Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Consumidores: la Comisión Europea emprende una acción legal para hacer cumplir el sistema de protección del tiempo compartido

Commission Européenne - IP/11/1095   29/09/2011

Autres langues disponibles: FR EN DE LT PL SL

Comisión Europea – Comunicado de prensa

Consumidores: la Comisión Europea emprende una acción legal para hacer cumplir el sistema de protección del tiempo compartido

Bruselas, 29 de septiembre de 2011: la Comisión Europea ha decidido interponer una acción legal contra España, Polonia, Eslovenia y Lituania para garantizar que los consumidores se beneficien de la protección del aprovechamiento por turno de bienes de uso turístico que les proporcionan las normas de la UE (Directiva 2008/122/CE). Mientras tanto, los casos contra otros diez Estados miembros ya han sido cerrados, después de que los países afectados incorporaran recientemente la Directiva a sus ordenamientos internos. Las normas de la UE (Directiva sobre tiempo compartido) proporcionan una protección elevada a los consumidores frente a los contratos no deseados de aprovechamiento por turno de bienes de uso turístico – acuerdos de duración superior a un año en virtud de los cuales un consumidor adquiere el derecho a utilizar un alojamiento como, por ejemplo, un apartamento en un centro turístico durante ciertos períodos.

«La UE ha adoptado estas normas comunes para proteger a sus ciudadanos frente a los contratos no deseados de aprovechamiento por turno de bienes de uso turístico y otros contratos similares», ha declarado la Comisaria de Justicia de la UE, Viviane Reding. «Los Estados miembros han tenido más de dos años para hacer los deberes. Es muy lamentable que algunos de ellos, incluida España, que es uno de los principales destinos turísticos y organizadora de un importante mercado del tiempo compartido, siga sin proporcionar la protección requerida a nuestros ciudadanos.»

Todos los Estados miembros debían transponer la nueva Directiva sobre tiempo compartido en sus ordenamientos jurídicos nacionales antes del 23 de febrero de 2011. Toda vez que 14 Estados miembros (Bélgica, Chipre, República Checa, Finlandia, Hungría, Italia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, España y Suecia) no transpusieron a su debido tiempo la Directiva, la Comisión Europea inició el 17 de marzo de 2011 procedimientos de infracción contra ellos

Diez de estos Estados miembros han comunicado desde entonces a la Comisión que han adoptado las medidas de transposición necesarias. Sin embargo, España, Polonia, Eslovenia y Lituania no han notificado aún a la Comisión la adopción de ninguna medida. Por consiguiente, la Comisión ha decidido enviarles dictámenes motivados en los que les insta a cumplir la Directiva en el plazo de dos meses.

Una vez que todos los Estados miembros hayan notificado sus disposiciones de transposición, la Comisión procederá a una evaluación exhaustiva de la calidad global y la conformidad de la transposición.

Antecedentes

Con arreglo a la Directiva, los operadores mercantiles deben facilitar información detallada a los consumidores con tiempo suficiente antes de que el consumidor se obligue por un contrato, información que incluirá el precio que debe abonar, la descripción del producto, el periodo exacto y la duración de la estancia a que el consumidor tiene derecho en virtud del contrato. Esta información debe facilitarse en la lengua del consumidor, si este lo desea.

La Directiva también garantiza que los consumidores podrán desistir del contrato en un plazo de reflexión de catorce días naturales y que los comerciantes no podrán exigirles ninguna forma de depósito o pago anticipado durante este período. Antes de la conclusión del contrato, el comerciante está obligado a informar al consumidor de que dispone del derecho de desistimiento, del plazo de desistimiento y de la prohibición del pago de anticipos durante el plazo de desistimiento.

La protección que ofrece la Directiva se aplica también a productos y contratos que se han desarrollado para evitar la aplicación de la anterior Directiva sobre tiempo compartido, que se remonta a 1994. Por ejemplo, la nueva Directiva también se aplica a los contratos de aprovechamiento por turno de bienes de uso turístico de una duración inferior a tres años y a los productos en los que el consumidor puede emplear, para fines de alojamiento, diferentes tipos de bienes muebles (como, por ejemplo, barcos de crucero, caravanas o barcazas).

La actual Directiva también regula los contratos de reventa y los contratos relativos a productos vacacionales de larga duración. Los Estados miembros están obligados a informar a los consumidores de la ley nacional de transposición de la Directiva, así como a adoptar sanciones adecuadas contra los comerciantes que incumplan las normas. Los Estados miembros deben fomentar asimismo el desarrollo de procedimientos de recurso y de reclamaciones extrajudiciales adecuados y eficaces para la solución de litigios de los consumidores.

Más información:

MEMO/11/646

Comisión Europea – normativa de consumo: Travel and timeshare

http://ec.europa.eu/justice/consumer-marketing/travel/index_en.htm

Página inicial de la Vicepresidenta Viviane Reding, Comisaria de Justicia de la UE:

http://ec.europa.eu/reding

Contacts :

Matthew Newman (+32 2 296 24 06)

Mina Andreeva (+32 2 299 13 82)


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site