Navigation path

Left navigation

Additional tools

COMISIÓN EUROPEA – COMUNICADO DE PRENSA

Ayudas estatales: al margen de las ayudas relacionadas con la crisis, el Marcador muestra una tendencia estable a menos ayudas, más selectivas

Bruselas, 1 de diciembre de 2011 – Según el Marcador de ayudas estatales de otoño de la Comisión Europea, el volumen de ayudas públicas al sector financiero recibido realmente por los bancos entre octubre de 2008 y el 31 de diciembre de 2010 ascendió a unos 1,6 billones de euros (el 13 % del PIB). La mayor parte (74 %) adoptó la forma de garantías estatales sobre la financiación mayorista de los bancos (véanse más cifras a continuación). La Comisión ha prorrogado hoy el régimen de ayudas estatales en tiempos de crisis para los bancos, pero ha aclarado sus normas en materia de remuneración de recapitalizaciones y revisado las relativas a las comisiones por las garantías de financiación interbancaria, con el fin de garantizar que se remunere adecuadamente al Estado (véase IP/11/1488).

Las ayudas a la economía real, con arreglo a las normas temporales en tiempo de crisis, descendieron hasta 11 700 millones de euros en 2010, un descenso de casi el 50 % en relación con 2009, lo que refleja un escaso índice de utilización y las restricciones presupuestarias de la mayoría de los Estados miembros. Por consiguiente, la Comisión no propone prorrogar el Marco Temporal ya que las normas habituales en materia de ayudas estatales, es decir, fomentar la inversión en capital riesgo, mejorar la eficiencia energética o ayudar a las pequeñas y medianas empresas (PYME), también son adecuadas en esta coyuntura. El seguro de crédito a la exportación a corto plazo destinado a paliar las deficiencias de mercado sigue vigente y la subvención única por importe de 500 000 euros por empresa fue sustituida ya en 2010 por la norma de minimis habitual.

En 2010 el total de las ayudas no destinadas a la crisis permaneció estable en 73 800 millones de euros, o sea, el 0,6 % del PIB, y siguió centrándose en objetivos horizontales menos distorsionadores como las ayudas a la investigación e innovación, y a la protección del medio ambiente y la facilitación de capital riesgo a las PYME. El Marcador pone también de manifiesto que los Estados miembros recuperan con mayor rapidez las ayudas ilegales, con un 82 % (unos 12 000 millones de euros) recuperado a finales de junio de 2011, gracias a la acción de la Comisión y también probablemente a la presión para que se saneen las finanzas públicas.

«La condición esencial para desconectar los equipos de soporte vital entre el Estado y el sector financiero es resolver la crisis de la deuda soberana. Nuestro análisis muestra que, gracias a nuestro control de las ayudas estatales, el soporte cumplió su función de proteger la estabilidad económica y financiera sin que, hasta el momento, se hayan ocasionado daños irreparables a la competencia y al mercado único» ha declarado el Vicepresidente de la Comisión y Comisario de política de competencia, Joaquín Almunia, que ha añadido: «Estoy decidido a volver a las normas habituales tan pronto como las condiciones lo permitan y a garantizar que las ayudas recibidas por los bancos y la economía real se destinen a potenciar el crecimiento y la creación de empleo».

Ayuda a los bancos

Entre 2008 y el 31 de diciembre de 2010, se utilizaron realmente 1,608 billones de euros en apoyo de las instituciones financieras.

La ayuda constaba de medidas de ayuda a la liquidez de los bancos:

  • 1,199 billones de euros (9 % del PIB) en concepto de garantías públicas sobre la financiación de los bancos y otras medidas (a corto plazo) de apoyo a la liquidez;

y, por otra parte, de medidas destinadas a apoyar su solvencia:

  • 409 000 millones de euros (3 % del PIB) en calidad de medidas de recapitalización y tratamiento de activos deteriorados.

Tres Estados miembros absorbieron casi el 60 % de la ayuda total utilizada: Irlanda (25 %), Reino Unido (18 %) y Alemania (15 %).

Ayudas concedidas a la economía real – Marco Temporal

Con el fin de minimizar el impacto de la contracción de las condiciones de crédito, los Estados miembros también concedieron ayudas a la economía real al amparo del Marco Temporal adoptado por la Comisión a finales de 2008. La principal medida de ayuda fue la concesión de una subvención única de hasta 500 000 euros por empresa, que fue eliminada en 2010. A ello siguieron intereses bonificados para préstamos o garantías, la rebaja de intereses para las inversiones respetuosas con el medio ambiente y las ayudas de capital riesgo.

Entre diciembre de 2008 y el 1 de octubre de 2011, los Estados miembros ofrecieron 82 900 millones de euros al amparo del Marco Temporal. El importe total utilizado en 2009 fue de 21 000 millones de euros, mientras que en 2010 solo ascendió a 11 700 millones de euros. Ello indica que en cierta medida se disponía de financiación de mercado.

Tendencias a largo plazo en las ayudas no relacionadas con la crisis

Las ayudas no relacionadas con la crisis permanecieron estables en 73 700 millones de euros, lo que supone el 0,6 % del PIB. Las ayudas a la industria y los servicios ascendieron a 61 000 millones de euros o el 0,5 % del PIB. De este importe el 85 % se destinó a la consecución de objetivos transversales de interés común. Se ha de destacar que la Comisión prestó mayor atención a las ayudas de desarrollo regional, investigación y protección ambiental. Estas medidas no solo son menos distorsionadoras de la competencia, sino que también contribuyen a alcanzar los objetivos de un crecimiento inteligente, sostenible e integrador de la Estrategia Europa 2020.

Las reformas introducidas en el Plan de Acción en el ámbito de las ayudas estatales 2005-2008 (véase IP/05/680) también han seguido dando frutos. Casi el 90 % de la ayuda total se concede mediante exenciones por categorías o regímenes (véanse IP/06/1765 y IP/08/1110). Una vez aprobadas por la Comisión, estas medidas generales autorizan a los Estados miembros a conceder ayudas a las distintas empresas sin la supervisión de la Comisión, dando a los Estados miembros un alto grado de flexibilidad y escasa carga administrativa, al tiempo que los criterios de compatibilidad velan por que haya igualdad de condiciones en el mercado interior. Solo el 11,5 % de la ayuda total se evalúa individualmente.

El Marcador pone también de manifiesto que a finales de junio de 2011 aproximadamente el 82 % o en torno a 12 000 millones de euros del importe total de ayudas ilegales e incompatibles había sido devuelto por los beneficiarios al Estado que las había concedido. Ello supone una mejora significativa en comparación con la situación de finales de 2004, cuando solo se había recuperado el 25 %.

El Marcador, que incluye anexos, estadísticas e indicadores, puede consultarse en el siguiente enlace:

http://ec.europa.eu/comm/competition/state_aid/studies_reports/studies_reports.html

Personas de contacto :

Amelia Torres (+32 2 295 46 29)

Maria Madrid Pina (+32 2 295 45 30)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website