Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Previsiones de otoño 2012-2014: navegando por aguas turbulentas

Commission Européenne - IP/12/1178   07/11/2012

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 7 de noviembre de 2012

Previsiones de otoño 2012-2014: navegando por aguas turbulentas

Las perspectivas a corto plazo de la economía de la UE siguen siendo frágiles, aunque se pronostica una vuelta progresiva del crecimiento del PIB en 2013 y una consolidación de esa tendencia en 2014.

En términos anuales, el PIB disminuirá en 2012 un 0,3 % en la UE y un 0,4 % en la zona euro. Se prevé un crecimiento del PIB para 2013 del 0,4 % en la UE y del 0,1 % en la zona euro. Se pronostica que el desempleo en la UE seguirá siendo muy elevado.

Los grandes desequilibrios externos e internos que se acumularon en los años anteriores a la crisis se están reduciendo, pero este proceso continúa pesando en la demanda interna en algunos países y la actividad económica varía considerablemente según los Estados miembros. Al mismo tiempo, la competitividad perdida en el primer decenio de la UEM en algunos Estados miembros se está recuperando gradualmente, de modo que el aumento de las exportaciones será progresivamente mayor a medida que el comercio mundial vuelva a acelerarse. El progreso en el saneamiento de las finanzas públicas apoya este proceso de reequilibrio.

Las reformas estructurales emprendidas deberían empezar a dar fruto durante el período de previsión, mientras que los avances en la arquitectura de la UEM siguen reforzando la confianza, todo lo cual preparará el camino para una expansión más fuerte y mejor repartida en 2014. Se prevé un crecimiento del PIB en 2014 del 1,6 % en la UE y del 1,4 % en la zona euro.

Olli Rehn, vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios y el Euro, ha declarado lo siguiente: «Europa está atravesando un difícil proceso de reequilibrio macroeconómico, que continuará durante algún tiempo. Nuestras previsiones apuntan a una mejora gradual de las perspectivas de crecimiento en Europa a principios del año próximo. La adopción de decisiones políticas importantes han sentado las bases para consolidar la confianza. Se ha reducido la tensión en los mercados, pero no podemos dormirnos en los laureles. Europa debe seguir combinando unas políticas presupuestarias saneadas y reformas estructurales para crear las condiciones para un crecimiento sostenible que haga bajar el desempleo desde las inaceptables tasas actuales.».

Una recuperación moderada en 2013

Tras la contracción registrada en el segundo trimestre de 2012, no se prevé que la actividad económica se recupere antes de fin de año. El crecimiento del PIB en 2013 será, según las previsiones, muy moderado antes de consolidarse en cierta medida en 2014. Se prevé que las exportaciones netas sigan contribuyendo al crecimiento, mientras que la demanda interior seguirá siendo débil en 2013 y solo se recuperará en 2014, ya que la siguen frenando el desapalancamiento en curso en algunos Estados miembros y la reasignación de recursos entre sectores. Este proceso dejará su impronta en el mercado de trabajo. Se espera que el desempleo alcance en 2013 una cifra máxima algo inferior al 11 % en la UE y al 12 % en la zona euro, aunque con grandes variaciones entre los Estados miembros.

Aun siendo bajos en el conjunto de la UE, los gastos financieros difieren considerablemente según los Estados miembros. Las decisiones políticas recientes han suavizado las tensiones, aunque es probable que las dificultades de parte del sector bancario y la debilidad de la economía sigan pesando en la oferta de crédito.

Los aumentos de los impuestos indirectos y de los precios de la energía han seguido siendo los principales impulsores de la inflación de los precios al consumo en los últimos trimestres. No obstante, las presiones sobre los precios nacionales subyacentes son moderadas y se prevé que la inflación se mantenga por debajo del 2 % a lo largo de 2013.

Progresa el saneamiento presupuestario

El saneamiento presupuestario sigue progresando. Se prevé que el déficit público baje hasta el 3,6 % en la UE y el 3,3 % en la zona euro en 2012. La información disponible de los presupuestos de 2013 indica la continuación, aunque más lenta, del saneamiento, con unos déficits públicos previstos del 3,2 % del PIB en la UE y el 2,6 % en la zona euro. Esto también se refleja en las mejoras estructurales del saldo presupuestario que será, según las previsiones, del 1 % del PIB en 2012 y del 0,7 % del PIB en 2013, mientras que, en la zona euro, las cifras serán del 1,3 % y del 0,9 %, respectivamente. La deuda de las administraciones públicas en 2012 asciende al 93 % del PIB en la zona euro y al 87 % de la UE. Para 2013, se prevé que llegue al 95 % del PIB en la zona euro y al 89 % en la UE, y que se estabilizará a continuación.

La adopción de fuertes medidas políticas a escala nacional y de la UE así como el avance en la reforma del marco institucional de la UEM han reducido los riesgos a la baja de las perspectivas de crecimiento. La confianza y las perspectivas futuras de crecimiento se verían afectadas si la situación del mercado laboral acabara siendo peor de lo pronosticado. Por otra parte, habida cuenta de las recientes decisiones políticas, las tensiones en los mercados financieros de la UE podrían calmarse más rápidamente y la confianza podría recuperarse con más fuerza de lo previsto, lo que repercutiría positivamente en la demanda interior. Los riesgos para las perspectivas de inflación parecen estar globalmente equilibrados.

El informe completo se puede consultar en:

http://ec.europa.eu/economy_finance/eu/forecasts/2012_autumn_forecast_en.htm

Personas de contacto:

Audrey Augier (+32 2 297 16 07)

Vandna Kalia (+32 2 299 58 24)

Simon O'Connor (+32 2 296 73 59)


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site