Navigation path

Left navigation

Additional tools

European Commission - Press release

Tarificación vial: los camiones deberán sufragar el coste de la contaminación atmosférica y acústica

Estrasburgo, 8 de junio de 2011 - El Comisario Europeo de Transportes, Siim Kallas, acogió con satisfacción la votación registrada hoy en el Parlamento Europeo por la que se aprueban de forma definitiva las propuestas de nuevas normas de la UE que permitirán a los Estados miembros imponer gravámenes a los camiones no solo por el coste de las infraestructuras, como hasta la fecha, sino también para sufragar el coste de la contaminación atmosférica y acústica, mediante la recaudación de un gravamen adicional. La revisión de la Directiva «Euroviñeta» vigente también permitirá a los Estados miembros gestionar mejor los problemas de congestión, con nuevos márgenes para modular los gravámenes impuestos a los camiones (hasta un 175 %) en función del momento del día. Cabe mencionar asimismo que el voto permite «reservar» los importes recaudados, de modo que se asignen a inversiones destinadas a mejorar los proyectos relacionados con las infraestructuras de transporte (RTE-T).

Siim Kallas, Vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Transportes, declaró lo siguiente: «Este voto sella un acuerdo sobre nuevas normas a escala de la UE para que los camiones sufraguen plenamente el coste de la contaminación acústica y atmosférica que provocan. Estas normas enviarán las señales de precio adecuadas a los operadores para que inviertan en una logística más eficiente, en vehículos menos contaminantes y en un transporte más sostenible en general. Asimismo, brindarán a los Estados miembros nuevos instrumentos para luchar contra la congestión, con posibilidades de modular los gravámenes en función del momento del día, de tal modo que los camiones abandonen las carreteras en las horas punta. Se trata de un gran paso adelante.».

La normativa actual

La Directiva «Euroviñeta» de 1999 sobre la aplicación de gravámenes a los vehículos pesados de transporte de mercancías por la utilización de determinadas infraestructuras establece un marco al respecto para la UE. La Directiva autoriza a los Estados miembros, pero sin obligación alguna, a imponer gravámenes a los usuarios (basados en el tiempo: diarios, semanales, anuales, por ejemplo) o peajes (basados en la distancia: por kilómetros, por ejemplo) a los camiones de más de 3,5 toneladas (camiones pequeños), siempre que ello no genere discriminación alguna y que su importe se fije en un nivel que no supere la recuperación de los costes estrictamente necesarios para mantener y sustituir la infraestructura vial.

La Directiva «Euroviñeta» de 1999 prohíbe la recuperación de otros costes, por ejemplo de los denominados «costes externos», como la contaminación atmosférica y el ruido, que hasta ahora corren a cargo de la sociedad en general y de los contribuyentes. Ese es el motivo por el que conviene revisarla.

Las nuevas propuestas

La nueva normativa aprobada hoy por el Parlamento:

  • Dará a los Estados miembros la posibilidad de imponer gravámenes a los camiones para cubrir los costes de la contaminación atmosférica y acústica derivada de las emisiones del tráfico, y no solo los costes de la infraestructura.

  • Dará a los Estados miembros la posibilidad de imponer gravámenes más altos durante las horas punta y más bajos durante las hora bajas, lo que permitirá gestionar mejor el tráfico y reducir la congestión. El compromiso alcanzado permite tarifas más altas en las zonas congestionadas de hasta un 175 % por encima de las tarifas medias: esas tarifas máximas solo se podrán recaudar durante cinco horas punta de un mismo día y se aplicarán las tarifas más bajas el resto del tiempo en ese mismo tramo vial.

En la práctica, los gravámenes relacionados con los costes externos representarán entre 3 y 4 céntimos/kilómetro, en función de la categoría EURO del vehículo, la ubicación de las carreteras y el nivel de congestión. El gravamen deberá recaudarse mediante los sistemas electrónicos que serán plenamente operativos en toda la UE de aquí al año 2012, y los transportistas recibirán un recibo en el que se indicará claramente el importe abonado por ese concepto, de modo que puedan repercutírselo a sus clientes.

  • Ampliará el ámbito de aplicación de la Directiva «Euroviñeta»: ya no abarcará tan solo las redes transeuropeas de transporte (RTE-T), como hasta la fecha, sino que incluirá también todas las autopistas de Europa.

  • Asignará los ingresos de los peajes a mejorar la sostenibilidad del transporte. Las nuevas normas constituirán un fuerte incentivo para reservar los nuevos ingresos derivados de estos gravámenes a fin de financiar determinados tipos de proyectos relacionados con el transporte definidos en la Directiva, como infraestructuras alternativas, sistemas innovadores de transporte limpio o zonas de aparcamiento seguras. Para aplicar esta disposición, los Estados miembros también podrán decidir asignar un 15 % de los ingresos totales recaudados (tanto en concepto de infraestructura como de costes externos) a proyectos de la red transeuropea de transporte. Se incluye asimismo una obligación de notificación transparente, ya que los Estados miembros deberán informar periódicamente de la utilización de los ingresos totales de los peajes.

  • La propuesta presenta una disposición especial para las zonas de montaña, en las que podrá aplicarse tanto el régimen vigente como los nuevos gravámenes para costes externos a los vehículos de categoría EURO 0, I y II, y a los vehículos de categoría EURO III a partir de 2015. Los ingresos adicionales habrán de dedicarse a la financiación de los proyectos prioritarios de la RTE-T situados en el mismo corredor RTE (asignación limitada obligatoria).

  • Se incluye una «cláusula de aplazamiento» para una revisión permanente de dos asuntos importantes: el principio de que «quien contamina, paga» y la internalización de los costes externos. Esa cláusula permite a la Comisión elaborar informes sobre una mayor internalización de los costes externos, incluso en otros modos de transporte, para otros vehículos o para garantizar un enfoque más armonizado. Esos informes deberán presentarse, respectivamente, 12 y 48 meses después de la entrada en vigor de la Directiva. Si procede, la Comisión podrá presentar nuevas propuestas legislativas en función de dichos informes.

Próximos pasos

El Consejo dará su aprobación oficial a este acuerdo transaccional antes del verano. A continuación, los Estados miembros dispondrán de un máximo de dos años para incorporar esta legislación a su ordenamiento nacional antes de su aplicación.

Para más información sobre la Directiva «Euroviñeta» y la internalización de los costes externos, véanse los documentos MEMO/11/378 y MEMO/08/492.

La documentación completa puede consultarse en la siguiente dirección:

http://ec.europa.eu/transport/greening/index_en.htm

Contacts :

Helen Kearns (+32 2 298 76 38)

Dale Kidd (+32 2 295 74 61)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website