Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Unas empresas más responsables pueden fomentar un mayor crecimiento en Europa

Commission Européenne - IP/11/1238   25/10/2011

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

Comisión Europea – Comunicado de prensa

Unas empresas más responsables pueden fomentar un mayor crecimiento en Europa

Bruselas, 25 de octubre de 2011 – Un planteamiento empresarial responsable significa un crecimiento económico mayor y más sostenible, por lo que la Comisión Europea ha presentado una serie de medidas de apoyo al espíritu empresarial y la actividad económica responsable.

En primer lugar, la Iniciativa de Empresa Social contribuirá a que este sector en ascenso aproveche su potencial sin explotar. Complementa a esta iniciativa una ambiciosa estrategia de responsabilidad social de las empresas dirigida a crear un alto grado de confianza de los consumidores y a mejorar la contribución de las empresas al bienestar de la sociedad. Ambas iniciativas consolidan los esfuerzos de la Comisión por tratar asuntos sociales y medioambientales con el sector privado, lo que resulta especialmente oportuno en una coyuntura de restricciones en los presupuestos públicos.

La Comisión también va a proponer la mejora de la transparencia y el fomento de las actividades económicas sostenibles entre las multinacionales. Las empresas mineras y forestales tendrán que ser más abiertas en lo relativo a los impuestos, cánones y primas que pagan en todo el mundo.

Por último, la Comisión va a proponer que se simplifiquen las normas de contabilidad para las PYME, lo que les puede permitir ahorrar hasta 1 700 millones de euros al año. Las propuestas reducirán también las onerosas obligaciones de notificación de las empresas que cotizan en bolsa, incluidas las PYME, lo que aumentará los ahorros de costes.

En palabras del Vicepresidente de la Comisión y Comisario de Industria y Emprendimiento, Antonio Tajani, «este conjunto de medidas redunda en interés tanto de las empresas como de la sociedad europea en general. Reduce las cargas administrativas de las pequeñas y medianas empresas y sienta las bases de una economía social de mercado fuerte y dinámica a medio y largo plazo».

Según ha declarado Michel Barnier, Comisario de Mercado Interior, «las empresas sociales constituyen uno de los sectores con potencial sin aprovechar en nuestro mercado único. Este tipo de empresas constituye un buen ejemplo de un planteamiento de negocio responsable y contribuye al mismo tiempo al crecimiento y el empleo. Sin embargo, necesitamos velar por que todas las empresas, y no solo las sociales, tengan en cuenta seriamente su incidencia en la sociedad en general. Este es el motivo por el que deseo que las grandes multinacionales, sobre todo las de los sectores minero y forestal, sean más abiertas en lo relativo a lo que pagan a las administraciones en todo el mundo».

László Andor, Comisario de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión, ha comentado lo siguiente: «La actividad empresarial socialmente responsable responde al convencimiento de que la crisis no es solo económica y financiera, sino también ética. Las empresas no siempre se atienen a valores tales como la solidaridad, la sostenibilidad, la inclusión y la integridad y, en mi opinión, nuestras economías han sufrido a consecuencia de ello. Por eso, las empresas sociales y la responsabilidad social de las empresas pueden tener un efecto decisivo y contribuir así a los objetivos de Europa 2020 de más empleo y crecimiento».

Elementos clave del conjunto de normas:

Fomento de las actividades económicas sostenibles:

Para aumentar la transparencia de los pagos de las industrias extractivas y madereras a las administraciones de todo el mundo, la Comisión ha propuesto la introducción de un sistema de información desglosada por países (country-by-country reporting, CBCR).

Este sistema se aplicará a las grandes empresas privadas de la UE que coticen en bolsa en la Unión y cuyas actividades pertenezcan a los sectores del gas, los hidrocarburos, las minas o la explotación de bosques. El concepto de CBCR es distinto al de elaboración periódica de informes financieros, ya que presenta la información financiera correspondiente a cada país en que opera una empresa en vez de una sola serie de datos mundiales. La información sobre impuestos, cánones y primas que una multinacional paga a la administración del país de acogida indicará la incidencia de dicha compañía en los países donde esté implantada. Este planteamiento más transparente estimulará las empresas más sostenibles. A fin de abarcar los diversos tipos de empresas activas en esos sectores en el marco del sistema CBCR, la Comisión va a proponer una revisión de la Directiva sobre transparencia (2004/109/CE), de manera que cubra las empresas que cotizan en bolsa, y las Directivas sobre contabilidad (78/660/CEE y 83/349/CEE), para que abarquen las grandes empresas que no cotizan en bolsa.

