Navigation path

Left navigation

Additional tools

IP/11/321

Bruselas, 17 de marzo de 2011

La Comisión propone reformar la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF)

La Comisión Europea ha adoptado hoy una propuesta de reforma de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude de la UE, la OLAF. Se trata de mejorar su eficacia, efectividad y responsabilidad, preservando su independencia como órgano investigador. Desde su creación en 1999, la OLAF ha llevado a cabo unas 4 500 investigaciones y ha hecho una gran contribución a la protección del presupuesto de la UE contra las actividades fraudulentas. No obstante, hacen falta mejoras para ayudar a la OLAF a aprovechar plenamente su potencial. La Comisión aborda varios aspectos fundamentales al proponer que se refuerce la capacidad de la OLAF de luchar contra el fraude con un máximo de resultados. Se incluyen en la propuesta de hoy medidas para velar por que las investigaciones de la OLAF se realicen y sigan más eficazmente, por proteger los derechos de las personas investigadas y por aumentar la cooperación entre la OLAF y sus socios estratégicos en la lucha contra el fraude. La propuesta se presentará ahora al Parlamento Europeo y al Consejo para recabar su acuerdo conforme al procedimiento de codecisión.

El Comisario Algirdas Šemeta, responsable de la lucha contra el fraude, ha declarado: «La OLAF es la piedra angular de la protección del presupuesto de la UE y de la lucha contra el fraude. Mediante este procedimiento de reforma perseguimos fortalecerlo y hacerlo más eficaz y competente, en beneficio de todos y cada uno de los ciudadanos europeos.»

Viviane Reding, Vicepresidenta y Comisaria de Justicia de la UE, ha declarado por su parte: «Unas normas de procedimiento y unas salvaguardias más estrictas son esenciales para una investigaciones más justas y eficaces en aras de la protección del dinero de los contribuyentes europeos.».

Refuerzo de la responsabilidad

Un aspecto importante de la propuesta de hoy radica en el refuerzo de las garantías procesales (esto es, el respeto de los derechos fundamentales) de cualquier persona investigada por la OLAF. Se debe informar a todas las personas de sus derechos cuando se les someta a una investigación. Entre ellos se cuentan el derecho de la persona a disponer un resumen del asunto investigado y a expresar sus puntos de vista antes de la redacción de las conclusiones, el derecho a recibir la asistencia de una persona de su elección y el derecho a usar la lengua oficial de la UE que prefiera. También habrá un proceso de revisión para los casos en que puedan haberse violado los derechos procesales. El Comité de Vigilancia seguirá controlando las actividades de la OLAF, velando por que las investigaciones se lleven a cabo de manera completamente independiente y ajustándose a las normas y procedimientos establecidos.

Mejora de la eficacia

Uno de los problemas de la lucha contra el fraude a escala de la UE es el bajo nivel de seguimiento judicial por parte de algunos Estados miembros en relación con las investigaciones de la OLAF. La Comisión intenta solucionar este problema intensificando la cooperación entre la OLAF y las autoridades de los Estados miembros con vistas a un mayor intercambio de información sobre los asuntos y los procesamientos relacionados. Cada Estado miembro tiene que designar un contacto, que debe facilitar la cooperación de las autoridades nacionales con la OLAF. Además, los Estados miembros deben notificar, cuando así se les pida, las medidas que hayan tomado en respuesta a los informes de la OLAF sobre los asuntos.

Para que el propio trabajo de la OLAF sea más eficaz, la Comisión propone que, si una investigación no se completa en el plazo de doce meses, la Oficina informe al Comité de Vigilancia de las razones por las que necesite una prórroga de dicho plazo.

El Director General de la OLAF seguirá siendo el último responsable de decidir qué investigaciones lleva a cabo la OLAF. No obstante, la Comisión propone la creación de un órgano interno en la OLAF que ayude a tomar esas decisiones. Para garantizar el mejor uso de los recursos de la OLAF, la propuesta aclara la norma de minimis aplicable a las decisiones sobre las investigaciones, lo que supone que la OLAF se deberá guiar por la incidencia financiera del supuesto fraude al fijar sus prioridades operativas. Un asunto debe investigarse en el seno de la institución, agencia u órgano afectado en vez de por la OLAF cuando resulte así más eficaz.

Mejora de la cooperación

La Comisión hace hincapié en la necesidad de preservar la plena independencia de la OLAF en sus investigaciones. Al mismo tiempo, hace falta una cooperación e intercambio de información estrechos entre la Oficina de Lucha contra el Fraude y las instituciones de la UE a fin de garantizar la mejor protección posible de los intereses financieros de la UE. Se prevé un procedimiento flexible de intercambio de puntos de vista entre la OLAF y la Comisión Europea, el Parlamento y el Consejo. El objetivo es permitir a las instituciones debatir las prioridades estratégicas de la OLAF y expresar su opinión sobre la eficacia de la labor de la Oficina. Esto contribuirá a garantizar que haya una vigilancia del funcionamiento de la OLAF y una mejor gobernanza de la Oficina.

Habida cuenta de la cuantía de los recursos de la UE destinados a las relaciones exteriores y a la ayuda internacional, el papel de la OLAF a la hora de proteger el presupuesto de la UE se extiende más allá de las fronteras de la Unión. La cooperación entre la OLAF y las organizaciones internacionales y las autoridades de terceros países es crucial para el éxito de las operaciones fuera de la UE. Por consiguiente, la Comisión propone que la OLAF disponga de un mandato para celebrar acuerdos administrativos con los servicios competentes de terceros países, en coordinación con el Servicio Europeo de Acción Exterior y los servicios pertinentes de la Comisión.

La cooperación con la Oficina Europea de Policía (Europol) y la Unidad Europea de Cooperación Judicial (Eurojust) es igualmente importante y debe consolidarse. Por lo tanto, la Comisión propone también que se conceda un mandato a la OLAF para poder celebrar acuerdos administrativos con esas dos organizaciones.

Para acceder a la página web de la OLAF, pulse aquí.

Para acceder a la página web del Comisario Šemeta, pulse aquí.

Memo/11/176


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website