Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/11/484

Bruselas, 18 de abril de 2011

La Comisión evalúa la Directiva sobre la conservación de datos de telecomunicaciones

La Comisión Europea ha adoptado hoy un informe de evaluación de la Directiva sobre la conservación de datos en el que se exponen las lecciones aprendidas desde su aprobación en 2006. La Directiva impuso la conservación de datos como respuesta a los problemas urgentes en materia de seguridad tras los graves atentados terroristas de Madrid en 2004 y Londres en 2005. El informe llega a la conclusión de que la conservación de datos de telecomunicaciones es importante para proteger a la población frente a los daños provocados por delitos graves, ya que dichos datos facilitan pruebas vitales para resolver los delitos y garantizar que se haga justicia. Sin embargo, la Directiva se ha incorporado a las legislaciones nacionales de manera desigual, y las diferencias que siguen existiendo entre las legislaciones de los distintos Estados miembros causan dificultades a los proveedores de servicios de telecomunicaciones. Por otra parte, la Directiva por sí sola tampoco garantiza que los datos sean almacenados, recuperados y utilizados respetando plenamente el derecho a la intimidad y a la protección de los datos personales, lo que ha dado lugar a que en algunos Estados miembros los tribunales hayan anulado la legislación que incorporaba la Directiva. La Comisión va a revisar las normas actuales en materia de conservación de datos, en estrecha consulta con la policía, el poder judicial, la industria, las autoridades en materia de protección de datos y la sociedad civil, con vistas a proponer un marco jurídico mejorado.

«Nuestra evaluación demuestra la importancia que reviste el almacenamiento de datos de telecomunicaciones para los sistemas de justicia penal y para la aplicación de las leyes. Estos datos se utilizan como pruebas no sólo para condenar a los culpables de delitos graves o de terrorismo, sino también para eliminar las sospechas que puedan pesar sobre los inocentes. Por ejemplo, los datos conservados fueron fundamentales para el éxito de la Operación RESCUE, que ayudó a identificar a 670 personas sospechosas de pertenecer a una red internacional de pederastia y a proteger a los menores contra los abusos en los Estados miembros que han incorporado la Directiva. Ahora bien, el informe de evaluación también pone de manifiesto deficiencias importantes. Necesitamos un planteamiento común más proporcionado de este tema en toda la UE. Por ello tengo la intención de revisar la Directiva a fin de aclarar a qué personas se concederá acceso a los datos y para qué fines, así como los procedimientos que deberán seguirse», ha afirmado Cecilia Malmström, Comisaria de Asuntos de Interior.

El informe de evaluación analiza la forma en que los Estados miembros han incorporado la Directiva a sus legislaciones y valora la utilización de los datos conservados y sus repercusiones sobre los operadores y los consumidores.

Estas son sus principales conclusiones:

  • La mayoría de los Estados miembros considera que las normas de la UE sobre conservación de datos siguen siendo necesarias para la aplicación de las leyes, la protección de las víctimas y los sistemas de justicia penal. Como herramientas para la investigación criminal, la utilización de datos sobre números de teléfono, direcciones IP o identificadores de teléfonos móviles ha permitido la condena de delincuentes y la absolución de personas inocentes.

  • Los Estados miembros no aplican de la misma manera las normas sobre conservación de datos. Por ejemplo, los periodos de conservación varían entre seis meses y dos años, y los fines para los que puede accederse a los datos, y utilizarlos, así como los procedimientos legales para acceder a ellos, difieren considerablemente.

  • Puesto que la Directiva únicamente pretende armonizar parcialmente las normas nacionales, no es de extrañar que no exista un planteamiento común en este ámbito. Ahora bien, el bajo nivel general de armonización puede causar dificultades a los prestadores de servicios de telecomunicaciones, especialmente a los operadores de menor tamaño. Las compensaciones que reciben los operadores por los costes que conlleva conservar los datos y facilitar el acceso a los mismos varían en la UE. La Comisión estudiará formas de reembolsar estos costes de manera más coherente.

  • La conservación de datos supone una limitación importante del derecho a la intimidad. Aunque no hay ejemplos concretos de violaciones graves de la intimidad, mientras no se establezcan más medidas de protección seguirá existiendo el riesgo de que se produzcan violaciones de la seguridad de los datos. En consecuencia, la Comisión se plantea adoptar una reglamentación más estricta del almacenamiento de los datos, el acceso a los mismos y su utilización.

Antecedentes

Los datos de telecomunicaciones conservados por los operadores son utilizados por la policía y la Fiscalía en la investigación, detección y enjuiciamiento de delitos graves y de terrorismo.

En los últimos diez a quince años la UE, mediante la adopción de diversas directivas, ha intentado regular los requisitos que deben cumplir los prestadores de servicios de telecomunicaciones para conservar datos durante un periodo de tiempo específico.

La Directiva sobre conservación de datos (Directiva 2006/24/CE) exige a los Estados miembros que garanticen que dichos operadores conserven determinadas categorías de datos (para identificar y proporcionar detalles sobre las llamadas telefónicas efectuadas y los correos electrónicos enviados, excluido el contenido de tales comunicaciones) con fines de investigación, detección y enjuiciamiento de delitos graves tal como se definen en la legislación nacional. Los datos deberán conservarse por un periodo de tiempo no inferior a seis meses ni superior a dos años (periodo que debe decidir cada Estado miembro al incorporar la Directiva a su legislación nacional).

Las autoridades policiales y aduaneras de la mayoría de los Estados miembros han comunicado a la Comisión que los datos conservados son fundamentales para la eficacia de las investigaciones criminales y, por ende, para evitar daños a la población. Estos datos proporcionan pistas y pruebas muy valiosas que han hecho posible resolver delitos que, sin la conservación de datos, tal vez nunca se hubieran resuelto, condenando a los delincuentes y absolviendo a los sospechosos que eran inocentes.

Las autoridades de protección de datos han criticado la Directiva porque no limita lo suficiente la conservación de datos ni ofrece garantías suficientes sobre la forma en que se almacenan los datos, se accede a ellos y se utilizan.

El artículo 14 de la Directiva obliga a la Comisión a presentar una evaluación de la aplicación de este instrumento y de sus repercusiones sobre los operadores económicos y los consumidores.

Siguientes pasos

Basándose en esta evaluación, la Comisión preparará una propuesta de modificación de la Directiva. En los próximos meses mantendrá consultas con las autoridades policiales y aduaneras, el poder judicial, las autoridades de protección de datos, la industria y la sociedad civil sobre las posibles opciones para un futuro marco jurídico. Los resultados de esta consulta se incorporarán a una evaluación de impacto como base para la futura propuesta.

Para más información

Página web de Cecilia Malmström, Comisaria de Asuntos de Interior:

http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/malmstrom/welcome/default_en.htm

Página de la DG Asuntos de Interior:

http://ec.europa.eu/dgs/home-affairs/index_en.htm


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website