Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Nuevas normas de la UE para la captación de fondos: estimular el capital riesgo en favor de las PYME y facilitar el acceso al crédito

Bruselas, 7 de diciembre de 2011 – El acceso a la financiación es esencial para fomentar la competitividad y el potencial de crecimiento de las PYME. En el contexto de la actual crisis, caracterizado por una disminución de los créditos concedidos a la economía real, acceder a un préstamo resulta cada vez más difícil para dichas empresas. Por este motivo, la Comisión Europea presenta una estrategia destinada a mejorar el acceso de las PYME a la financiación, consistente en un plan de acción de la UE que incluye un mayor apoyo financiero a través del presupuesto de la UE y del Banco Europeo de Inversiones, y una propuesta de reglamento que establece normas uniformes en materia de comercialización de los fondos de capital riesgo.

Merced al nuevo reglamento, los inversores de capital riesgo podrán captar fondos más fácilmente en toda Europa en beneficio de las empresas de nueva creación. El planteamiento es simple: siempre y cuando cumplan una serie de requisitos, todos los gestores de fondos admisibles pueden captar capital en el conjunto de la UE bajo la denominación de «fondo europeo de capital riesgo». Ya no tendrán que satisfacer complejos requisitos que difieren en función de cada Estado miembro. Con el establecimiento de un código normativo único, los fondos de capital riesgo podrán atraer más compromisos de inversión de capital y desarrollarse.

Además de las medidas presentadas la pasada semana, que incluyen nuevas garantías financieras por valor de 1 400 millones de euros en el marco del Programa de Competitividad de las Empresas y las PYME con vistas al período 2014-2020 (IP/11/1476), el Banco Europeo de Inversiones mantendrá su actividad de préstamo a las PYME a un ritmo sostenido, próximo al nivel de 10 000 millones de euros registrado en 2011.

Antonio Tajani, Vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Empresa e Industria, ha manifestado: «Facilitar el acceso de las PYME a la financiación reviste la máxima prioridad para salir de la crisis. Nuestro plan de acción pone de relieve que Europa hace cuanto está en su mano por mejorar el acceso de las PYME a la financiación. Nuestro propósito es consolidar los instrumentos financieros de que disponemos en la UE en favor de las PYME y facilitar su acceso a los mercados de capitales.».

Michel Barnier, Comisario de Mercado interior, ha declarado: «Europa necesita más capital riesgo. Al ayudar a las empresas a ser más innovadoras y competitivas, el capital riesgo creará las empresas europeas del futuro. A fin de respaldar a las empresas de nueva creación más prometedoras, los fondos de capital riesgo deben crecer y diversificar más sus inversiones. Las propuestas presentadas hoy contribuirán a desarrollar ese mercado emergente.».

Plan de acción para las PYME

La prosperidad económica de Europa depende en gran parte de que se aproveche el potencial de crecimiento de las pequeñas y medianas empresas (PYME). Estas generan más de la mitad del valor añadido total del sector no financiero de la economía y a ellas correspondía el 80 % de todos los puestos de trabajo creados en Europa en los cinco últimos años. La Comisión Europea expone en un plan de acción las diversas medidas que aplica con vistas a facilitar el acceso a la financiación de los 23 millones de PYME con que cuenta Europa y a contribuir de manera significativa al crecimiento. Las medidas normativas y de otra índole propuestas van encaminadas a preservar el flujo de créditos a las PYME y mejorar su acceso a los mercados de capitales, aumentando la visibilidad entre los inversores de los mercados de PYME y las participaciones en PYME y reduciendo los requisitos administrativos y reglamentarios.

Capital riesgo en favor de las PYME

El capital riesgo, que ofrece financiación a las empresas en una fase inicial, constituye una importante fuente de inversión a largo plazo para las PYME de nueva creación y de carácter innovador. No obstante, al ser los fondos de reducidas dimensiones y poder aportar solo un escaso volumen de capital, no han podido desempeñar un papel más importante en la financiación de nuevas empresas. Como consecuencia de ello, las PYME siguen dependiendo de los préstamos bancarios a corto plazo. Sin embargo, en el contexto de la actual crisis, caracterizado por una disminución de los créditos concedidos a la economía real, acceder a ese tipo de préstamo puede resultar sumamente difícil para dichas empresas.

