Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea

Comunicado de prensa

Bruselas, 24 de septiembre de 2012

Medio ambiente: numerosos europeos siguen expuestos a contaminantes atmosféricos nocivos

Casi un tercio de los habitantes de las ciudades de Europa está expuesto a concentraciones excesivas de partículas en suspensión en la atmósfera. Estas partículas se cuentan entre los contaminantes más importantes desde el punto de vista de los daños que provocan en la salud humana, al penetrar en zonas sensibles de las vías respiratorias. La UE ha avanzado a lo largo de las últimas décadas en la reducción de los contaminantes atmosféricos que causan acidificación, pero un nuevo informe publicado hoy por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) indica que muchas zonas de Europa sufren problemas persistentes con las concentraciones de partículas al aire libre y el ozono troposférico.

Janez Potočnik, Comisario de Medio Ambiente, ha declarado lo siguiente: «Este informe constituye un oportuno recordatorio de la importancia de la calidad del aire para la salud de nuestros conciudadanos. Por esta razón, deseo que 2013 sea el Año de la Atmósfera y me centraré en mejorar nuestra calidad del aire para hacer frente a los problemas indicados hoy».

La profesora Jacqueline McGlade, directora ejecutiva de la AEMA, ha declarado: «Las políticas de la Unión Europea han reducido las emisiones de muchos contaminantes a lo largo de la última década, pero podemos seguir avanzando. En muchos países, las concentraciones de contaminantes atmosféricos todavía son superiores a los límites legales y recomendados establecidos para preservar la salud de los ciudadanos europeos. De hecho, la contaminación atmosférica reduce la esperanza de vida humana en unos dos años en las ciudades y las regiones más contaminadas».

El informe de la AEMA sobre la calidad del aire en Europa correspondiente a 2012 examina la exposición a los contaminantes atmosféricos y ofrece una instantánea de la calidad del aire en Europa. El informe tiene por objeto apoyar la formulación de políticas más eficaces en pro de una atmósfera limpia.

Conclusiones principales

• Las partículas (PM) constituyen el contaminante atmosférico que presenta más riesgos para la salud en la UE al ser causa de muerte prematura. El informe calcula que, en 2010, el 21 % de la población urbana estuvo expuesta a niveles de concentración de PM10 superiores a los límites diarios más estrictos de la UE establecidos para preservar la salud. Hasta el 30 % de la población urbana estuvo expuesta a unos niveles de concentración de PM2,5, unas partículas más finas, superiores a los valores límite anuales de la UE, que son menos rigurosos. Según los niveles de referencia de la OMS, que son aún más estrictos que los impuestos por la normativa de la UE, hasta el 81 % y el 95 %, respectivamente, de los habitantes de ciudades estuvieron expuestos a concentraciones de partículas superiores a los valores de referencia fijados para preservar la salud humana, lo que indica la urgencia de la próxima revisión de la legislación.

• El ozono (O3) puede provocar problemas respiratorios y provocar una muerte prematura. La exposición es muy alta en las ciudades, ya que el 97 % de la población urbana de la UE estuvo expuesto a concentraciones de O3 superiores al nivel de referencia de la OMS en 2010. El 17 % estuvo expuesto a concentraciones superiores al valor objetivo de la UE para el O3. En 2009, el 22 % de las tierras arables de Europa quedó expuesto a concentraciones perjudiciales de O3, lo que provocó pérdidas para los agricultores.

• El dióxido de nitrógeno (NO2) es una causa importante de eutrofización (exceso de crecimiento de plantas y algas en el agua) y acidificación, además de contribuir a la formación de partículas y O3. En 2010, el 7 % de los europeos que viven en ciudades estuvo expuesto a niveles de NO2 superiores a los valores límite de la UE. Las emisiones nacionales de óxidos de nitrógeno en muchos países europeos aún superan los techos de emisión establecidos por el Derecho de la UE y los acuerdos de las Naciones Unidas.

• El benzo(a)pireno (BaP) es un carcinógeno. Un porcentaje considerable de la población urbana de la UE (entre el 20 % y el 29 % entre 2008 y 2010) estuvo expuesto a concentraciones superiores al valor objetivo de la UE, que debe cumplirse de aquí a 2013, por lo que el aumento de las emisiones de BaP en Europa en los últimos años constituye un motivo de preocupación.

Lo ocurrido con el dióxido de azufre (SO2) ha sido un éxito: sus emisiones se han reducido de forma considerable en los últimos años gracias a la legislación de la UE, que exige tecnologías de depuración de las emisiones y un menor contenido de azufre en los combustibles. 2010 fue el primer año en que la población urbana de la UE no estuvo expuesta a concentraciones de SO2 superiores al valor límite de la UE.

• Las concentraciones de monóxido de carbono, benceno y metales pesados (arsénico, cadmio, níquel, plomo) al aire libre son, en general, bajas, localizadas y esporádicas en la UE, dándose pocos casos de rebasamiento de los límites y valores objetivo dispuestos en la legislación de la UE.

Próximos pasos

En los últimos años, la AEMA ha publicado informees anuales sobre las emisiones de contaminantes atmosféricos y el rebasamiento de los límites máximos de emisión en virtud de la Directiva sobre los techos nacionales de emisión (TNE). Más adelante este año, la AEMA publicará un análisis retrospectivo del cumplimiento de los objetivos sanitarios y ambientales de la Directiva TNE para 2010.

La Comisión Europea va a preparar una revisión de la legislación de la UE en materia atmosférica, en consulta con las partes interesadas, y hará especial hincapié en las políticas sobre la contaminación atmosférica en 2013.

Contexto

La mala calidad del aire puede provocar enfermedades cardíacas, problemas respiratorios, cáncer de pulmón, dificultades respiratorias y otras dolencias. Algunos contaminantes pueden causar eutrofización, malas cosechas y un menor crecimiento forestal, además de repercutir en el clima. Las emisiones de varios contaminantes han disminuido en los últimos años, de manera que ha mejorado la calidad del aire en algunas zonas. Sin embargo, esto no siempre ha dado lugar a la reducción correspondiente de las concentraciones de contaminantes atmosféricos. Los problemas persistentes de calidad del aire exigen nuevos esfuerzos para atenuar las emisiones de varios contaminantes.

Para más información:

http://ec.europa.eu/environment/air/quality/index.htm

http://www.eea.europa.eu/themes/air

Personas de contacto:

Joe Hennon (+32 2 295 35 93)

Monica Westeren (+32 2 299 18 30)

Agencia Europea de Medio Ambiente:

Arthur Finn Girling (+45 29 60 43 30)

Iben Stanhardt (+45 23 36 13 81)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website