Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea – Comunicado de prensa

La Comisión recomienda una cuenta bancaria básica al alcance de todos los ciudadanos

Bruselas, 18 de julio de 2011 – Disponer de una cuenta bancaria se ha convertido en una necesidad para participar plenamente en la vida económica y social del mundo moderno, en un proceso paralelo a la rápida disminución del uso de dinero en efectivo. En la sociedad de hoy, carecer de cuenta bancaria hace la vida más cara y difícil. Pagar la factura de la luz, percibir el salario o pensión o adquirir bienes y servicios se convierten en un problema. Sin embargo, según estudios recientes, aproximadamente 30 millones de consumidores de la Unión Europea mayores de 18 años no tiene cuenta en un banco. De esos 30 millones de ciudadanos «abancarios», se calcula que entre seis y siete millones se encuentran en tal situación porque la institución financiera a la que se han dirigido ha rechazado su solicitud.

La Recomendación que presenta la Comisión Europea sobre el acceso a una cuenta de pago básica impulsará la inclusión financiera y social de los consumidores de toda Europa. La Comisión invita a los Estados miembros a velar por que dichas cuentas se ofrezcan a los consumidores a precios asequibles, con independencia de su país de residencia dentro de la UE o de su situación financiera. La Comisión evaluará los resultados dentro de un año, y propondrá nuevas medidas, que podrán ser de carácter legislativo, si lo juzga necesario.

Según ha declarado el Comisario de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier, «el acceso a una cuenta bancaria básica figura entre las prioridades del Acta del Mercado Único. Esta medida puede contribuir a mejorar las vidas de millones de europeos. Es importante poner fin a unas prácticas que excluyen a las personas de un servicio tan básico y esencial, y permitir a los ciudadanos participar plenamente en la sociedad en la que viven y disfrutar de las ventajas del mercado único.

Antecedentes

Elementos esenciales de la propuesta

Acceso a una cuenta de pago adecuada: La Recomendación de la Comisión a los Estados miembros establece claramente los principios fundamentales que se deben aplicar a nivel nacional para garantizar el acceso a unos servicios de pago idóneos. Considera la Comisión que todo consumidor que reside en la Unión, con independencia de sus circunstancias financieras, ha de tener derecho a abrir y utilizar una cuenta de pago básica, incluso en un Estado miembro en el que no tenga fijada su residencia.

Características de la cuenta de pago básica: La Recomendación especifica los servicios de pago que debe incluir y no debe incluir la cuenta básica. Dicha cuenta debe permitir a su titular recibir, depositar, transferir y retirar fondos. También debe posibilitar los adeudos domiciliados y transferencias de crédito. Sin embargo, no ha de ofrecer la posibilidad de descubiertos o saldos negativos.

Precio razonable: La cuestión del acceso a los servicios de pago básicos no se circunscribe al reconocimiento de un derecho. Para permitir unos precios que permitan a los consumidores utilizar efectivamente una cuenta de pago básica, la Recomendación establece el principio de que, si dicha cuenta no se ofrece gratuitamente, los gastos exigidos por el banco han de ser razonables. Cada Estado miembro determinará qué se entiende por precio razonable, teniendo en cuenta criterios como el nivel nacional de renta, los gastos medios de las cuentas bancarias o los costes totales de la prestación de este servicio.

Designación de los proveedores de servicios de pago: La mayoría de los proveedores de servicios de pago, principalmente bancos, proponen cuentas de pago. La Recomendación no especifica qué categoría de proveedores ni cuáles en concreto deben ofrecer una cuenta de pago básica a los consumidores en los Estados miembros. Se deja a la discreción de cada Estado decidir qué proveedor o proveedores ofrecerán dicho producto. Así, los Estados miembros podrán designar para tal fin a uno, varios o todos los proveedores de servicios de pago dentro de su territorio.

Por último, la Comisión anima a los Estados miembros a que realicen campañas de sensibilización pública sobre la disponibilidad de las cuentas de pago básicas, su precio, los procedimientos de solicitud y los métodos para utilizar el nuevo sistema extrajudicial de reclamaciones. También pide a los Estados miembros que compilen estadísticas fiables para poder hacer un mejor seguimiento de la situación.

Véase también MEMO/11/514.

Para más información sobre las actividades de la UE en este campo, véase:

http://ec.europa.eu/internal_market/finservices-retail/inclusion_en.htm

Personas de contacto :

Chantal Hughes (+32 2 296 44 50)

Catherine Bunyan (+32 2 299 65 12)

Carmel Dunne (+32 2 299 88 94)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website