Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 4 de diciembre de 2012

Cielo Único Europeo: Los Estados miembros no consiguen cumplir el plazo que les hubiese permitido crear un espacio aéreo europeo más eficiente

Muchos Estados miembros acumulan retrasos y no cumplen aún íntegramente los requisitos necesarios para el pleno funcionamiento de nueve bloques funcionales de espacio aéreo antes de que venza el plazo del 4 de diciembre de 2012. Se ha incumplido un plazo fundamental para los bloques funcionales de espacio aéreo, unos bloques regionales de espacio aéreo esenciales dentro del plan ambicioso de creación de un espacio aéreo europeo único que triplicaría la capacidad del espacio aéreo europeo y reduciría a la mitad los costes del control del tránsito aéreo. La Comisión advirtió hoy de que incoará procedimientos de infracción contra los Estados miembros respecto a todos los bloques funcionales de espacio aéreo que aún no cumplan plenamente el conjunto de los requisitos jurídicos. Asimismo, presentará un nuevo paquete de medidas legislativas en la primavera de 2013 para acelerar las reformas y garantizar la plena realización de un Cielo Único Europeo.

Las ineficiencias derivadas de un espacio aéreo fragmentado ocasionan unos costes suplementarios de casi 5 000 millones de euros al año. Se añaden 42 kilómetros a la distancia de un vuelo medio, con lo que se obliga a las aeronaves a consumir más combustible, generar más emisiones, pagar derechos de uso más altos y provocar mayores retrasos. Los Estados Unidos controlan el mismo volumen de espacio aéreo, con más tráfico y unos costes de casi la mitad.

Siim Kallas, Vicepresidente de la Comisión responsable de los Transportes, ha declarado lo siguiente: «Haremos todo lo posible por que el Cielo Único Europeo sea una realidad. Los que han de sufrir a diario los costes de la congestión y el retraso en los vuelos son los ciudadanos y las empresas de Europa. Si se añade el coste para la economía de esa pérdida de eficiencia y el precio medioambiental correspondiente, queda claro que el Cielo Único Europeo es demasiado importante para que lo dejemos fracasar. En estos tiempos de crisis económica, no podemos permitirnos seguir tal como estamos. Ahora mismo, la aplicación de la reforma del espacio aéreo europeo está sufriendo grandes retrasos. Los bloques funcionales de espacio aéreo son la piedra angular de la infraestructura para el Cielo Único Europeo y hemos incumplido un plazo fundamental. No queda más remedio que aplicar a rajatabla la normativa de la UE.»

2012 es un año crítico para el Cielo Único Europeo, con cuatro objetivos clave, incluidos los nueve bloques funcionales de espacio aéreo que deberán ser operativos para diciembre de 2012.

Según la legislación de la UE, los bloques funcionales de espacio aéreo tenían que haberse creado antes del 4 de diciembre de 2012. Se han creado en total nueve bloques funcionales de espacio aéreo, que cubren el conjunto de la UE más cuatro Estados (Bosnia y Herzegovina, Croacia, Noruega y Suiza), lo que representa un hito importante. Sin embargo, esos bloques funcionales de espacio aéreo todavía no son realmente «funcionales» dado que aún se rigen por las fronteras nacionales o no han optimizado sus servicios de navegación aérea (cuando no acumulan ambos problemas). Esta deficiencia se debe principalmente al excesivo empeño consagrado a ultimar las cuestiones institucionales, en lugar de determinar y poner en marcha mejoras operativas, y a la protección indebida de los intereses nacionales.

Antecedentes:

El Cielo Único Europeo es una iniciativa europea emblemática para reformar la arquitectura del control del tránsito aéreo europeo, a fin de satisfacer las necesidades futuras en materia de capacidad y de seguridad. Basándose en iniciativas de finales de los años noventa, el primer paquete del Cielo Único Europeo se adoptó en 2004 y el segundo, en 2009.

Con la plena realización del Cielo Único Europeo:

  • La seguridad será diez veces mayor.

  • Se triplicará la capacidad del espacio aéreo.

  • Los costes de la gestión del tránsito aéreo se reducirán a la mitad.

  • El impacto ambiental disminuirá un 10 %.

Necesitamos unos bloques funcionales de espacio aéreo plenamente funcionales

La apertura del mercado de la aviación de la UE en 1993 hizo que viajar fuese mucho más accesible y asequible y fomentó el crecimiento de los servicios aéreos. Desde entonces, el aumento del tráfico ha sido del 54 %.

Las limitaciones de la capacidad del espacio aéreo europeo han resultado en más retrasos. Los retrasos no se deben únicamente a la escasez de capacidad; también se deben a un control del tránsito aéreo en Europa fragmentario e ineficiente. En la actualidad, el espacio aéreo está estructurado en torno a las fronteras nacionales, por lo que a menudo los vuelos no pueden adoptar rutas directas, lo que supondría un ahorro de combustible, reduciría los costes y resultaría menos perjudicial para el medio ambiente.

A modo de comparación, en un espacio aéreo de proporciones similares, Europa tiene más de treinta proveedores de servicios de navegación aérea en ruta, mientras que los Estados Unidos de América solo tienen uno; EE. UU. duplica el número de vuelos de Europa, con los mismos costes.

Un bloque funcional de espacio aéreo es una parte del cielo en el que se han eliminado las fronteras nacionales. Puede entenderse como un espacio aéreo único, al igual que el mercado único permite a los ciudadanos de la UE viajar, vivir y trabajar libremente en cualquier lugar de la UE. Al permitir que las aeronaves vuelen sin tener que preocuparse por el cruce de las fronteras, ni por disposiciones nacionales a la fuerza menos eficientes, los bloques funcionales de espacio aéreo aumentarán la seguridad. Al permitir que las aeronaves adopten itinerarios más directos, con altitudes más adecuadas, los bloques funcionales de espacio aéreo ahorrarán combustible y reducirán los retrasos. Al unificar el cielo europeo y consolidar sus servicios, los bloques funcionales de espacio aéreo reducirán el impacto ambiental de la aviación y el coste de los servicios aéreos por un valor de miles de millones de euros anuales.

Próximos pasos

La Comisión Europea procederá en breve al envío de cartas de emplazamiento a todas las partes interesadas.

Para más información: MEMO/12/934; IP/12/1089; SPEECH/12/711.

Personas de contacto:

Helen Kearns (+32 22987638)

Dale Kidd (+32 22957461)


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site