Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/11/96

Bruselas, 27 de enero de 2011

La Comisión pone en marcha un ambicioso programa para profundizar en el mercado único de servicios

Aunque los servicios representan dos tercios del empleo y el PIB de la UE, solo suman un quinto del comercio total dentro de la UE. Actualmente, tan solo en torno al 8 % de las PYME europeas desarrolla su actividad en otros Estados miembros. Esta falta de dinamismo no solo va en detrimento de la capacidad de elegir de los consumidores, sino que también impide a las empresas pequeñas e innovadoras crecer, ampliar sus actividades y ser más competitivas. Para aprovechar en mayor medida este potencial del mercado único de servicios para 2012, la Comisión ha adoptado hoy una serie de actuaciones específicas para abordar los problemas restantes. La Directiva de servicios tiene por objeto eliminar los obstáculos innecesarios y onerosos al comercio de servicios en el mercado único. Un año después de su plazo de aplicación, la Comisión y los Estados miembros han finalizado una evaluación de la manera en que la Directiva se ha aplicado sobre el terreno. Las conclusiones de la llamada evaluación recíproca son que, aunque se ha conseguido mucho hasta ahora, el potencial del mercado único de servicios no se está aprovechando aún completamente. La Comisión propone una serie de actuaciones específicas para abordar los problemas restantes.

Michel Barnier, Comisario de Mercado Interior y Servicios, ha declarado lo siguiente: «En la actual coyuntura de crisis, necesitamos aprovechar todo el potencial de crecimiento que representa un mercado interior de servicios integrado. Esto ayudará a las empresas a crecer, innovar y crear más puestos de trabajo y fomentará unos servicios mejores y más competitivos tanto para las empresas como para los consumidores de la UE.»

Actuaciones específicas para reforzar los mercados de servicios de la UE

La Directiva de servicios representó un gran paso adelante, pero todavía queda por hacer para que funcionen mejor los mercados de servicios de la UE. La Comunicación «Hacia un Acta del Mercado Único(IP/10/1390) por una economía social de mercado altamente competitiva» adoptada el 27 de octubre de 2010, cifra los beneficios de un mercado único de servicios que funcione mejor entre 60 000 y 140 000 millones de euros y el crecimiento del PIB, entre el 0,6 % y el 1,5 %. Aunque los servicios representan dos tercios del empleo y el PIB de la UE, solo suman un quinto del comercio total dentro de la UE. Actualmente, tan solo en torno al 8 % de las PYME europeas desarrolla su actividad en otros Estados miembros. Esta falta de dinamismo no solo va en detrimento de la capacidad de elegir de los consumidores, sino que también impide a las empresas pequeñas e innovadoras ampliar sus actividades y seguir creciendo.

Frente a ello, la Comisión perfila las medidas siguientes:

  • Velar por que el mercado único funcione sobre el terreno: En 2011 y 2012, la Comisión procederá a un «control de eficacia» del mercado único de servicios desde el punto de vista del usuario: p. ej., un arquitecto sueco que desee proyectar una casa en Italia o un residente en Finlandia que recurre a los servicios de un contable checo. El «control de eficacia» tendrá en cuenta todas las demás normas de la UE que se apliquen a los servicios, aparte de la Directiva de servicios, y examinará cómo interactúan esas diferentes normas de la UE. El objetivo es detectar problemas prácticos concretos que obstaculizan el mercado único de servicios y cómo la interacción de normas diferentes puede surtir efectos imprevistos. La Comisión ya ha reconocido la necesidad de estudiar nuevas medidas frente a las limitaciones impuestas a determinados proveedores de servicios en algunos países, por ejemplo, desde el punto de vista de la forma jurídica que pueden adoptar (por ejemplo, prohibición a los proveedores de servicios artesanales, como los carpinteros, de constituirse en sociedades de responsabilidad limitada) o de las personas que pueden tener participaciones en el capital de sus empresas (por ejemplo, obligación de ser un asesor fiscal cualificado para adquirir capital en una sociedad que ofrece servicios de asesoramiento fiscal).

  • Suprimir los obstáculos fiscales a los servicios transfronterizos: La evaluación recíproca ha arrojado indicios concretos de las dificultades de prestar servicios transfronterizos sin establecerse de forma permanente (si el proveedor de servicios no está establecido permanentemente en el país donde presta el servicio). La Comisión seguirá estrechamente los efectos de la Directiva de servicios a este respecto. Un primer informe de situación se publicará antes de acabar 2011 y luego cada año. Debe impedirse también que en la legislación de los Estados miembros se introduzcan nuevos obstáculos normativos a la prestación de servicios. Estos obstáculos pueden originarse en revisiones por los Estados miembros de sus requisitos en materia de establecimiento y la Comisión estará muy atenta a cualquier novedad pertinente.

  • Velar por una aplicación ambiciosa y concienzuda de la Directiva de servicios: La Comisión entablará un diálogo bilateral con los Estados miembros en los que se observen problemas relacionados con la aplicación de la Directiva. Además, la Comisión llevará a cabo en 2011 una primera evaluación económica de los efectos de la aplicación de la Directiva y de su repercusión en el funcionamiento de los mercados de servicios.

Antecedentes

La Directiva de servicios es un texto legislativo de la UE que entró en vigor con el objeto de suprimir obstáculos innecesarios y onerosos a la prestación de servicios en toda la UE. Los servicios representan aproximadamente el 66 % del PIB de la UE. La Directiva de servicios es una ley horizontal que abarca gran variedad de servicios, los cuales representan alrededor del 40 % del PIB y del empleo de la UE. La Directiva emplaza a los Estados miembros a simplificar antes de acabar 2009 sus trámites administrativos y a crear ventanillas únicas para facilitar a las empresas hacer sus trámites por vía electrónica. Para tomar nota de los progresos registrados y detectar las lagunas restantes, la Directiva preveía una evaluación recíproca, que se llevó a cabo en 2010. Se trató de un ejercicio de revisión inter pares innovador y basado en pruebas, en el cual los Estados miembros y la Comisión examinaron juntos los resultados principales de la aplicación de la Directiva de servicios.

Un sector servicios dinámico en la UE es una de las prioridades fundamentales de la Comisión. Los servicios son el motor de la economía de la UE y casi nueve de diez puestos de trabajo se crean en este sector. Como se indica en el Estudio prospectivo anual sobre el crecimiento de la Comisión (véase IP/11/22), la UE solo podrá alcanzar sus ambiciosos objetivos de crecimiento sostenible e integrador de la estrategia Europa 2020 si se da prioridad a reformas estructurales urgentes en los mercados de servicios y productos a fin de mejorar el entorno empresarial.

Véase asimismo la nota informativa MEMO/11/49.

Para más información:

http://ec.europa.eu/internal_market/services/services-dir/implementation_en.htm


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website