Los datos analizados por la Comisión muestran que una empresa que cuenta con inversores de capital riesgo a largo plazo obtiene mejores resultados que una que se ve obligada a recurrir a financiación bancaria a corto plazo. Este hecho se explica, en general, por el riguroso control que los fondos de capital riesgo efectúan antes de invertir en una empresa. Ahora bien, el fondo medio de capital riesgo en Europa es pequeño y dista mucho de alcanzar las dimensiones óptimas para desarrollar una estrategia de inversión diversificada que pueda realizar una aportación significativa de capital a las diversas empresas y tener así una incidencia real. En tanto que el fondo medio de capital riesgo en la Unión Europea dispone de unos 60 millones de euros, esos mismos fondos en Estados Unidos cuentan, en promedio, con 130 millones de euros1. Los estudios económicos llevados a cabo muestran que los fondos de capital riesgo pueden ser verdaderamente decisivos para los sectores en los que invierten una vez alcanzan una dimensión aproximada de 280 millones de euros2. Por otra parte, entre 1999 y 2005, los fondos de capital riesgo de EE.UU. invirtieron en promedio 4 millones de euros en cada empresa, mientras que los de la UE solo pudieron movilizar una inversión media de 2 millones de euros por empresa. Asimismo, entre 2003 y 2006, las inversiones de capital en la fase inicial ascendían, en promedio, a 2,2 millones de euros por empresa en EE.UU., en tanto que, en la UE, representaban una media de 400 000 euros por empresa3.

El crecimiento de los fondos de capital riesgo redunda en una mayor disponibilidad de capital para cada empresa y permitirá a los fondos especializarse en determinados sectores, tales como informática, biotecnología o atención sanitaria. A su vez, ello ayudará sin duda a las PYME a ser más competitivas en el mercado mundial.

Véase también MEMO/11/879

Para más información:

http://ec.europa.eu/enterprise/policies/finance/index_en.htm

Elementos clave de la propuesta sobre el capital riesgo:

  • La propuesta establece un código normativo único y homogéneo que regulará la comercialización de fondos bajo la denominación de «fondo europeo de capital riesgo». Un fondo europeo de capital riesgo viene definido por tres criterios esenciales: 1) invierte el 70 % del capital comprometido por sus patrocinadores en PYME; 2) las inversiones en estas PYME se realizan en fondos propios o cuasi fondos propios (es decir: aportan «capital fresco»); y 3) no recurre al apalancamiento (es decir: el fondo no invierte más capital del comprometido por los inversores, por lo que no se endeuda). Todos los fondos que operen bajo esta denominación deben atenerse a normas y criterios de calidad uniformes (entre ellos, requisitos de información a los inversores y requisitos operativos) al captar recursos en el conjunto de la UE. El código normativo único garantizará que los inversores sepan exactamente qué compran al invertir en fondos europeos de capital riesgo.

  • La propuesta establece un planteamiento uniforme en relación con las categorías de inversores que podrán aportar capital a un fondo europeo de capital riesgo. Los inversores admisibles serán inversores profesionales, según se definen en la Directiva de 2004 relativa a los mercados de instrumentos financieros (MiFID - véase IP/04/546), y algunos otros inversores tradicionales en el ámbito del capital riesgo (como personas con grandes fortunas o inversores providenciales). Las normas uniformes relativas a los inversores de capital riesgo asegurarán que la comercialización pueda adaptarse a las necesidades de tales categorías de inversores.

  • El reglamento ofrecerá a todos los gestores de fondos de capital riesgo que cumplan los oportunos requisitos un pasaporte europeo de comercialización, que les permitirá llegar a los inversores admisibles de toda la UE. Se introduce así una mejora notable con respecto a las normas vigentes en el ámbito de la gestión de activos, en particular la Directiva de 2011 sobre los gestores de fondos de inversión alternativos (véase MEMO/10/572), dado que el pasaporte que ofrece esta última solo se refiere a los gestores que administran activos por un valor superior al umbral de 500 millones de euros. Además, las normas de la Directiva sobre los gestores de fondos de inversión alternativos crean un marco jurídico orientado, por lo general, a los fondos de inversión libre y las empresas de capital inversión, y resultan menos adecuadas para el típico fondo de capital riesgo, que requiere un régimen específico.

Próximas etapas:

La propuesta relativa al capital riesgo se transmite ahora al Parlamento Europeo y al Consejo (Estados miembros) para su negociación y adopción con arreglo al procedimiento de codecisión.

Véase también MEMO/11/880

Para más información:

http://ec.europa.eu/internal_market/investment/venture_capital_en.htm

Personas de contacto:

Chantal Hughes (+32 2 296 44 50)

Carlo Corazza (+32 2 295 17 52)

Carmel Dunne (+32 2 299 88 94)

Sara Tironi (32 2 299 0403)

1 :

Josh Lerner, Yannis Pierrakis, Liam Collins y Albert Bravo Biosca: Atlantic Drift - Venture Capital performance in the UK and the US, Informe de investigación, junio de 2011, véase el apdo. 4.1.

2 :

Ídem

3 :

K. Raade y C.T. Machado: Recent developments in the European private equity markets, Economic papers 319, abril de 2008.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website