Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

IP/11/557

Bruselas, 12 de mayo de 2011

Seguridad de los productos: cada vez son menos los productos que eluden las normas y la seguridad en la fuente es un objetivo fundamental

Tanto si se trata de un cochecito de niño como de un par de zapatos, todos queremos tener la certeza de que los productos que compramos en la UE son seguros. La buena noticia es que hay menos productos peligrosos que acceden al mercado de la UE porque dichos productos se detectan y retiran más rápidamente. Gracias a la eficacia cada vez mayor del sistema de alerta rápida de la UE para productos peligrosos no alimentarios («RAPEX»), se ha prohibido, retirado del mercado o recuperado en 2010 la cifra récord de 2 244 productos no seguros, lo que supone un aumento del 13 % en comparación con 2009, según se desprende del informe anual RAPEX de 2010 que se publica hoy. Los Estados miembros han aumentado sus esfuerzos y las empresas europeas también están tomando más en serio la responsabilidad que les incumbe en el ámbito de la seguridad de los productos de consumo, lo que se refleja en el aumento notable (200 %) del uso del sistema de alerta rápida destinado a ellas («Aplicación DSGP – Empresas»). La seguridad en la fuente se ha convertido en una prioridad esencial; actualmente la atención vuelve a concentrarse en las instalaciones industriales (concepción y fabricación) y está aumentando la cooperación con los socios internacionales, en particular con China.

John Dalli, Comisario responsable de Salud y Política de Consumidores, ha declarado: «La seguridad en la fuente es fundamental para la seguridad de los productos, teniendo en cuenta sobre todo las nuevas realidades de la globalización. Las empresas deben excluir los riesgos para la seguridad desde el principio y los fabricantes deben gestionar la calidad del proceso de fabricación, controlando los productos finales a la salida de la línea de producción. La cooperación está empezando a dar resultados tanto en Europa como en los países que nos abastecen, como China. Esto significa que podemos proseguir el trabajo crítico que debe realizarse.»

El sistema RAPEX es cada vez más eficaz

Desde la introducción del sistema RAPEX en 2004 (cuando la Directiva relativa a la seguridad general de los productos se transpuso a las legislaciones nacionales), las notificaciones ha pasado de 468 (2004) a 2 244 (2010). Este aumento de capacidad y eficacia se debe a:

  • un control más activo de la seguridad de los productos por parte de las autoridades nacionales, en particular mediante proyectos específicos;

  • una mejor asignación de los recursos;

  • una mayor sensibilización de las empresas en lo que respecta a sus obligaciones;

  • la mejora de la cooperación con terceros países, en particular con China;

  • una interconexión en red y una formación coordinadas por la Comisión Europea.

En el futuro se dará prioridad a la calidad y la utilidad de las notificaciones.

En lo que respecta a los países de origen, el número de notificaciones relativas a productos procedentes de China transmitidas a través del sistema RAPEX ha disminuido ligeramente (el 2 %, de un 60 % en 2009 a un 58 % en 2010). El 17 % de los productos notificados eran de origen europeo, el 10 % de origen desconocido y el 15 % procedían de otros países.

Todos los Estados miembros participan

Todos los Estados miembros han participado en el sistema RAPEX detectando y notificando nuevos productos peligrosos, así como garantizando que se tomen medidas correctoras adecuadas con arreglo a la información recibida.

En 2010, la mitad de los países participantes aumentaron sus actividades en el sistema. Los países más activos fueron Alemania (204 notificaciones), Bulgaria (192 notificaciones), Hungría (191 notificaciones), Chipre (178 notificaciones) y Grecia (159 notificaciones). Las notificaciones transmitidas por estos países constituyen el 47 % de todas las notificaciones sobre productos que presentan un riesgo grave transmitidas a través del sistema.

Las prendas de vestir y los productos textiles, los juguetes y los vehículos de motor encabezan la lista

Las prendas de vestir y los productos textiles (625 notificaciones) fueron los productos objeto de mayor número de notificaciones (riesgo de asfixia e irritación), seguidos de los juguetes (488 notificaciones) (sobre todo riesgo de asfixia) y los vehículos de motor (175 notificaciones) (riesgo de lesión). Las notificaciones de estos productos constituyeron el 66 % de todas las notificaciones de productos que representan un riesgo grave transmitidas en 2010. La cuarta categoría de productos más frecuentemente notificada fue la de aparatos eléctricos (158 notificaciones) (riesgo de choque eléctrico).

Resultados del ejercicio de vigilancia del mercado de la UE en materia de seguridad de los cascos protectores

En 2010, las autoridades de vigilancia del mercado de once países1 realizaron un control específico de la seguridad de los cascos protectores para actividades de ocio (esquí alpino, esquí sobre tabla, ciclismo, monopatín, patinaje, equitación). Examinaron más de 367 cascos para verificar el cumplimiento de la legislación pertinente en materia de seguridad.

El 63 % de la muestra analizada no cumplía los requisitos en materia de etiquetado e instrucciones de uso. En cuanto a los parámetros específicos de seguridad, cuarenta cascos (identificados por los expertos en vigilancia del mercado como potencialmente no conformes) se enviaron a un laboratorio para efectuar una evaluación completa de los aspectos de seguridad, en particular el campo de visión, la capacidad de absorción de choques y la adecuación del sistema de retención para fijar el casco. Los resultados demostraron que casi la mitad de los modelos probados no cumplían la normativa pertinente en relación con uno o más de dichos parámetros.

El principal objetivo del proyecto (coordinado por Prosafe, la red de autoridades de vigilancia de la UE2) era reducir el número de cascos peligrosos en el mercado de la UE. También ha permitido a los Estados miembros adquirir experiencia en el trabajo conjunto para mejorar la vigilancia y la aplicación de las normas de seguridad. Las autoridades nacionales intensificarán sus esfuerzos para garantizar el cumplimiento de los requisitos de seguridad pertinentes, así como para informar y educar a los agentes económicos y a los consumidores.

Para más información, véase:

MEMO/11/288

Enlace con nuestro sitio web: http://ec.europa.eu/consumers/safety/news/index_en.htm

1 :

República Checa, Alemania, España, Chipre, Letonia, Lituania, Países Bajos, Eslovenia y Suecia, junto con Islandia y Noruega.

2 :

El Foro Europeo para la Aplicación de la Legislación sobre Seguridad de los Productos es una organización no lucrativa formada por funcionarios de vigilancia de los mercados de diversos países europeos y que cuenta con el apoyo de la Comisión Europea. Su objetivo es mejorar la vigilancia de los mercados mediante la aplicación de buenas prácticas. www.prosafe.org


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site