Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Después de Fukushima: las pruebas de resistencia de la UE empezarán el 1 de junio

Commission Européenne - IP/11/640   25/05/2011

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

IP/11/640

Bruselas, 25 de mayo de 2011

Después de Fukushima: las pruebas de resistencia de la UE empezarán el 1 de junio

A partir del 1 de junio de 2011, las 143 centrales nucleares de la UE se someterán todas ellas a una reevaluación, sobre la base de criterios definidos a escala de la UE. Se trata de pruebas exhaustivas que la Comisión ha pedido y que abarcan riesgos tanto naturales como de origen humano (es decir, los efectos de accidentes aéreos y de ataques terroristas). La Comisión Europea y el Grupo Europeo de Reguladores de la Seguridad Nuclear (ENSREG) han acordado hoy los criterios aplicables y el modo en que se llevarán a cabo los controles.

Günther Oettinger, Comisario de Energía, ha declarado lo siguiente: «Me complace que la Comisión y los reguladores de los Estados miembros hayan alcanzado un acuerdo para la realización de evaluaciones exhaustivas y ambiciosas de los riesgos y de la seguridad de las centrales nucleares. Haremos todo lo posible para aplicar las normas de seguridad máximas a las centrales nucleares situadas en la Unión Europea y cerca de ésta. La parte más ardua empieza ahora: se trata de aplicar los criterios con todo el rigor necesario.».

La Comisión Europea y el Grupo Europeo de Reguladores de la Seguridad Nuclear (ENSREG), que representa a 27 autoridades nacionales independientes responsables en materia de seguridad nuclear, han acordado hoy el alcance y las modalidades aplicables a una evaluación exhaustiva de los riesgos y de la seguridad de las centrales nucleares de la UE. Las pruebas de resistencia consisten en una reevaluación de los márgenes de seguridad de dichas centrales nucleares. A fin de garantizar que se apliquen las normas de seguridad más elevadas a escala mundial, la UE saca las lecciones de Fukushima y, a la hora de realizar las pruebas, se centra en todo tipo de catástrofes naturales e incluye también los efectos de accidentes de origen humano, tales como accidentes aéreos, y los ataques terroristas o malintencionados.

Todos los aspectos relacionados con la seguridad, tales como las medidas de prevención de ataques terroristas, serán tratados por separado, tras conversaciones con los Estados miembros, teniendo en cuenta la necesidad de respetar la confidencialidad.

A partir del 1 de junio, las centrales nucleares serán reevaluadas a través de un proceso en tres fases:

  • una preevaluación por los operadores de las centrales nucleares, que responderán al cuestionario de las pruebas de resistencia y presentarán documentos, estudios y planes justificativos;

  • un informe nacional elaborado por el regulador nacional, que comprobará si las respuestas de los operadores de centrales nucleares son creíbles;

  • revisiones inter pares: equipos multinacionales revisarán los informes nacionales; dichos equipos estarán integrados por siete personas: un representante de la Comisión Europea y seis miembros pertenecientes a los 27 reguladores nacionales. La composición exacta de cada equipo se decidirá posteriormente. Los equipos podrán tomar la decisión de proceder a inspecciones sobre el terreno de centrales nucleares.

La Comisión está también en estrecho contacto con países terceros con los que está colaborando en la reevaluación de sus centrales nucleares. Se trata concretamente de Suiza, la Federación de Rusia, Ucrania y Armenia.

Antecedentes:

Tras el accidente nuclear ocurrido en Fukushima el 11 de marzo, la Comisión Europea ha insistido en que se proceda a una reevaluación de todas las centrales nucleares de la UE, siendo el objetivo sacar lecciones del accidente e impedir que una catástrofe similar pueda ocurrir en la UE.

El Consejo Europeo de 24 y 25 de marzo de 2011 insistió en que es necesario sacar todas las lecciones de lo ocurrido recientemente en Japón y facilitar toda la información necesaria al público en general. Al tiempo que recordaba que la combinación energética es competencia de los Estados miembros, el Consejo instó a que se trabajara con carácter prioritario en los siguientes aspectos:

  • «Debe revisarse la seguridad de todas las centrales nucleares de la UE, sobre la base de una evaluación exhaustiva y transparente de los riesgos y de la seguridad («pruebas de resistencia»); se invita al Grupo Europeo de Reguladores de la Seguridad Nuclear (ENSREG) y a la Comisión a que determinen lo antes posible el alcance y las modalidades aplicables a estas pruebas en un marco coordinado, a la luz de las lecciones sacadas del accidente ocurrido en Japón y con la plena participación de los Estados miembros, recurriendo plenamente a los conocimientos de expertos actualmente disponibles (especialmente los de la Asociación de Reguladores Nucleares de Europa Occidental, WENRA); las evaluaciones estarán a cargo de autoridades nacionales independientes, a través de revisiones inter pares; sus resultados y las medidas que vayan a adoptarse posteriormente deberán notificarse a la Comisión y al ENSREG y hacerse públicos; el Consejo Europeo evaluará los resultados iniciales a finales de 2011, sobre la base de un informe de la Comisión.».

Para más información:

Para más información sobre las pruebas de resistencia, consúltese:

http://ec.europa.eu/energy/nuclear/safety/stress_tests_en.htm


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site