Además, la revisión propuesta de Directiva sobre transparencia impedirá que los inversores se hagan secretamente con una participación de control en una empresa cotizada en bolsa («titularidad oculta»). Estas prácticas pueden dar lugar a situaciones de abuso del mercado, a un bajo nivel de confianza de los inversores y a la alteración de las intenciones de estos. Con arreglo a la propuesta de la Comisión, los inversores tendrán que notificar todos los instrumentos financieros que tienen el mismo efecto económico que la posesión de acciones.

La Comunicación de la Comisión sobre la responsabilidad social de las empresas, que brinda una definición modernizada de este concepto guardando la coherencia con las directrices y principios reconocidos internacionalmente. Sirve de estrategia que permita a las empresas aprovechar más eficazmente su potencial. Su objetivo es mejorar la confianza en las empresas, para lo cual pondrá en marcha también en 2013 un premio europeo a la responsabilidad social de las empresas y creará plataformas en la materia con diversas partes interesadas en una serie de sectores industriales pertinentes.

Facilitación del espíritu socioempresarial:

Las empresas sociales son aquellas que ejercen un impacto social positivo y cuyos objetivos empresariales son también sociales, no solo maximizar los beneficios. Hoy en día, la economía social representa el 10 % de las empresas europeas y da trabajo a más de 11 millones de asalariados. La Iniciativa de Empresa Social incluye una serie de medidas encaminadas a apoyar su mayor desarrollo. Propone maneras de mejorar el acceso de las empresas sociales a la financiación (incluida la financiación de la UE mediante los Fondos Estructurales y la creación futura de un instrumento financiero que proporcione fondos de inversión social e intermediarios financieros con instrumentos de capital, deuda y riesgo compartido), medidas para aumentar la visibilidad y un entorno normativo simplificado, incluida una futura propuesta de Estatuto de la Fundación Europea, la próxima revisión de las normas en materia de contratación pública y ayudas estatales a los servicios sociales y locales.

Reducción de la burocracia para las PYME:

Al proponer la modificación de las Directivas sobre contabilidad (78/660/CEE y 83/349/CEE), la Comisión persigue reducir la carga administrativa de las pequeñas empresas. Simplificar la elaboración de estados financieros los hará más comparables, claros y fáciles de entender. También facilitará a los usuarios de estados financieros, tales como accionistas, bancos y proveedores, entender mejor el rendimiento de la empresa y su situación financiera. El ahorro potencial de costes para las PYME se estima en 1 700 millones de euros al año.

Además, con arreglo a la revisión propuesta de la Directiva sobre transparencia (2004/109/CE), las empresas que cotizan en bolsa, incluidos los pequeños y medianos emisores, dejarán de estar obligadas a publicar información financiera trimestral, lo que contribuirá a generar nuevos ahorros y a desalentar el cortoplacismo en los mercados financieros.

Próximos pasos:

El conjunto de propuestas en favor de unas empresas más responsables sucede al Acta del Mercado Único (véase IP/11/469), en la que la Comisión establece doce elementos de relanzamiento del mercado único de cara a 2012 para un crecimiento sostenible, inteligente e integrador. Dos de las medidas fundamentales definidas se referían a la creación y fomento de microempresas y pequeñas empresas, mediante una regulación inteligente y la reducción de la burocracia, y a la creación de un entorno que favorezca el desarrollo del espíritu socioempresarial.

Las propuestas de revisión de las Directivas sobre contabilidad y de la Directiva sobre transparencia se someterán ahora al examen del Parlamento Europeo y del Consejo de Ministros de la UE para su adopción. La Comunicación sobre el empresariado social constituye el punto de partida de una serie de iniciativas legislativas y no legislativas que se sucederán a lo largo de los dos próximos años. Habrá una primera oportunidad para hablar de ellas con las partes interesadas en la conferencia sobre la economía social y las empresas sociales que se celebrará en Bruselas el 18 de noviembre de 2011 bajo el auspicio de la Comisión Europea.

Para más información:

Véase MEMO/11/730, MEMO/11/732, MEMO/11/734 y MEMO/11/735

http://ec.europa.eu/internal_market/smact/index_es.htm

http://ec.europa.eu/internal_market/social_business/index_en.htm

Personas de contacto:

Chantal Hughes (+32 2 296 44 50)

Carlo Corazza (+32 2 295 17 52)

Cristina Arigho (+32 2 298 53 99)

Catherine Bunyan (+32 2 299 65 12)

Maria Javorova (+32 2 299 89 03)


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site