Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Autres langues disponibles: FR EN DE IT

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 31 de octubre de 2012

Automóviles más seguros a partir del 1 de noviembre de 2012

El 1 de noviembre de 2012, Europa dará un gran paso adelante en la seguridad de los vehículos cuando entre en vigor una serie de nuevos requisitos de seguridad para los nuevos tipos de vehículos de motor. Entre las medidas que van a ser obligatorias podemos citar el sistema de alerta de olvido del cinturón, los requisitos de seguridad para vehículos eléctricos, unos anclajes más sencillos para asientos infantiles (ISOFIX), una mejor protección de los pasajeros contra el desplazamiento del equipaje en caso de accidente y el sistema de control de la presión de los neumáticos. Por otra parte, los coches irán equipados asimismo de indicadores de cambio de velocidad para ayudar a los conductores a ahorrar carburante y reducir las emisiones de CO2. Estas nuevas disposiciones las exige el Reglamento general de seguridad1, adoptado en 2009. Este único Reglamento sustituye a más de cincuenta directivas sin rebajar el nivel de seguridad. Constituye, por consiguiente, una profunda simplificación de la legislación europea y una reducción de la carga reglamentaria y administrativa para la industria del automóvil.

En palabras del Vicepresidente y Comisario de Industria y Emprendimiento, Antonio Tajani: Estamos trabajando intensamente para mejorar la seguridad de los conductores, los pasajeros y los usuarios de la carretera europeos en general. Estas nuevas medidas van a aumentar de manera considerable el nivel de seguridad al reducir las probabilidades de accidentes y sus consecuencias. Va a ser un logro tangible de la Unión Europea. Y no olvidemos que el Reglamento general de seguridad ha permitido igualmente una de las simplificaciones más ambiciosas de nuestra legislación al derogar más de cincuenta directivas y sustituirlas por un solo Reglamento.

Véase IP/08/786 para una información más detallada sobre el Reglamento general de seguridad adoptado en 2009

Efectos de los nuevos requisitos de seguridad

Los requisitos de seguridad que serán obligatorios para los nuevos tipos de vehículos a partir del 1 de noviembre van a tener un verdadero efecto sobre la seguridad de los conductores y los pasajeros:

  • El asiento del conductor estará provisto de un sistema de alerta de olvido del cinturón de seguridad. Ese dispositivo recordará al conductor que se ajuste el cinturón por medio de una alerta visual o auditiva que continuará aunque el coche ya esté en movimiento.

  • Los coches eléctricos deberán respetar unos estrictos requisitos de seguridad eléctrica, que garanticen que los usuarios del vehículo no reciban una descarga eléctrica procedente de piezas del vehículo o del compartimento del motor.

  • Los vehículos deberán ir equipados con al menos dos puntos de anclaje para asientos infantiles ISOFIX, que deberán estar totalmente integrados en los asientos traseros. Dichos puntos de anclaje se pueden utilizar con asientos infantiles compatibles, lo que dará lugar a una mejor estabilidad del asiento y a una mayor protección del niño. Los asientos infantiles son también mucho más fáciles de instalar en los asientos del vehículo.

  • Además, los coches llevarán unas nuevas etiquetas que adviertan contra la colocación de dispositivos de retención para niños orientados hacia atrás en un asiento protegido por un airbag frontal activo.

  • Los asientos traseros que van delante del compartimento para equipajes deberán hacerse ahora suficientemente resistentes para proteger a los pasajeros contra el desplazamiento del equipaje en el maletero, en caso de choque frontal. Por consiguiente, hay menos posibilidades de que los ocupantes sean golpeados por objetos proyectados del maletero en caso de accidente, lo que reduce el riesgo de lesiones corporales.

  • Los neumáticos de los vehículos de pasajeros estarán provistos de un sistema de control de la presión de los neumáticos a bordo que detecte la pérdida de presión del aire y se lo haga saber al conductor. El riesgo de reventón, por lo tanto, se va a reducir considerablemente. Dichos reventones pueden provocar graves vuelcos. Una presión adecuada de los neumáticos garantizará también la menor distancia posible de frenado, ahorrará carburante y reducirá las emisiones de CO2.

  • Por último, los nuevos tipos de vehículos de pasajeros estarán provistos de indicadores de cambio de velocidad para ayudar a los conductores a ahorrar combustible adoptando un estilo de conducción más respetuoso con el medio ambiente.

Próximas etapas

Las medidas de seguridad mencionadas más arriba serán obligatorias para los nuevos tipos de vehículos (los vehículos que se sometan a homologación después del 1 de noviembre de 2012). Serán obligatorias para todos los nuevos vehículos vendidos en el mercado de la UE en 2014.

Antecedentes

Se ha avanzado mucho en la reducción de los accidentes de tráfico mediante una combinación de medidas destinadas al vehículo, el conductor y la infraestructura, aplicadas a nivel europeo, nacional y local. Sin embargo, estos resultados no son aún satisfactorios. Por tanto, la Comisión ha propuesto como nuevo objetivo para 2020 una mayor reducción de las víctimas de la carretera en la UE, que las haga disminuir en un 50 % en relación con 2010. Las medidas mencionadas anteriormente para mejorar la tecnología de seguridad de los vehículos contribuirán a alcanzar este objetivo.

Personas de contacto:

Carlo Corazza (+32 2 295 17 52)

Sara Tironi (+32 2 299 04 03)

1 :

Reglamento (CE) nº 661/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de julio de 2009, relativo a los requisitos de homologación de tipo referentes a la seguridad general de los vehículos de motor, sus remolques y sistemas, componentes y unidades técnicas independientes a ellos destinados.


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site