Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Comisión lucha contra la corrupción: Un compromiso más firme para obtener mejores resultados

European Commission - IP/11/678   06/06/2011

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

Nota de prensa de la Comisión Europea

La Comisión lucha contra la corrupción: Un compromiso más firme para obtener mejores resultados

Bruselas, 6 de junio de 2011 – La Comisión ha propuesto hoy una serie de medidas destinadas a luchar con firmeza contra los graves daños provocados por la corrupción en las sociedades europeas, en los ámbitos económico, político y social. Cuatro de cada cinco ciudadanos de la UE consideran la corrupción uno de los mayores problemas de su Estado miembro. Se calcula que la corrupción tiene un coste anual de 120 000 millones de euros1 para la economía de la UE. Se trata del 1 % del PIB de la UE y equivale prácticamente al presupuesto anual de la Unión Europea. Así pues, es indudable que es preciso asumir un compromiso político firme para luchar contra tales delitos. Con el establecimiento de un nuevo mecanismo —el Informe Anticorrupción de la UE— la Comisión está dando hoy un primer paso que permitirá supervisar y evaluar los esfuerzos desplegados por los Estados miembros en la lucha contra la corrupción y fomentar un mayor compromiso político. Se les ayudará así a mejorar la ejecución de la legislación y a respetar plenamente sus compromisos internacionales, así como a mejorar la coherencia de sus políticas e iniciativas de lucha contra la corrupción.

Cecilia Malmström, Comisaria de Asuntos de Interior, ha declarado: «La lucha contra la corrupción debe recibir atención prioritaria. A pesar de que a nivel internacional y europeo disponemos de marcos jurídicos bastante sofisticados, hemos observado que su aplicación en los distintos Estados miembros es muy desigual. En mi opinión, entre los políticos y los responsables de la toma de decisiones no existe determinación suficiente para luchar contra este delito. Nuestro Informe Anticorrupción puede generar voluntad política para que se tomen medidas, ofreciendo una imagen nítida de la labor y los logros de la lucha anticorrupción y señalando también los puntos débiles y los fallos existentes en los 27 Estados miembros de la UE. Al mismo tiempo hemos de asegurarnos de que se preste mayor atención a la corrupción en todas las políticas pertinentes de la UE. Combatir eficazmente la corrupción es una lucha constante, y las medidas que hoy estamos proponiendo son tan solo parte de una respuesta más completa a los retos que plantea la corrupción en nuestras sociedades. Me tomo muy en serio esos retos. Por eso, en los próximos años iré proponiendo medidas adicionales a lo largo de estas pautas, por ejemplo nuevas normas en materia de confiscación de los productos del delito, un plan para perfeccionar la recopilación de estadísticas sobre los delitos y una estrategia de mejora de las investigaciones sobre los delitos financieros en los Estados Miembros.»

Aunque ni su naturaleza ni su alcance sean idénticos, la corrupción perjudica al conjunto de la UE y a todos sus Estados miembros, disminuyendo los niveles de inversión, obstaculizando el funcionamiento adecuado del mercado interior y reduciendo los recursos públicos. Independientemente de que se trate de corrupción política, de prácticas corruptas desarrolladas por grupos de la delincuencia organizada o con su implicación, de corrupción entre agentes privados o de las denominadas corruptelas, los abusos de poder con fines de lucro privado son inaceptables y pueden tener consecuencias graves.

El núcleo de las iniciativas presentadas hoy es el establecimiento de un nuevo mecanismo para evaluar la labor de lucha contra la corrupción en la UE. El Informe Anticorrupción de la UE identificará las tendencias y las deficiencias que se deban corregir y estimulará el aprendizaje mutuo y el intercambio de buenas prácticas. Será publicado por la Comisión cada dos años, a partir de 2013, y estará basado en información procedente de fuentes diversas, como los mecanismos existentes de supervisión (por el Consejo de Europa, la OCDE y las Naciones Unidas), expertos independientes, partes interesadas y la sociedad civil. En paralelo, la UE debería negociar su participación en el Grupo de Estados contra la Corrupción del Consejo de Europa (GRECO) con el fin de generar sinergias entre ambos mecanismos.

Para luchar más eficazmente contra la corrupción, los Estados miembros deberían mejorar la aplicación de los instrumentos jurídicos ya establecidos a tal efecto a nivel europeo e internacional. La Unión también debería poner mayor énfasis en los aspectos relacionados con la corrupción en todas las políticas pertinentes de la UE, tanto internas como externas. Así pues, la Comisión dará seguimiento a la iniciativa presentada hoy proponiendo, en los meses sucesivos, normas modernizadas de la UE en relación con la confiscación de los productos del delito, una estrategia de mejora de las investigaciones sobre los delitos financieros en 2012 y un plan de acción relativo a la mejora de las estadísticas sobre los delitos. La Comisión, en colaboración con la OLAF y con otras agencias de la UE, como Europol, Eurojust y CEPOL, intensificará la cooperación policial y judicial y mejorará la formación de los agentes de los poderes coercitivos. Impulsará la elaboración de normas modernizadas de la UE en materia de contratación pública, normas de auditoría y fiscalización reglamentaria de las empresas de la UE. En 2011 adoptará también una estrategia para combatir los fraudes que dañan los intereses financieros de la UE. Al mismo tiempo, la Comisión prestará mayor atención a los aspectos relacionados con la lucha anticorrupción en el marco del proceso de ampliación de la UE y —junto con la Alta Representante— de nuestra política de vecindad. En nuestras políticas de desarrollo y cooperación se utilizará en mayor medida la condicionalidad.

Contexto general

La batería de medidas de lucha contra la corrupción adoptadas hoy consisten en:

  • una Comunicación sobre la lucha contra la corrupción en la UE, que presenta los objetivos del Informe Anticorrupción de la UE y los aspectos prácticos de su funcionamiento; explica asimismo cómo la UE debería poner mayor énfasis en la corrupción en todas las políticas externas e internas pertinentes;

  • una Decisión de la Comisión por la que se establece el citado mecanismo anticorrupción de la UE;

  • un Informe sobre la aplicación de la Decisión marco 2003/568/JAI del Consejo relativa a la lucha contra la corrupción en el sector privado;

  • un Informe sobre las modalidades de la participación de la UE en el Grupo de Estados contra la Corrupción del Consejo de Europa (GRECO).

Próximos pasos

La serie de medidas adoptadas hoy se enmarca en un programa de mayor alcance destinado a proteger la economía lícita europea, según lo expuesto en la Estrategia de seguridad interior de la Unión Europea en acción presentada por la Comisión en noviembre de 2010 (IP/10/1535). Este otoño, la Comisión propondrá asimismo, tras su revisión, un nuevo marco jurídico de la UE sobre la confiscación y recuperación de los productos del delito y un plan de mejora de la recopilación de las estadísticas sobre delitos.

Información adicional

Página de Cecilia Malmström, Comisaria de Asuntos de Interior:

http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/malmstrom/welcome/default_en.htm

Página de la DG de Interior:

http://ec.europa.eu/dgs/home-affairs/index_en.htm

Personas de contacto:

Michele Cercone (+32 22980963)

Tove Ernst (+32 22986764)

1 :

Esta cifra se basa en los cálculos realizados por instituciones y organismos especializados, como la Cámara de Comercio Internacional, Transparency International, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el Foro Económico Mundial y Clean Business is Good Business, 2009, según los cuales la corrupción supondría el 5 % del PIB a nivel mundial.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website