012

Los funcionarios de la UE se enfrentan a una pérdida del 1,1 % de su poder adquisitivo por la adaptación salarial anual

Como consecuencia de la difícil situación económica, los funcionarios de la UE se enfrentan a una pérdida de poder adquisitivo del 1,1 % en 2012. Este es el resultado de la fórmula de cálculo de la adaptación salarial anual. Esta pérdida se suma a una disminución real del poder adquisitivo de los funcionarios de la UE del 3,6 % en 2011. En total, el poder adquisitivo de los funcionarios de la UE se ha reducido un 7,6 % entre 2004 y 2011.

La fórmula, denominada «método», registra la evolución, al alza o a la baja, del poder adquisitivo de los funcionarios nacionales de un grupo de ocho Estados miembros (Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, España, Bélgica y Luxemburgo – una muestra elegida explícitamente por los Estados miembros en 2004 y que representa el 76 % del PIB de la UE). En otras palabras, aplica las decisiones políticas adoptadas por los gobiernos nacionales sobre las remuneraciones de sus funcionarios a los salarios del personal de la UE.

Este año, el resultado refleja con exactitud la difícil situación económica y su muy distinto impacto en las administraciones nacionales: tiene en cuenta los incrementos salariales en Alemania (+ 4,3 %), Bélgica (+ 2,5 %), Luxemburgo (+ 2,5 %), Francia (+ 1,8 %) y el Reino Unido (+ 0,9 %), pero también la disminución salarial en España (- 3 %) y en los Países Bajos (- 1,9 %), y la congelación en Italia (0 %). El cambio combinado del poder adquisitivo de esos funcionarios nacionales es el -1,1 %. De manera que a los funcionarios de la UE se les aplica una pérdida idéntica de poder adquisitivo, con independencia del lugar en que presten sus servicios y de la institución o agencia de la UE para la que trabajen.

La inflación en Bélgica significa que el ajuste salarial nominal de los funcionarios de la UE que trabajan en Bruselas es del 1,7 %. Se trata de un aumento por debajo de la inflación, que aplica la pérdida de 1,1 % de poder adquisitivo. Como se ha indicado anteriormente, está por debajo de los ajustes salariales nominales de los funcionarios de la mitad de los Estados miembros de la muestra.

Una cláusula de excepción permite efectivamente la suspensión del método si se cumplen estrictos criterios legales relacionados con «un grave y repentino deterioro de la situación económica y social», que no puede determinarse con el método. No obstante, un análisis en profundidad puso de manifiesto que esas condiciones no se cumplen y que la disminución propuesta del 1,1 % del poder adquisitivo refleja plenamente las nuevas circunstancias de los funcionarios nacionales.

Sin embargo, la Comisión cree firmemente que, en la situación económica actual, las administraciones de la UE deben contribuir con un esfuerzo extraordinario. Por ello la Comisión presentó el año pasado al Consejo y al Parlamento Europeo una propuesta de recorte del 5 % del personal de todas las instituciones y agencias de la UE entre 2013 y 2017. Para hacer frente al aumento de la carga de trabajo resultante, esta reducción de personal se complementaría con un aumento de la semana laboral mínima a 40 horas sin compensación salarial. La Comisión, propuso, además, un aumento de la edad de jubilación de 63 a 65 años, facilitando al mismo tiempo el trabajo hasta los 67 años, así como una importante reducción, entre el 18 % y el 45 %, de los salarios de inicio y final de carrera para determinadas funciones .

Esto generaría un ahorro considerable de más de 1 000 millones EUR durante el próximo marco financiero plurianual, y de 1 000 millones EUR al año a largo plazo, debido a los efectos en el tiempo de estas medidas.

Por añadidura, la Comisión también propuso el año pasado no sólo mantener una exacción especial cuya expiración estaba prevista el 31 de diciembre de 2012, el denominado «gravamen de solidaridad» (que se suma al impuesto sobre la renta de hasta un 45 %), sino aumentarla del 5,5 % al 6 %. Asimismo se propuso una reforma y extensión del método, que también expira a finales de 2012, como respuesta a las preocupaciones expresadas por los Estados miembros.

La Comisión lamenta profundamente que el Consejo no haya adoptado aún una posición común sobre estas propuestas, aunque sean públicas desde hace más de 17 meses. La Comisión también deplora que el Consejo no haya podido por ello otorgar a su Presidencia el mandato de iniciar un diálogo con el Parlamento Europeo y la Comisión sobre la propuesta. Como consecuencia, el salario neto de los funcionarios de la UE podría aumentar en enero debido a la expiración de la exacción especial.

En una última tentativa para impedirlo, el Vicepresidente Maroš Šefčovič ha escrito al Ministro Andreas Mavroyiannis, de la Presidencia chipriota, y al Presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, recordándoles esta situación y cómo el Consejo y el Parlamento Europeo pueden evitarla adoptando una extensión de la exacción especial y del método por un año. Entonces, la Comisión presentaría de nuevo en 2013 a los colegisladores todas las medidas de austeridad inicialmente propuestas.

Personas de contacto :

Antonio Gravili (+32 2 295 43 17)

Marilyn Carruthers (+32 2 299 94 51)


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site