Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

IP/11/622

Bruselas, 23 de mayo de 2011

Agenda Digital: las nuevas normas sobre telecomunicaciones benefician a los ciudadanos y las empresas de toda Europa

El 25 de mayo de 2011, los europeos disfrutarán de nuevos derechos y servicios en materia de teléfonos, móviles e Internet. Para esa fecha se deberán incorporar a los ordenamientos jurídicos nacionales las nuevas normas de la UE en materia de telecomunicaciones para garantizar un sector de las telecomunicaciones más competitivo y mejores servicios a los clientes. Entre ellas se cuenta el derecho de los clientes a cambiar de operador de telecomunicaciones en un solo día sin cambiar de número de teléfono, el derecho a una mayor claridad sobre los servicios ofrecidos a los consumidores y una mejor protección de los datos personales en línea. Unos nuevos poderes de supervisión para la Comisión Europea y poderes reguladores para el Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (ORECE) facilitarán una mayor seguridad reglamentaria y ayudarán a los operadores a crecer en un mercado de las telecomunicaciones único y paneuropeo. La Comisión ha colaborado estrechamente con los Estados miembros a efectos de la rápida aplicación de esas normas de la UE y estudiará incoar procedimientos de infracción contra los Estados miembros que no las hayan incorporado a tiempo a su ordenamiento jurídico. La consolidación del mercado único de los servicios de telecomunicaciones es un objetivo crucial de la Agenda Digital para Europa (véase IP/10/581, MEMO/10/199 y MEMO/10/200).

Neelie Kroes, Vicepresidenta de la Comisión Europea responsable de la Agenda Digital, ha declarado lo siguiente: «Los ciudadanos y las empresas deben aprovechar plenamente las oportunidades que les brindan esta nuevas normas para conseguir unos servicios de telecomunicaciones más competitivos. Haré todo lo posible para ayudarles a hacerlo. Si estos derechos no se llevan a la práctica, tomaré las medidas necesarias para resolver esta situación frente a los Estados miembros y los operadores de telecomunicaciones».

Desde el 25 de mayo, las nuevas normas de la UE facilitan lo siguiente a las ciudadanos y las empresas:

Alto grado de protección a los consumidores y mayor capacidad de elección:

  • Posibilidad de cambiar de operador de telefonía fija o móvil sin cambiar de número de teléfono en un solo día.

  • Duración máxima de 24 meses de los nuevos contratos de los clientes y obligación de los operadores de ofrecer contratos de 12 meses, lo que permitirá a los clientes cambiar de operador más fácilmente si encuentran mejores condiciones.

  • Información más clara sobre los servicios a los que se haya abonado el cliente. Los contratos celebrados con los consumidores deben informar sobre los niveles mínimos de calidad. En especial, los abonados a Internet deben recibir información sobre las técnicas de gestión del tráfico y su efecto en la calidad del servicio, así como sobre otras limitaciones (por ejemplo, límites a la anchura de banda, velocidad de conexión disponible o bloqueo o estrangulamiento del acceso a determinados servicios tales como el protocolo de transmisión de voz por Internet). Los contratos también deben informar de las indemnizaciones y reembolsos si no se alcanzan esos niveles mínimos (véase IP/11/486 y MEMO/11/319).

Mayor seguridad y privacidad en línea:

  • Mayor protección contra las violaciones de los datos personales y el correo no deseado (spam), notificaciones obligatorias de las violaciones de los datos personales.

  • Mejor información y requisitos de consentimiento para guardar información o acceder a la misma en los aparatos de los usuarios, tales como los cookies no relacionados con el servicio al que se haya accedido (véase MEMO/11/320)

Una regulación más coherente en toda la UE

  • Las autoridades reguladoras nacionales obtendrán una mayor independencia y podrán obligar a los operadores de telecomunicaciones con un peso significativo en el mercado a separar sus redes de telecomunicaciones de sus ramas de servicios para garantizar un acceso no discriminatorio para otros operadores, sin dividir necesariamente la propiedad y sin que exista la obligación de crear una empresa distinta.

  • La Comisión, en cooperación con el Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (ORECE), también ha recibido nuevas atribuciones de supervisión de las medidas correctoras en materia de competencia en los mercados de telecomunicaciones (el llamado «procedimiento del artículo 7»). En la práctica, si la Comisión considerara que un proyecto de medida correctora en materia de competencia notificada por una autoridad reguladora nacional crearía un obstáculo al mercado único de servicios de telecomunicaciones, puede proceder a una evaluación detallada y, previa consulta al ORECE, emitir una recomendación a la autoridad reguladora nacional a efectos de la modificación o retirada de la medida correctora prevista. Las autoridades reguladores nacionales deben tener en cuenta esas recomendaciones en la mayor medida posible (véase MEMO/11/321).

Otro elemento nuevo de esta normativa es el mejor acceso a los servicios de urgencia, incluido el 112, el número de llamada de urgencia único europeo.

La Recomendación de la Comisión por la que se indica a las autoridades reguladoras nacionales cómo regular el acceso competitivo de terceros a las redes de fibra ultrarrápidas, también conocidas por el nombre de redes de «acceso de nueva generación» o NGA (véase MEMO/10/424), se presentó recientemente basándose en los nuevos elementos de las normas actualizadas en materia de telecomunicaciones.

La Comisión está vigilando estrechamente la aplicación de las nuevas normas sobre telecomunicaciones por parte de los Estados miembros y recurrirá a todas sus atribuciones, aumentadas recientemente por el Tratado de Lisboa, para garantizar la incorporación plena y oportuna de las normas actualizadas sobre telecomunicaciones a los ordenamientos jurídicos nacionales. Para ayudar a los Estados miembros a aplicar las nuevas normas sobre las telecomunicaciones, la Comisión ha elaborado directrices sobre varios temas, tales como los cookies y el servicio universal.

Antecedentes

El Parlamento Europeo y el Consejo adoptaron oficialmente las normas de la UE revisadas en materia de redes y servicios de telecomunicaciones a finales de 2009 (MEMO/09/491). El Parlamento y el Consejo acordaron que las normas debían incorporarse a los ordenamientos jurídicos nacionales de los 27 Estados miembros a más tardar el 25 de mayo de 2011.

Las dos Directivas que entran en vigor el 25 de mayo de 2011, la Directiva para la mejora de la legislación y la Directiva sobre los derechos de los ciudadanos, modifican cinco Directivas vigentes distintas de la UE (la Directiva Marco, la Directiva de acceso, la Directiva de autorización, la Directiva de servicio universal y la Directiva sobre privacidad electrónica). También se ha adoptado un nuevo Reglamento por el que se crea el Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (ORECE), cuya sede se estableció oficialmente en Riga en mayo de 2010 (IP/10/641).

Página web de la Agenda Digital:

http://ec.europa.eu/information_society/digital-agenda/index_en.htm

Página web de Neelie Kroes: http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/kroes/

Twitter de Neelie Kroes: http://twitter.com/neeliekroeseu


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site