Navigation path

Left navigation

Additional tools

Un informe revela el impacto globalmente positivo de la movilidad de los trabajadores búlgaros y rumanos sobre la economía de la UE

European Commission - IP/11/1336   11/11/2011

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

Comisión Europea – Comunicado de prensa

Un informe revela el impacto globalmente positivo de la movilidad de los trabajadores búlgaros y rumanos sobre la economía de la UE

Bruselas, 11 de noviembre de 2011 - Un nuevo informe publicado hoy por la Comisión Europea pone de manifiesto el papel globalmente positivo que han jugado los trabajadores móviles de Bulgaria y Rumanía (UE-2) en las economías de los países de acogida. Dichos trabajadores han contribuido a enriquecer el abanico de competencias y a cubrir los puestos vacantes en sectores y profesiones con escasez de mano de obra como la construcción, el servicio doméstico y la hostelería y restauración. Las estimaciones muestran asimismo un impacto positivo de la libre circulación de los trabajadores búlgaros y rumanos sobre el PIB de la UE a largo plazo, con un incremento en torno al 0,3 % para los países de la UE-27 (0,4 % para los de la UE-15). Los estudios también muestran que no ha habido repercusiones importantes en el desempleo o los salarios de los trabajadores locales en los países de acogida. En la UE-15 los estudios muestran que los salarios solo son como media un 0,28 % inferiores a los que habrían sido sin la movilidad de los trabajadores de los países de la UE-2. El informe destaca asimismo que no está demostrado que los ciudadanos móviles se beneficien de las prestaciones de manera desproporcionada dentro de la UE y que los efectos de los flujos recientes sobre las finanzas públicas nacionales son insignificantes o positivos.

En una charla con periodistas, aprovechando una conferencia en Viena, László Andor, Comisario de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la UE, subrayó los efectos positivos de la movilidad y afirmó que «desplazarse de un país a otro ofrece verdaderas oportunidades y beneficios económicos tanto para los países de acogida como para la UE en su conjunto. La movilidad geográfica depende en gran medida de las tendencias de la economía y de dónde se encuentran los puestos de trabajo». Expresó asimismo que desea firmemente ver desaparecer todas las restricciones al acceso al mercado laboral y añadió: «Restringir la libre circulación de trabajadores en Europa no es la respuesta a los altos niveles de desempleo. Lo que debemos hacer es centrar realmente nuestros esfuerzos en crear nuevas oportunidades de empleo».

La movilidad posterior a la ampliación puede tener ciertos costes económicos y sociales para los países de acogida y también para los países de origen, que pierden capacidad productiva. No obstante, la Comisión considera que si bien una parte de estos costes se puede reducir temporalmente restringiendo la movilidad laboral, a largo plazo hay que abordar los desequilibrios del mercado de trabajo a través de políticas específicas.

Está demostrado que las disposiciones transitorias han tenido un efecto limitado sobre la distribución de la movilidad en la UE y que los flujos se ven influidos en mayor medida por factores como la demanda de mano de obra o el conocimiento de idiomas. La experiencia de la ampliación de 2004 demostró igualmente que restringir la libre circulación de trabajadores puede tener efectos negativos, como el aumento del trabajo no declarado.

Los destinos principales de los trabajadores móviles procedentes de Bulgaria y Rumanía han sido Italia y España y hay datos que indican que, a fines de 2010, había dos veces más búlgaros y rumanos (2,9 millones) residiendo en UE-25 que en el año 2006. Al mismo tiempo, en términos relativos, los ciudadanos de UE-2 que residen en un Estado miembro de UE-25 no representan más que el 0,6 % de su población total. Las mayores proporciones las registran Chipre (4,1%), España (2,2 %) e Italia (1,8 %). Por otra parte, la tasa de empleo de UE-2 (63 %) es similar a la de UE-25 (65 %). Sin embargo, desde que comenzó la desaceleración económica, los ciudadanos de UE-2 recientemente llegados tienen más dificultades para encontrar un puesto de trabajo: alrededor de un 16 % estaba sin trabajo en 2010, en comparación con el 9 % de 2007. Lo que está claro es que los trabajadores móviles de UE-2 recientemente llegados han jugado un papel muy poco importante en la crisis del mercado de trabajo, que es una consecuencia directa de la crisis económica y financiera, y de los problemas estructurales del mercado de trabajo.

El informe de la Comisión servirá como base para la revisión que llevará a cabo el Consejo sobre el funcionamiento en la práctica de las disposiciones transitorias relativas a la libre circulación de los trabajadores búlgaros y rumanos.

Contexto

El Acta de Adhesión de 2005 autoriza a los Estados miembros de UE-25 a restringir temporalmente la libertad de acceso a sus respectivos mercados de trabajo de los trabajadores originarios de Bulgaria y Rumanía con objeto de prepararse para la plena movilidad laboral en la UE. El periodo global de transición de siete años se divide en tres fases:

Primeros dos años: la legislación nacional de los otros Estados miembros regula el acceso de los trabajadores originarios de Bulgaria y Rumanía a sus respectivos mercados de trabajo.

Tres años siguientes: los Estados miembros pueden prolongar la aplicación de sus medidas nacionales previa notificación a la Comisión antes de que expire la primera fase, en caso contrario, pasará a aplicarse la legislación de la UE que garantiza la libre circulación de trabajadores.

Últimos dos años: un Estado miembro que siga manteniendo medidas nacionales al final de la segunda fase, puede, en caso de perturbación grave o de riesgo de perturbación grave de su mercado de trabajo, y previa notificación a la Comisión, seguir aplicando dichas medidas hasta que finalice el periodo de siete años que sigue a la fecha de adhesión.

Durante el periodo de siete años, una cláusula de salvaguardia permite a un Estado miembro volver a establecer restricciones sobre el acceso al mercado de trabajo si existen graves perturbaciones de dicho mercado o si hay riesgo de que se produzcan.

La actual segunda fase de las disposiciones transitorias finalizará en diciembre de 2011. Diez Estados miembros (BE, DE, IRL, FR, IT, MT, NL, AT, LU y UK) siguen restringiendo actualmente el acceso de los trabajadores originarios de Bulgaria y Rumanía. Y podrán mantener las restricciones después del 31 de diciembre de 2011 a condición de notificar a la Comisión antes de esa fecha una grave perturbación (o riesgo de que se produzca) del mercado de trabajo. Los trabajadores rumanos hacen frente también a restricciones de acceso al mercado laboral español tras la aprobación por parte de la Comisión Europea de la solicitud española de restringir el acceso de los trabajadores rumanos a su mercado laboral hasta el 31 de diciembre de 2012 debido a graves perturbaciones en su mercado de trabajo. (IP/11/960)

Las disposiciones transitorias dejarán de aplicarse irrevocablemente el 31 de diciembre de 2013.

Enlace al informe de la CE relativo al funcionamiento de las disposiciones transitorias sobre libre circulación de los trabajadores de Bulgaria y Rumanía:

http://ec.europa.eu/social/BlobServlet?docId=7204&langId=en

Más información: http://ec.europa.eu/social/free-movement-of-workers

Véase asimismo MEMO/11/773

Contactos:

Cristina Arigho (+32 22985399)

Maria Javorova (+32 22998903)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website